miércoles, 17 de enero de 2018

“Palabra profética para el 2018: ¡Se abren nuevas puertas en el Espíritu para usted!”


Por Doug Addison

Pude oír al Señor que decía: “Prepárate para las promociones y para que las cosas comiencen a ocurrir rápidamente en este año”.

Isaías 60:22 dice: “… Yo soy el Señor; cuando llegue el momento, actuaré sin demora”.

Muchas personas estuvieron esperando que Dios se moviera en sus vidas y trajera un avivamiento tan necesario al mundo. Prepárese para que las cosas comiencen a alinearse como nunca antes. Espere oír la voz de Dios con mucha más claridad, mientras es llamado hacia un nuevo nivel de apertura y madurez.

“Prepárese para una aceleración repentina, porque la estación espiritual está cambiando ahora. Muchas personas atravesaron tiempos de dificultad, pero ahora vienen tiempos mejores”

La atmósfera espiritual está muy madura para producir algo nuevo. Dios se está moviendo y preparando todo para un avivamiento radical que comenzará primero en nuestras propias vidas. Atravesamos una estación seca donde muchas personas no vieron el cumplimiento de las palabras proféticas y las promesas de Dios. Espere que el Señor le entregue instrucciones.

Encontrándose este año con el Cielo
El velo entre el Cielo y la Tierra ahora se está abriendo mucho más. Dios nos está preparando para recibir y entregar misterios proféticos desde el Cielo. Estos misterios expandirán nuestro entendimiento sobre lo que ya está escrito en la Biblia y cómo aplicarlo a nuestras vidas hoy. Esta nueva revelación está comenzando a ocurrir ahora mismo. Dios está abriendo nuestro entendimiento a las cosas que fueron previamente selladas, porque son necesarias en este tiempo y en esta estación en la cual estamos entrando. Esto no quiere decir que abandonaremos las enseñanzas fundamentales de nuestra fe en Cristo.

Colosenses 1:25-26 dice: “De ésta llegué a ser servidor según el plan que Dios me encomendó para ustedes: el dar cumplimiento a la palabra de Dios, anunciando el misterio que se ha mantenido oculto por siglos y generaciones, pero que ahora se ha manifestado a sus santos”.

Nos encontramos en una estación donde nuestras vidas en la Tierra cambiarán radicalmente, mientras crecemos en nuestro entendimiento sobre lo que Jesús quiso decir: “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo” (Mateo 6:9-10). Ahora estamos entrando en una estación de mayor revelación e interacción con el Señor que traerán los Cielos a la Tierra de maneras nuevas y sin precedentes.

Nuevas puertas abiertas en el Espíritu
Quiero compartir parte de un encuentro que tuve donde vi gente de todo el mundo que estuvieron estancadas en tiempos pasados o no estaban seguras de avanzar. Muchos de ustedes sienten que fueron llamados a algo más, pero no vieron su manifestación… En el encuentro tuve una visión donde un ángel se presentaba con llaves de plata y soltaba las cadenas que había sobre las personas. Mientras el ángel abría las cadenas, pude ver a otro ángel que sostenía una pila de contratos y acuerdos que fueron firmados con esas restricciones. 

Estos fueron establecidos sobre personas por otros que no los comprendieron o tuvieron celos. Las cadenas y contratos retuvieron a estas personas, impidiéndoles avanzar en muchas áreas de sus vidas. La mayoría de las personas no se dieron cuenta que tenían estas restricciones. Las habían obtenido para operar dentro de los límites que se establecieron sobre ellos.

Salmo 118:15–17 dice: “Gritos de júbilo y victoria resuenan en las casas de los justos: ¡La diestra del Señor realiza proezas! ¡La diestra del Señor es exaltada! ¡La diestra del Señor realiza proezas! No he de morir; he de vivir para proclamar las maravillas del Señor”.

Repentinamente, los gritos de júbilo y victoria de las personas hicieron desaparecer el desaliento. Algunos estaban tan agotados que llegaron al punto de abandonarlo todo y querían que Dios se los llevara al Cielo. Otros estuvieron padeciendo pensamientos suicidas. ¡Pero todos estos fueron quebrados! Pude ver mientras muchas personas comenzaron a gritar y adorar a Dios. Luego el Señor se puso de pie y levantó sus manos para decir en voz alta: “¡Abran las puertas de justicia!”.

Salmo 118:19–20 dice: “Ábranme las puertas de la justicia para que entre yo a dar gracias al Señor. Son las puertas del Señor, por las que entran los justos”.
Jesús dijo: “Cumpliré todas las promesas que te hice. Las cosas que te hablé, ahora vienen hacia tu vida. Ahora te estoy liberando de las cadenas que te retuvieron. Te estoy alineando para este nuevo tiempo de tu vida. Quédate cerca de Mí y mira cómo me muevo en medio de las tormentas. Esta es la puerta que te guía hacia la misma razón por la cual fuiste creado. Esta es la senda hacia Mi presencia que te llevará profundamente en Mi intimidad y amor”.

Salmo 118:22–23 dice: “Esto ha sido obra del Señor, y nos deja maravillados. Éste es el día en que el Señor actuó; regocijémonos y alegrémonos en él”.

“Dios nos está preparando para recibir y entregar misterios proféticos del Cielo. Estos misterios expandirán nuestro entendimiento sobre lo que ya está escrito en la Biblia y cómo aplicarlo a nuestra vida hoy”

Pude ver muchas personas que eran libres de las cadenas y restricciones del pasado, que ahora fluían a través de estas nuevas Puertas de justicia del Salmo 118. Recibieron una nueva libertad y propósito, recuperando sus fuerzas. Muchos de ellos fueron rechazados porque no encajaban. Pero ahora Dios está reuniendo a los incomprendidos y los rechazados para edificarlos en algo nuevo.

Gente llave de arco iris
Dos años atrás tuve una visión donde veía líderes apostólicos y proféticos que tenían llaves de autoridad sobre ciudades y regiones, pero abandonaron su llamado o se volvieron juzgadores. Pude ver ángeles que recorrían toda la Tierra para reunir a estas llaves y reasignándolas a gente que estaba lista para usarlas para los nuevos propósitos del Reino de Dios. (Escribí sobre esto en mi libro Predicciones proféticas, en las páginas 72–73).

Pocos años atrás tuve un sueño profético sobre un ángel llave. En el sueño recibía una llave antigua y una llave arco iris, pero ambas eran lisas y no podrían abrir nada hasta que fueran cortadas. Dios me habló que en el tiempo justo las llaves serían usadas para abrir algo nuevo en el espíritu.

El 15 de Diciembre de 2017 tuve un encuentro donde fui trasladado hacia el sueño que tuve con el ángel llave y las llaves lisas. Ahora estaba de pie sobre una montaña elevada y había una cerrajería con un ángel dentro. El ángel operaba la máquina de llaves del Cielo. Le entregué las dos llaves lisas al ángel y las cortó en la máquina, luego me las devolvió.

El Señor dijo: “La llave antigua representa los misterios y la revelación para el próximo avivamiento que estuvo reservado para este tiempo. La llave con los colores del arco iris es la unción y el llamado para alcanzar a la gente nueva del arco iris”. El Movimiento de la Gente de Jesús en 1970 fue para la gente del arco iris, porque eran hippies. Pero el nuevo Movimiento de la Gente de Jesús que está surgiendo, será para la gente del arco iris. Son las personas con muchos colores y con características inusuales. Así como ocurrió con los hippies del primer Movimiento de la Gente de Jesús, serán rechazados y considerados impuros por la mayoría de la Iglesia.

El Señor dijo: “La nueva gente del arco iris y el nuevo Movimiento de la Gente de Jesús serán como las ovejas marginadas de Ezequiel 34 que fueron expulsadas por la Iglesia. Estos son los gays y lesbianas, la gente de la Nueva Era, los tatuados y los que tienen piercings, y los amantes de los vampiros y los zombies. Este movimiento incluirá a las mujeres, a las minorías y a todos los que fueron tratados injustamente”.

Nuevo Movimiento de la gente del arco iris
Durante estos encuentros en Diciembre, el Señor me dijo que el Viento de Cambio vendría antes este año y soplaría las cosas para ponerlas en su lugar. El ángel Viento de Cambio normalmente viene en Marzo, pero se está moviendo por toda la Tierra ahora mismo. Dios se moverá por el sur de California de una manera diferente, esto impactará todo el mundo, así como ocurrió con el Movimiento de la Gente de Jesús que se originó en San Francisco, pero no despegará hasta que venga al sur de California. Este avivamiento no es exclusivo para California, pude ver llaves de avivamiento que se soltaban por todo el mundo. ¡Espere ver que algo ocurra en su ciudad!

El nuevo movimiento de la gente del arco iris se soltó originalmente el año pasado en San Francisco, pero las fortalezas y los espíritus de control no permitieron que el avivamiento comenzara allí. Yo sostenía dos llaves de avivamiento y el Señor me dijo que entregara una en San Diego y la otra en Los Ángeles. Hice esto el fin de semana en la víspera de Año Nuevo. Ocurrió algo poderoso e histórico y veremos el inicio de algo asombroso.

Cambio de estación
Prepárese para una aceleración repentina, mientras cambia ahora la estación espiritual. Mucha gente atravesó tiempos difíciles, pero ahora vienen tiempos mejores. Estamos entrando en una estación de excitación, gozo y felicidad. Los que sembraron con lágrimas, cosecharán con gritos de gozo. ¡Están fluyendo la sabiduría y la revelación de Dios!

Bendiciones,
Doug Addison
(www.elijahlist.com)


“Como José, viene en camino el tiempo de la manifestación repentina de su destino”


Por Wendy Alec

Cuando José estuvo en prisión
Ninguno de nosotros, hasta que alcancemos el cielo, conoceremos o comprenderemos las circunstancias que tuvo que atravesar José. Imagine, se le prometió que su don de interpretación de sueños sería recordado y mencionado ante el faraón, pero luego el emisario se olvidó de esa promesa.

Tuvo que continuar sin tener idea del tiempo que estaría confinado en cautividad. Esto fue así desde que fue arrojado en la cisterna por sus hermanos. Su túnica multicolor era un regalo de su padre y significaba el destino increíble y tremendo sobre su vida, representaba el manto que Dios le entregó y le impartió.

Muchos de nosotros nos encontramos en situaciones similares, posicionados o ceñidos a lo que sentimos como nuestro último aliento. Estamos caminando un pie delante del otro, preguntándonos cada día: “¿Será hoy? ¿Será este el día de la liberación, cuando se manifestarán todas las promesas y las salidas repentinas de Dios?”.

Nos despertamos en la mañana y una vez más, la cautividad sigue allí. Entonces clamamos a Dios por su gracia infinita. Clamamos al Padre por más coraje y más fuerzas para enfrentar (y atravesar continuamente) esas cosas en nuestra vida. Las cosas en lo natural amenazan aplastar nuestras almas, aún así, damos un paso más y volvemos a respirar hondo.

Amados corazones, hoy pude oír al Padre que decía: “Escuché su clamor”
“Amados, amados que están luchando, su clamor alcanzó mi altar. Desgarraron los cielos y Yo estoy mirando tu corazón débil, el Cielo está lleno con un gozo escandaloso”.

“Desempolva el manto multicolor que te entregué. Porque así como se manifestó repentinamente el tiempo de José, tu destino, tu camino de fe increíble y tu fortaleza están siempre ante Mí. Y tu determinación, incluso en los días de mayor debilidad, se levantan ante mi trono como una fragancia hermosa”.
Hechos 10:31 dice: “… y me dijo: Cornelio, Dios ha oído tu oración y se ha acordado de tus obras de beneficencia”.

“Así como ocurrió con las ofrendas de Cornelio, siempre, siempre me acuerdo de ti. Sí, escuché tu clamor, cuando dijiste: ‘¿Hasta cuándo Dios? ¿Hasta cuándo? Parece que los muros de la prisión me encierran cada vez más’”.

“Esta es mi promesa para tu vida hoy, amado cansado: ‘Si José fue liberado de la prisión en su tiempo, el tiempo que pidió ser recordado ante el faraón, hubiera sido liberado. Pero hubiera sido liberado como un hombre ordinario y se hubiera dedicado a sus negocios. Pero Yo, el Yo Soy que lo ordenó, lo llamó y lo apartó para tener un destino grande e increíble, tuve que asegurarme que fuera ignorado y aparentemente olvidado, para que su destino no fuera abortado’”.

“Aun así, continuó ignorado día tras día, aparentemente evitado. Esa esperanza que se levantó en su corazón fue postergada, superada por el día a día, viviendo sin alcanzar su destino en su corazón y con la pasión de Mis promesas ardiendo en sus huesos”.

Se cruzarán nuestro faraón y nuestro destino
“Tenía cada día de la vida de José escrito en su rollo de vida. Yo sabía exactamente el día, la hora precisa y el momento exacto cuando convergería su destino. Tenía que asegurarme que mientras José clamaba ‘Tú lo prometiste, Padre… ¡Libérame!’, coincidiera con el vórtice santo donde se cruzarían el destino de José y su manto apostólico para liberar a Egipto. En consecuencia, parecía olvidado”.

Yo sabía que había otro día. Un día marcado en el Cielo. Un día marcado en el destino cuando el corazón del faraón estaría listo para ser movilizado. Entonces, José se presentó ante el faraón y fue nombrado como segundo al mando, debajo del faraón, para ser el libertador de Egipto.

“Amados, esto mismo está ocurriendo con muchos de ustedes. El momento repentino te está esperando, es tu intersección celestial sincronizada. Tu faraón y tu destino se cruzarán repentinamente, ¡ese día te regocijarás! Resiste amado, resiste perseverando en Mí”. 

“El tiempo repentino de la manifestación de tu destino no te esquivará. Está en camino. Viene pronto. Viene pronto y todo el cielo se regocija. Ese día haré cosas que esperaste ver durante años. Levantarás tu cabeza y tus ojos hacia Mí, el gran amante de tu alma”.

“Con amor, tu Papito”.

Wendy Alec
(www.elijahlist.com)