sábado, 24 de mayo de 2014

Debemos esperar sin preocuparnos: El cumplimiento de las promesas del Señor está al alcance de nuestras manos

Por Tiffany Ann Lewis

clip_image002Nota personal: Se cumplieron exactamente cinco años desde que entregué esta palabra del Señor bajo el título de “… y se acordó Dios”. No sabía que también me estaba profetizando a mí misma. Bien, Dios se manifestó más allá de mis expectativas. Pensé que estaba en un arca que navegaba hacia un ministerio musical, pero Dios dirigió el barco de una manera diferente. Me llevó a abrir una congregación llamada “Encrucijada”, un lugar donde los niños pueden encontrar esperanza para seguir sus caminos.

Oro para que esta palabra traiga aliento a su vida hoy.

Shalom,

Tiffany Ann Lewis


Esperando sin preocuparnos

Génesis 8:1: “Dios se acordó entonces de Noé y de todos los animales salvajes y domésticos que estaban con él en el arca. Hizo que soplara un fuerte viento sobre la tierra, y las aguas comenzaron a bajar”.

¿Siente como que sus promesas siempre están cerca, pero nunca en sus manos?

Recibió palabra sobre palabra y promesa sobre promesa del Señor. Está seguro que el cumplimiento está a la vuelta de la esquina, pero parece que la esquina nunca llega. Si es así, oro para que esta palabra del Señor sea una bendición para su vida.

clip_image004

La primera vez que vi en las Escrituras la frase “luego Dios recordó”, está en Génesis 8:1, mientras Noé y su tripulación estuvieron encerrados en el arca durante el tiempo de la inundación. Mientras las aguas prevalecieron sobre la tierra, el arca se sacudía hacia adelante y hacia atrás en medio de la tormenta. Día tras día esperaban volver a ver tierra seca. Hablando de algo que sólo está a la vuelta de la esquina.

Esto no significa que Dios se olvidó, es el anuncio que indica que el cumplimiento de su promesa finalmente está al alcance de la mano. En Hebreo la palabra para recordar es zakar (Strong AT 2142). Es un verbo o una acción que significa: recordar algo, acordarse, traerlo a la memoria. Dios recordó el pacto previo que le había entregado a Noé. Ahora había llegado el momento para que Dios activara la promesa que le había hecho. Dios estaba a punto de actuar sobre su palabra.

Note la Escritura de referencia “8:1”. Ocho es el número de los nuevos comienzos. Noé y su tripulación estaban en el umbral de un nuevo comienzo. Las lluvias cesaron y la tormenta había terminado. El arca entró en reposo y las aguas comenzaron a bajar, se podía comenzar a ver la esquina y el cumplimiento de la promesa al alcance de la mano. Espere, aún debe seguir esperando.

Dios nos alienta y nos ayuda a esperar en Él

Cuando se cumplieron los cuarenta días, Noé abrió la ventana y soltó un cuervo y una paloma (versos 6-8). El cuervo voló hacia un lado y otro, siguiendo su propio rumbo, pero la paloma retornó al arca porque no había otro lugar donde descansar sus pies. Esto le mostró a Noé que no era el momento de abandonar la seguridad del arca. Amado, a menudo cuando nos sentimos “atascados dentro de nuestra arca”, Dios realmente nos está guardando para protegernos de algo. Sabiamente, Noé esperó siete días más antes de soltar otra paloma (verso 10).

Esta vez la paloma regresó con una rama de olivo en su pico, dándole a Noé un chispazo de esperanza que le decía que la esquina estaba realmente cerca. Aún así, Noé esperó otros siete días antes de soltar una paloma por tercera vez (verso 12). Esta vez la paloma no regresó, así y todo Noé esperó hasta oír la voz del Señor que le habló y le ordenó abandonar el arca (verso 15).

clip_image006Aquí la paloma y el cuervo tienen un gran significado simbólico. Si seguimos el ejemplo del cuervo, volaremos en círculos sin hallar reposo para nuestra alma cansada. Sin embargo la paloma, un símbolo del Espíritu Santo, nos guiará y nos llevará hacia toda verdad mientras esperamos en Él (vea Juan 16:13).

El problema que se levanta durante el proceso de espera es que nuestras mentes comienzan a vagar y podemos alejarnos por la puerta de la duda. Aún si usted es un cristiano que se mueve en el tiempo de Dios, esto no significa que sea inmune a las estrategias de las tinieblas. Podemos no darnos cuenta de ello, pero en esos momentos de vulnerabilidad, el diablo se presentará para decirnos: “¿Así que Dios dijo…?” (Génesis 3:1b). Complete esa pregunta usted mismo. ¿Qué le dijo Dios? Podemos sentirnos decepcionados mientras esperamos una y otra vez, como si Dios no se fuera a manifestar. Incluso podemos comenzar a preguntarnos si realmente oímos a Dios sobre este asunto.

Los desengaños son dolorosos y pueden disparar emociones negativas como la duda, las preocupaciones y el temor:

Duda: “A mí no me pasa nada bueno”.

Preocupación: “¿Qué pasaría si mi esquina nunca llega?”.

Temor: “¿Se habrá olvidado Dios de mí?”.

clip_image008Estos sentimientos solo se magnificarán cuando vemos a otros entrando en sus promesas, mientras nosotros seguimos esperando. En nuestra mente sabemos que Dios es fiel, pero en algún lugar de nuestro subconsciente se puede agitar una ola de duda. Estos pensamientos actúan como una resaca que nos arrastrará hacia el mar de la incertidumbre, mientras nos preguntamos si alguna vez volveremos a pisar tierra seca.

La Biblia no nos dice que Noé experimentó estos sentimientos, pero la realidad es que la mayoría de nosotros sí los sentimos. Si se está sintiendo un poco descorazonado por la espera, oro para que al ver la vida de Noé pueda recibir aliento. Sí, Noé tuvo que seguir esperando mucho, como nosotros, pero en cada paso Dios le envió aliento para seguir. Las lluvias cesaron, las aguas bajaron y luego la paloma regresó con una rama de olivo en su pico. ¡Dios nos alienta y nos ayuda a esperar en Él!

En medio de la espera veremos el cumplimiento de las promesas de Dios

Se requiere una fe tremenda para “estar quieto y reconocer que Jehová es Dios” (Salmo 46:10). Se requiere una fe que no poseemos para estar quietos en medio de la tormenta y mantener la convicción que Él no se olvidó de nosotros o la promesa que nos hizo. Estas tormentas vienen de diferentes maneras, como tiempos de crisis financiera, enfermedades, pesar, fallas y aún la muerte. Sí, hay vida después de la muerte, pero mientras tanto hay una vida que vivir y el desgaste por el desaliento nos puede dejar fuera de curso.

No hay problemas si nos sentimos heridos o desalentados. Sin embargo, no podemos permitir que estos sentimientos nos hagan volar en círculos como el cuervo o terminaremos agotados física y espiritualmente. Si no permanecemos en quietud y reconociendo que Jehová es Dios, seguiremos desalentados, con dudas y, peor aún, nos quedaremos espiritualmente justo donde nos encontramos hoy, sin avanzar hacia nuestro destino.

clip_image009

Creo que el Señor está tratando de llevarnos al lugar donde podemos esperar sin preocuparnos, una especie de lugar de fe donde no pelearemos contra nuestros pensamientos y emociones todo el tiempo. Un lugar de paz donde podremos volar como la paloma sobre las inundaciones que haya en nuestra vida y hallar el descanso mientras esperamos en Él, nuestra Arca. Esta espera es lo que nos llevará hacia el umbral de nuestro “8:1”: El nuevo comienzo donde veremos el cumplimiento manifestado de las promesas de Dios.

Quizá usted está esperando en la promesa de restauración de una relación, salud, felicidad, paz, amor, gozo o prosperidad financiera. Estos no son cuentos de hadas cristianos, son parte de la vida abundante que Jesús vino a entregarnos. Dios es fiel. Quizá Él le dijo que escribiera un libro, cante una canción, plante una congregación, alimente a los hambrientos o visite a los que están solos. Sin embargo, cada paso que damos hacia adelante, el enemigo tratará de empujarnos hacia atrás con la misma pregunta: “¿Así que Dios dijo?”.

No podemos permitir que nos distraiga una vez más de quienes somos y quienes estamos llamados a ser en Dios. No podemos rendirnos. Cuando esperamos podremos ver el cumplimiento de las promesas de Dios.

Estamos en el umbral, la esquina está realmente cerca. Amado, nunca se olvide que Dios siempre recuerda y completará nuestro su destino en nuestras vidas. Amén y Amén.

Tiffany Ann Lewis

(www.elijahlist.com)

jueves, 22 de mayo de 2014

Dios se está moviendo: Estamos en el comienzo de algo que está más allá de lo que hayamos visto alguna vez

Por Robert Hotchkin

clip_image002

Por todo el mundo el Cuerpo de Cristo puede sentir la agitación de un gran mover de Dios. Nos encontramos en el comienzo de algo asombroso y global que está más allá de lo que alguna vez hayamos visto. Estuvimos creyendo en esto y declarándolo desde hace algunos años. Dios se está moviendo, la clave para el Cuerpo en esta hora es descubrir cómo moverse con Él y seguirlo hacia todo lo que tiene para nosotros.

Puede sonar simple: Oramos para que Dios se mueva, Él comienza a moverse y nosotros nos movemos con Él. Sin embargo, los primeros pasos de un mover de Dios pueden ser la parte más desafiante. Con demasiada frecuencia, cuando Dios comienza a moverse, la respuesta del Cuerpo es: “¡Eh, Dios se está moviendo! Dios, ¿hacia dónde te fuiste?”.

Nuevos aspectos de su plenitud

Por definición, un mover de Dios involucra su “movimiento”. Esto significa que podemos no encontrarlo exactamente donde o de la misma manera que en el pasado, porque está haciendo algo nuevo. Recuerde que Él no está cambiando, porque Dios nunca cambia (Malaquías 3:6). Es el mismo ayer, hoy y por siempre (Hebreos 13:8). Sin embargo, ama revelarnos más de sí mismo en profundidades y dimensiones mayores para que podamos conocerlo más a Él (entonces podremos manifestarlo más hacia el mundo que nos rodea).

A menudo la manera como hace esto es bendiciéndonos con un tiempo donde parece que no hace nada (o aún encontrándose con nosotros) de la manera como lo hacía en el pasado. Nunca deja de ser quién es, pero añade a nuestra revelación todo lo que es para ayudarnos a ver nuevos aspectos de su plenitud. Nos introduce en una mayor revelación de todo lo que es, moviéndonos desde la zona de comodidad donde ya lo conocíamos.

Piense acerca de los israelitas en el desierto. Conocían al Señor como el libertador que los sacó de Egipto. Ahora los estaba guiando por medio de una nube de día y una columna de fuego por las noches, para cruzar el desierto hacia todo lo que les había hablado acerca de la Tierra Prometida. Día tras día los israelitas aprendieron a ver por la presencia del Señor y seguirla. A veces se quedaba en el mismo lugar varios días con ellos, ayudándolos a verlo y conocerlo como el Proveedor, el Sanador o algún otro aspecto del Yo Soy.

clip_image004Pero llegaría el día cuando la nube se tenía que mover. Los israelitas debían tener una relación activa con el Señor para darse cuenta que ya no estaba donde había estado. Debían observar a la nube de su presencia todos los días. Cuando la nube se movía, debían confiar que Él seguía con ellos y buscar hacia dónde se había movido para poder seguirlo.

Eso mismo ocurre con nosotros hoy. Dios se está moviendo. La clave para seguirlo hacia todo lo que nos está entregando es comenzar a confiar que, aunque no lo veamos donde “estaba”, aún sigue presente. Después de todo nunca nos dejará, siquiera por causa nuestra (Hebreos 13:5-6). Dios está moviendo al Cuerpo justo ahora de una manera poderosa. Se está soltando una gracia especial para incrementar nuestra intimidad y relación con Él. Una gracia para conocerlo en nuevas maneras y seguirlo hacia nuevas profundidades.

Un lugar de Cantares de Salomón

Hablando proféticamente, creo que nos encontramos en un lugar similar al final de Cantares 2 y el comienzo de Cantares 3. En Cantares 2:10, el Amado está llevando a su amada hacia un lugar nuevo: “¡Levántate, amada mía; ven conmigo, mujer hermosa!”. Continúa diciendo: “La higuera ofrece ya sus primeros frutos, y las viñas en ciernes esparcen su fragancia. ¡Levántate, amada mía; ven conmigo, mujer hermosa! El amado” (Cantares 2:13).

clip_image006El Amado está anunciando que es una nueva hora, un nuevo tiempo y tiene nuevas cosas para mostrarle, nuevos lugares para llevarla y nuevas alturas donde ir juntos. Ella lo escucha en un nivel (Cantares 2:8) y hacia el comienzo de Cantares 3, vemos que mientras ella anhela a su Amado, trata de alcanzarlo donde solía encontrarlo, solo para descubrir que ya no se encuentra allí (Cantares 3:1).

Ella debe tomar una decisión. Puede continuar buscándolo donde estuvo o responder a la invitación para levantarse y avanzar hacia la incertidumbre de lo desconocido, descubriéndolo en nuevos lugares y de nuevas maneras (Cantares 3:2-4). Ella escogió la última y al hacerlo así, se embarcó en un viaje con su Amado donde llegó a conocerlo, descansando en Él y aprendiendo a confiar en Él de tal manera que fue completamente transformada. Tanto que sus amigas no lograron reconocerla cuando regresó (Cantares 8:5).

Así como ocurrió en Cantares, nosotros entramos en un tiempo nuevo. El Señor nos está llamando, cortejándonos e invitándonos a salir de donde estuvimos para alcanzar un nuevo lugar con Él, un lugar de mayor revelación y demostración de todo lo que es.

Si luego notó que las cosas parecían diferentes o ya no puede encontrar a Dios “cómo” o “dónde” lo encontraba en el pasado, no se desespere ni se desaliente. Él simplemente está respondiendo a sus oraciones y se está moviendo, invitándolo a unirse a Él. ¡Levántese amado!

Directivas de oración:

Oremos este mes por el Cuerpo de Cristo:

1. Nuestros corazones se llenarán de Él y lo seguiremos hacia dónde nos lleve.

2. Podremos discernir los tiempos, conocer sus intenciones, oír su voz y seguirlo.

clip_image008

3. Valoraremos todo lo que fue y lo que hizo hasta el día de hoy, pero también nos sentiremos excitados y expectantes acerca de lo que está haciendo y lo que está trayendo a la tierra.

4. Nadie quedará atrás, todos oirán y responderán a su invitación para levantarse y apartarse con Él hacia este tiempo nuevo, este nuevo mover.

5. Nos amaremos unos a otros como el Padre nos ama. Aunque alguien responda a su llamado a un ritmo diferente al nuestro o de una manera diferente a la nuestra, responderemos con amor y lo alentaremos.

6. Sobre todo, ¡la plenitud de lo que planeó el Señor para este tiempo se manifestará y recibirá toda la gloria que se merece!

Robert Hotchkin

(www.elijahlist.com)

lunes, 19 de mayo de 2014

Los próximos 40 días parecerán críticos para los hijos de Dios: ¡Cuenten los días para entrar en una nueva dimensión de aumento!

Por Chuck Pierce

clip_image002

Amados santos prosperados:

Este fin de semana pasado no fue sino una manifestación poderosa de Dios en medio nuestro para prepararnos para nuestro futuro. Mientras nos acercamos a Pentecostés, debemos continuar cambiando nuestras mentes y procesos de pensamiento hacia la cosecha. Aun cuando el calendario entre Pascua y Pentecostés marque 50 días, los próximos 40 días parecen ser críticos para los hijos de Dios. Este es el comienzo de los próximos 40 días de revelación crítica.

¡Se están formando nuevas puertas!

Formar significa moldear, desarrollar, conformar o esbozar algo, dándole sentido, carácter o naturaleza. Otra manera de ver este tiempo de formación, es cuando algo se transforma en lo que será durante los días por venir. Esto incluye el condicionamiento de nuestra mente y cuerpo, teniendo en cuenta el desempeño a futuro. Un tiempo de formación incluye concebir, entrenar y disciplinarse. Esta fase denota el arreglo de la porción de algo que le dará su aspecto distintivo.

clip_image004Una Escritura clave sobre el tiempo de Pentecostés es 1 Corintios 16:8. Pablo propuso quedarse en Éfeso durante Pentecostés, porque se le había abierto una puerta eficaz para su ministerio. Muchos enemigos se encuentran detrás de esta puerta que se está formando, pero el Señor dice: “No te enfoques en tus enemigos durante este tiempo, sino en la puerta que se formó y prepárate para entrar en esta nueva oportunidad. Te daré la gracia para vencer a tus enemigos. Estoy soltando tus nuevas asignaciones y avanzarás hacia nuevos campos misioneros”.

¡Revelación ahora!

Esta revelación increíble comienza a derramarse entre Pascua y Pentecostés. Ahora nos encontramos en el tiempo de “contar el Omer”, la cuenta de los días entre Pascua y Pentecostés. Esta cuenta busca recordarnos la relación entre la Pascua (un recordatorio del Éxodo) y Pentecostés (un recordatorio de la entrega de la Torah).

Omer literalmente significa “gavilla”. Levítico 23:15 relata la bendición de contar el omer. El tiempo entre la Pascua y Pentecostés es de transición. Esto significa que cruzamos. El tiempo omer es el tiempo de mirar cómo consumimos nuestra provisión y cómo desatamos la provisión para el futuro. Este tiempo es un periodo importante de crecimiento e introspección. Debemos revisar toda la revelación del tiempo pasado y la manera como operamos en la provisión en nuestro tiempo anterior.

¡Liberados para recibir la Palabra!

Esta cuenta les recuerda a los israelitas que su redención de la esclavitud no se había completado hasta que recibieran la Torah. La gente fue liberada de Egipto para poder recibir la Torah. Una de las razones más importantes para este tiempo es mostrar nuestro deseo para que la revelación de Dios reviva en nosotros. Si entramos en este tiempo de “contar el omer”, avanzaremos en esta nueva revelación.

¿Por qué este tiempo? ¿Por qué debemos ver las fiestas?

Nuestro pacto se estableció alrededor del entendimiento del sol, la luna y la tierra, alineado con el plan de redención del Padre. La Palabra de Dios gira alrededor de las fiestas. Eran asambleas santas para ensayos santos. Recordar estos eventos físicos nos llevan a entender el significado espiritual de lo que vino y lo que vendrá. Las fiestas pronostican el sacrificio de Jesús por nosotros.

Además, predicen la redención completa de su pueblo y el alineamiento de todas las naciones que conforman su herencia (Salmo 2). Cuando participamos meciendo los primeros frutos en la Pascua, recibimos la unción para cosechar y aumentarnos en Pentecostés (Fiesta de las Semanas), nuestra fe se desarrolla y se eleva nuestra confianza para que se desate nuestra provisión.

clip_image006Hoy existe una futilidad en la participación legalista en las fiestas. No podemos guardar las fiestas de una manera legalista, pero podemos honrar al Padre recordándolo y recibiendo de Él en estos tiempos señalados (Gálatas 3:10). Ya no tenemos que esperar un mayor sacrificio, porque fue inmolado en la Cruz. Esto quebró el dominio de satanás sobre nosotros, así como sobre toda la humanidad. Sin embargo, debemos permanecer “en Él” para consumar la plenitud de este plan.

Cuando participamos y recordamos las fiestas en este tiempo, dejaron de ser sombras de lo que habría de venir. En realidad nos hacen ver la senda de nuestro futuro hacia nuestra promesa. Memorice la siguiente Palabra para caminar más cerca de su plan de plenitud para su vida. El Salmo 34:8 dice: Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian. Tome tiempo para asimilarla y permita que su fe se eleve para que pueda ubicarse en una nueva dimensión de crecimiento.

¡Cómo comenzar!

¡Deténgase! ¡Repase sus bendiciones! ¡Bendiga a Dios! ¡Conózcalo! Vea la plenitud de quién es Él a través de su Hijo enviado a redimirnos. Las siete semanas asociadas con la cuenta de omer buscan guiarnos hacia un crecimiento espiritual, nuevas relaciones, nuevas consideraciones, correcciones espirituales y la restauración de nuestros errores del pasado. Esto nos permitirá desarrollar una mentalidad triunfante para el tiempo por venir. Inicialmente pensé enviarles un proceso diario sobre cómo hacer esto, pero me di cuenta que mucha gente se enreda en interpretaciones legalistas y se pierden el punto de por qué realizamos algo.

Haga una lista de las promesas que desea ver manifestadas en este nuevo tiempo. Léalas y declárelas en la atmósfera que lo rodea. Decrete que las cosas que no vio en el tiempo pasado, se manifestarán en este tiempo. Recuerde que pueden tomar otra forma en este tiempo.

¡Vuelva a alinear sus emociones en los próximos días!

Vuelva a alinear sus emociones para que se pueda restaurar el funcionamiento de sus expectativas y ser receptivo a la palabra del Espíritu Santo. Permita que su visión cambie, se redefine y se establezca. “Sin visión (revelación y expresión profética), el pueblo perece”. Desate las líneas de suministro para su futuro. Esto nos llevará a guerrear para quebrar el conformismo de nuestros procesos de pensamiento y desarrollar una mentalidad de cosecha. Esto también incluye la comprensión de la dinámica de la guerra contra estructuras que detendrían la transferencia de riquezas.

clip_image008Escritura diaria y enfoque de oración:

Decreto que luego de hacer este enfoque, mi final será mejor que mi comienzo. Escrituralmente, la cuenta del omer comenzaría el primer día de la cosecha de la cebada, meciendo esa cosecha delante del Señor. Pentecostés es cuando comienza la cosecha del trigo. Debemos movernos de un nivel de cosecha hacia el siguiente.

Día 1: Lea Génesis 11-13; Levítico 23: Lucas 14:25-33. Todo el entendimiento escritural gira alrededor del pacto.

Día 2: Lea Éxodo 15-16, Mateo 14:13-21 y Apocalipsis 15. Regocíjese y cante la canción del Señor. Agradézcale al Señor por su liberación. Medite en la canción de Moisés. Como cristianos volveremos a cantar la misma canción que cantó el pueblo sufriente del pacto el día de su liberación. Agradézcale por toda la provisión que está recibiendo. Aún si es la provisión del desierto, ¡agradézcale! Permítale tomar lo que tiene, para partirlo y multiplicarlo. Esta canción era corporativa.

Día 3: Lea Éxodo 20 y 23, Mateo 17:5 y 28:20. Estos son capítulos clave para entender la justicia. Pídale al Señor que le entregue la revelación de los tiempos de las fiestas. Esto le permitirá comprender los tiempos de Dios para su vida, así como la manera para desatar su provisión. Pídale que le permita recibir visitaciones y guías angelicales. Reconozca que pecó cuando se resistió a ser guiado apropiadamente. Pídale acerca de una ofrenda de primeros frutos para la fiesta de Pentecostés. Muchas promesas se desatarán sobre su vida por medio de estos capítulos.

Día 4: Lea Josué 3-5; 2 Samuel 5-7. Estos son capítulos de preparación y cómo seguir (el arca y los sacerdotes) hacia su futuro. Permítame sugerir un día de ayuno. Enfóquese en el lugar donde cruzará para entrar en este tiempo. Además, pídale al Señor que le muestre con quiénes se debe relacionar para que lo ayuden a avanzar. Permítale al Señor avivar su vida, volviendo a circuncidar su corazón. Muchos de nosotros nos quedamos colgados con la provisión del tiempo pasado.

Declare que comenzará la nueva provisión. El maná cesó y los hijos de Israel tuvieron que aprender a usar la provisión en su tierra prometida. Esto les permitió restablecer la fiesta de la Pascua para que los volviera a encaminar. Fueron incapaces de celebrar la Pascua durante 40 años, porque todo lo que tenían era maná y codornices. Dios cambió nuestra provisión muchas veces para sincronizarnos con su plan perfecto. Prepárese para enfrentar lo que siempre le pareció invencible. David tuvo que aprender la procesión del Arca. ¡Ahora debemos ver el Arca!

Día 5: Lea Mateo 14:22-36, Juan 6 y Éxodo 33. Anímese a cruzar hacia el lugar donde el Señor lo está llamando. Apártese a un lugar de quietud donde realmente pueda buscar al Padre. Declare que no avanzará si no siente su presencia.

Día 6: Lea Hechos 12 y Ester 9. Memorice Filipenses 2:27. Pídale al Señor que haga algo nuevo en su vida de oración. La decapitación de Santiago ocurrió durante la Pascua. Pídale al Señor que lo esconda del mundo religioso. Muchas veces las fallas de nuestro pasado nos impulsaron hacia una nueva efervescencia en la oración. Ore y pídale a Dios para que la ayuda de los ángeles se mueva en este nuevo tiempo. Haga una declaración donde todo decreto establecido en su contra quedará expuesto y será revertido para impulsar su avance.

Día 7: Lea Efesios 1-4. Reconozca su condición, así como su posición. Agradézcale por el cambio que el Espíritu Santo trajo a su vida. Agradézcale por su amor que lo acompañó a través de tantas circunstancias. Agradézcale que está madurando en la plenitud de su plan. Mire al gobierno de la Iglesia. Jesús ascendió al Cielo para tomar su trono junto al Padre. Él nos concedió el acceso. Pídale al Señor la seguridad que su don esté alineado corporativamente.

¡Comience ahora y no mire hacia atrás!

Bendiciones,

Chuck D. Pierce

(www.elijahlist.com)

jueves, 8 de mayo de 2014

El verdadero refugio de los guerreros

Por Bladimiro y Magui Wojtowicz

_JUN9425Regresaba a mi casa conduciendo después de una reunión donde tuvimos que confrontar una situación bastante desagradable con personas que levantaron calumnias en contra nuestra. El cielo era de un color gris plomo porque estaba a punto de desatarse un aguacero. Como el trayecto hasta mi casa era largo, siempre aprovechaba para orar y meditar en las cosas que me pasaron durante el día.

Si bien salimos bien parados de esa reunión, donde nos limitamos a presentar la verdad y dejar que ella misma confrontara al espíritu jezabélico que nos estaba atacando, no podía tener una sensación de victoria. Aunque llevo cincuenta años dentro de las filas de la Iglesia de Jesucristo y en ese tiempo he visto situaciones de todo tipo y color que pudieran desafiar la imaginación más prolífica, todavía me resisto a aceptarlas como “normales” entre personas que se dicen hermanos.

Gente carnal

Una cosa es ver gente mundana que se levanta para mentir y tramar acciones descaradamente en contra de otros. Pero cuando hablamos de gente dentro del Cuerpo de Cristo, siempre me produce una sensación por demás desagradable. Como en este caso, las personas quedaron mudas cuando fueron confrontadas por la Verdad, pero aún así no podía sentir que había ganado ninguna batalla. En realidad, en estas situaciones nunca existen ganadores y perdedores, siempre pierde el Cuerpo de Cristo porque la calumnia y la mentira lesionan la comunión entre hermanos. Como profeta de Dios aprendí hace muchos años que tener la razón no implica ganar, porque siempre habrá daños colaterales que no podremos eludir y tendremos que afrontar. Como ocurrió en este caso.

Estrategia jezabélica

La estrategia principal del ataque del espíritu de Jezabel es la seducción, porque a través de ella tratará de hacernos bajar nuestras defensas espirituales y aceptar las pautas que nos imponga. Jezabel siempre comenzará empleando palabras lisonjeras para adularnos y hacernos creer que la persona que nos habla es “buena y sólo busca lo mejor para nosotros”. Cuando en realidad es un espíritu perverso que hará todo lo posible para destruir nuestro destino. Cuando Jezabel se asomó por la ventana del palacio para saludar a Jehú, sabiendo lo que había hecho y de dónde venía, lo hizo con la cara pintada con antimonio.

El pasaje de 2 Reyes 9:30 dice: “Cuando Jezabel se enteró de que Jehú estaba regresando a Jezrel, se sombreó los ojos, se arregló el cabello y se asomó a la ventana”. En la versión RV dice que se pintó con antimonio. Esta es la primera clave de la secuencia de un ataque jezabélico. Tratará de seducirnos, asumiendo una apariencia de bondad que nunca tuvo. El objetivo es hacernos bajar la guardia y aceptar las palabras maldicientes de ese espíritu inmundo. Jezabel sabe muy bien lo que hace y lo que viene sobre ella si no logra seducirnos con sus palabras. Pero una de las cosas que aprendí como profeta es que los hijos de Dios tenemos la capacidad de aprender de nuestros errores y corregir nuestro camino según la dirección del Espíritu Santo.

Los demonios no tienen esa capacidad porque fueron destituidos de la presencia de Dios. En consecuencia, los demonios no pueden aprender de sus errores y revertir su conducta, sólo conocen una manera de hacer las cosas. Ante cada nuevo escalón en nuestro desarrollo espiritual dentro del Reino de Dios, siempre aparecerá Jezabel para tratar de seducirnos y hacernos quedar estancados en el mismo lugar. Si el espíritu de Jezabel aprendiera de sus errores, cambiaría sus tácticas de seducción, pero siempre usa las mismas.

Palabras lisonjeras

Antes de comenzar a hablar con estas personas, en lugar de reconocer su error por haber manoseado un manto de autoridad ministerial que nunca debían haberse atrevido a tocar, se deshicieron en halagos de todo tipo. Con los años aprendí que el reconocimiento siempre es bueno cuando llega a tiempo, por medio de las personas correctas y en su justa medida. Cuando el reconocimiento no respeta estas tres condiciones, se transforma en adulación y esa es la voz del espíritu de Jezabel. En mi caso, estas personas pasaron casi media hora hablando de la tremenda bendición que mi esposa y yo éramos para el Cuerpo de Cristo y para ellos, que reconocían y respetaban nuestra autoridad profética en el Reino y una cantidad interminable de frases melosas por el estilo. A esas alturas no quedaba duda que la confrontación que el Señor me advirtió el día anterior contra Jezabel ya se había entablado.

“Soy la víctima”

Poco tiempo después, pasaron de la adulación a la victimización. Como asumieron que me había creído todo lo que dijeron de nosotros sin reservas, se montaron en el rol de víctimas. Con la situación bajo control, continuaron hablando durante media hora más sin interrupciones. Una de las cosas que Jezabel jamás aprendió, es que cuando un profeta de juicio de la estirpe de Elías lo deja hablar, no busca enterarse de las cosas o una ocasión para ser cortés. Todo argumento jezabélico chocará de frente contra la Verdad sobre la cual están fundamentados los profetas de juicio. Esta es el arma que más temen las tinieblas.

La contradicción

Al poco tiempo comenzaron a contradecirse con sus propias palabras, sin caer en la cuenta de lo que estaban diciendo. Cuando me dieron la palabra, comencé a hacer un análisis de su proceder durante los últimos años. Otra de las cosas que Jezabel nunca aprenderá es que la historia escrita de los hechos en el Reino no admite discusiones. Entonces desde ahí me limité a declararle que la verdad no era la que estaban manifestando, porque los hechos no respaldaban su relato. En mi espíritu podía percibir el grado y el nivel de confrontación espiritual que se estaba desarrollando a nuestro alrededor. Jezabel se levantó sin contemplaciones porque quedó descubierta ante los hechos.

Sin consideraciones

Pero así como ocurrió con Jehú, no hubo misericordia contra este espíritu inmundo. Fue el punto final a uno de los ataques más cerrados que tuve que enfrentar en mi vida, por medio de gente perversa que afirmaba “proceder en el Nombre del Señor”. Durante diez días llegué al punto donde por momentos, literalmente me sentí morir. Cuando la presión que ejercía este espíritu sobre mi vida se intensificó hasta la agonía, sólo me quedaron fuerzas para arrojarme a los pies del Señor y clamar para que pusiera su mano sobre mi vida. ¿Por qué permitió que atravesara todo eso? Para conocer de primera mano lo que está ocurriendo con muchos líderes clave en el continente que no pueden admitir públicamente esta situación. Hoy reconozco que sobreviví por la intercesión y el clamor de mis hijos proféticos.

Mírame a los ojos

Cuando me vi postrado a los pies del Señor, se inclinó sobre mí y tocó mi cabeza con su mano. Me dijo que lo mirara a los ojos. En ese momento pude sentir que mi espíritu se volvió a llenar de esperanzas y volví a creer que llegaría victorioso al final del camino. La fuerza sobrenatural del Espíritu Santo me levantó y literalmente me puso de pie otra vez. Luego tuve una visión donde veía un corte transversal de una ola enorme y oscura dentro de la cual ocurrían toda clase de situaciones al mismo tiempo. El Espíritu Santo me indicó que mirara con más detenimiento y pude reconocer que esas situaciones eran pasajes de mi vida. Pude ver todos mis aciertos y mis errores al mismo tiempo. Todo estaba delante de mis ojos.

Cuando le pregunté al Señor por qué me volvía a mostrar todas las cosas que tanto me había costado olvidar, me respondió que siguiera observando la visión. Repentinamente y de una manera violenta, la ola se retrajo y el agua se retiró miles de metros mar adentro, dejando el lecho marino al descubierto. Luego de ver el color del agua y lo que traía la ola, para mi asombro el lecho estaba limpio y libre de toda contaminación. En ese momento oí tronar la voz del Señor desde el Cielo que decretó: “¡Tú estás limpio porque Yo te limpié con mi sangre, nadie tiene el derecho de señalarte porque eres mío!”.

Acto seguido el mar volvió con una ola inmensa que tenía más de cien metros de altura. Esta vez me estaba deslizando por la cresta de la ola y veía cómo la línea de la costa se acercaba a toda velocidad. El Espíritu Santo me dijo al oído: “Se terminó el tiempo de Jezabel, ya no tiene más argumentos con los cuales acusarte. Córtale la cabeza sin piedad porque para eso te levanté”. Días más tarde me encontraba delante de Jezabel tratándome de seducir como a Jehú, sólo que en mi caso no se pintó con antimonio, se adornó con palabras para adularme.

El pasaje de 2 Reyes 9:31-34 dice: “Al entrar Jehú por la puerta de la ciudad, ella le preguntó: ¿Cómo estás, Zimri, asesino de tu señor? Levantando la vista hacia la ventana, Jehú gritó: ¿Quién está de mi parte? ¿Quién? Entonces se asomaron dos o tres oficiales, y Jehú les ordenó: ¡Arrójenla de allí! Así lo hicieron, y su sangre salpicó la pared y a los caballos que la pisotearon. Luego Jehú se sentó a comer y beber, y dio esta orden: Ocúpense de esa maldita mujer; denle sepultura, pues era hija de un rey”. Si hacemos un análisis superficial de este pasaje, podríamos vernos tentados a condenar la actitud de Jehú. Pero no podemos olvidar que el propio Elías lo ungió como rey sobre la nación (1 Reyes 19:16).

Rango apostólico

Jehú tenía el rango apostólico para derribar el principado jezabélico que dominaba sobre la nación. En otras palabras, Jehú fue el brazo ejecutor del juicio que Elías le había encomendado. El ataque que el espíritu de Jezabel lanzó sobre el liderazgo en este tiempo no se puede detener sino por medio del accionar conjunto de los apóstoles y profetas que Dios levantó como señal sobre nuestro continente. Si no logramos detectar a tiempo este ataque, el liderazgo y luego el pueblo, recibirán los embates de este principado que los llevarán a bajar los brazos a metros de cruzar la meta. Así quedarán fuera de la tierra que lucharon tantos años por conquistar.

Sentimientos encontrados

Ni bien entramos con mi esposa en mi casa se desató un aguacero como muy pocas veces había visto. Mientras ella preparaba el almuerzo, me retiré a mi cuarto para oír un poco de música y hablar un rato con el Señor. Necesitaba descargar todos los sentimientos encontrados que llevaba por dentro. Aunque Jezabel tuvo que cerrar su boca porque se quedó sin argumentos ante la Verdad (porque la presencia del Señor estaba a mi lado de una manera tangible), no estaba feliz. Como afirmé antes, en las confrontaciones espirituales dentro del Cuerpo de Cristo no existen los ganadores y perdedores, siempre quedarán brechas abiertas que habrá que cerrar.

La cueva profética

Repentinamente, mientras oía un tema instrumental la presencia del Señor llenó la habitación y el mismo Rey en persona se paró a mi lado. Comenzamos a conversar de todo lo que había pasado y pude descargar todo lo que sentía. Necesitaba esconderme a solas con mi Señor. Luego me tomó de la mano y me llevó a un lugar muy hermoso. Era un jardín perfecto donde la grama no tenía ningún defecto, al punto que parecía artificial. Nos sentamos en una pérgola blanca y mientras hablábamos, aparecieron varios ángeles que me colocaron una armadura nueva, plateada y reluciente. El reflejo de la luz en ella era tan intenso que no podía mirarla de frente. Finalmente el Señor me entregó una espada nueva y sin uso. Medía unos dos metros y era muy aguda. La empuñadura era de oro con piedras preciosas.

Luego me llevó desde ese lugar hacia otro sector del jardín donde veía un camino recto de unos cuatro metros de ancho, pero no lograba ver hasta dónde llegaba, porque se perdía en el horizonte. El camino estaba hecho de piedras partidas de un color blanco intenso y la grama que lo rodeaba también era perfecta. A ambos lados del camino había una hilera de caballos blancos con armaduras de unos cinco metros de altura y sobre ellos unos ángeles enormes que tenían una espada de luz en sus manos. Mientras avanzábamos por el camino, el Señor iba en medio de nosotros, abrazándonos a mi esposa y a mí. Cuando caminábamos los caballos se paraban en dos patas y los ángeles señalaban con su espada hacia nosotros.

Guardia de honor

En ese momento el Señor se detuvo y nos dijo: “En este lugar nunca vas a ver a los que te persiguen en el plano natural, porque no tienen acceso a esta dimensión de mi Espíritu. Los ángeles guerreros y los caballos de guerra sólo le rinden honores a los que batallaron durante toda su vida por la causa de mi Reino. Esta es tu realidad, aquí la opinión de la gente perversa e incrédula no tiene cabida. Sólo existe una perspectiva acerca de tu vida y es la que estás viendo. Esta es tu realidad y puedes entrar aquí todas las veces que quieras, nunca te olvides de ello. Estas legiones de ángeles guerreros fueron comisionadas para ayudarte a avanzar en la tarea que te encomendé. Recuerda que los que pelean por ti siempre serán infinitamente superiores en número a los que están con el enemigo”.

Un carruaje blanco

Luego el Señor nos invitó a subir a un carruaje blanco con piedras preciosas incrustadas, como el que usan los reyes para los eventos especiales y continuamos recorriendo ese parque perfecto. Al poco tiempo comenzamos a ver a nuestros abuelos y a la gente que partió en el Señor antes que nosotros. Todos aparentaban una edad cercana a los treinta años y cuando nos veían se acercaban corriendo a abrazarnos. En esa dimensión también vimos a muchas personas que en algún momento visitamos, recibieron una palabra de aliento o hicimos algo por ellos que determinaron cambios en sus vidas. Cuando partieron con el Señor, hoy están trabajando con Él. También vimos a nuestro hijo pequeño, quien ya era un muchacho de unos 16 años de edad. El Señor me dijo que Él lo estaba entrenando personalmente como una parte clave dentro de su Reino. Aunque físicamente nunca pudimos abrazarlo porque fue un embarazo que no llegó a término, el Señor nos permite verlo de tiempo en tiempo junto a Él.

Nada se pierde

Cuando veíamos las caras de felicidad y gozo que tenían nuestros viejos que nos precedieron en el camino del Reino, comenzamos a llorar por la emoción. En ese momento el Señor detuvo el carruaje, nos miró fijamente y nos dijo: “Todo lo que hicieron por Mí en el Reino no se perdió. Hasta el gesto más insignificante que tuvieron hacia alguna persona que no volvieron a ver, la marcó tan profundamente que más adelante siguió avanzando en mis caminos. Los hombres necesitan ver resultados en el plano natural para sentirse satisfechos por su trabajo, pero en esta dimensión nada se pierde. Todo lo que haces para Mí siempre sigue vigente, porque mi Palabra es vida, soplo que va y no vuelve”.

“Ahora puedes ver el verdadero alcance de una palabra sembrada en mi Nombre sobre un corazón sediento de justicia, porque nunca volverá a Mí vacía, siempre hará todo para lo cual la envié. Ustedes recorrieron muchos lugares e impactaron a muchísima gente, pero a la mayoría de esas personas ni siquiera las llegaron a conocer. ¡Pero Yo sí! Como pueden ver, en mi Reino nunca hay pérdida. Cuando los hombres los persigan y hablen calumnias de ustedes, búsquenme porque aquí arriba hay muchos más testigos que afirman que ustedes son una bendición para mi Cuerpo. Nunca te olvides de esto…”.

Palabras finales

Después de esas palabras volvimos a nuestra casa y a la realidad que nos rodea a diario. Pero jamás me olvidaré lo que el Señor me hizo recordar mientras caminábamos por ese jardín perfecto. Puede que el fragor de las luchas que vienen por causa de los de afuera o, peor aún, por los de adentro que se comportan peor que los de afuera, nos desanimen. Pero en ese momento, no debemos dudar en tomar el único camino que el Señor ya abrió con su sangre hacia el corazón del Padre. Este es el verdadero refugio de los guerreros del Reino. El Señor me guió a escribir esta experiencia y compartirla porque me mostró que no somos los únicos que tuvimos que atravesar situaciones similares.

Los amamos y bendecimos,

Bladimiro y Magui Wojtowicz

“El año de las puertas abiertas hacia las posiciones de influencia”

Por Arleen Westerhof

clip_image002Palabra profética para el 2014 del Consejo profético de Holanda

Testimonio breve

Desde la última vez que envié una palabra profética, aprendí personalmente cómo Dios puede usarlo para cumplir sus propias palabras proféticas. En 2011, “La lista de Elías” publicó mi palabra “Desde la apertura hacia la victoria”. Uno de los párrafos de esta palabra fue:

“Se levantarán apóstoles y profetas con sabiduría, estrategias y gracia para mentorear y discipular a la gente que liderarán grandes corporaciones, emprendedores, líderes en las comunidades, estados y aún naciones. Los apóstoles y profetas no sólo plantarán y edificarán templos, tendrán estructuras para gerenciar y reedificar las ciudades y naciones arruinadas. Los profetas servirán en el gobierno, ayudando a estructurar las políticas educacionales en sus naciones, etc”.

Esa palabra no me abandonó desde ese momento y me mantuvo despierta algunas noches orando a Dios para levantar líderes como José o Daniel, con las soluciones para las crisis económicas globales. En Europa, la gente comenzó a hablar sobre la “generación perdida” con un promedio continental de desempleo cercano al 25%, para una edad entre 18-25 años. Para acortar la historia, el año pasado Dios comenzó a entregarme revelación sobre la solución. El resultado, la Cumbre Económica Europea, ocurrirá en Amsterdam este año entre el 18-20 de Septiembre.

La meta de la Cumbre Económica Europea 2014 es formular y presentar nuevos modelos Escriturales para afrontar las crisis y las plagas en las economías de Europa en el Siglo XXI. Deseamos ver una Europa vital y sana que sea capaz de ofrecer oportunidades (educación, trabajo, renovación espiritual) para muchos, tanto dentro como fuera de las fronteras de Europa. Dios entregó una gran cantidad de favor con 11 redes europeas e internacionales, cerrando filas para que esto pueda ocurrir.

¡Quién dijo que los profetas no pueden ser prácticos!

Bendiciones,

Arleen Westerhof

2014, el año de puertas abiertas

Vientos de cambio están barriendo la tierra y esto es visible tanto en la dimensión natural como espiritual. Estos vientos violentos de cambio están soplando fuera del tiempo pasado para ingresarnos en el nuevo: El que estaba sentado en el trono dijo: ‘¡Yo hago nuevas todas las cosas!’ Y añadió: ‘Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza’” (Apocalipsis 21:5). Las estructuras políticas y religiosas están cambiando. Se están levantando nuevos líderes y muchos de estos serán candidatos electos en el 2014. Mientras esto ocurre, las puertas se están abriendo en la dimensión espiritual.

“El 2014 es el año de las puertas abiertas”, dice el Señor. Estas puertas nos llevarán hacia un nuevo tiempo. Estas puertas tendrán un efecto visible sobre la tierra. Por ejemplo:

1. Renovación espiritual vs una dureza posterior de nuestros corazones como individuos y como nación.

2. Transformación vs aceptación del statu quo.

Estas puertas abiertas nos conectarán con oportunidades e influencia sin precedentes. Cómo respondemos ante ellas determinará el destino de las naciones.

Puertas abiertas

• En el 2014 se abrirán grandes puertas de oportunidades para la predicación del Evangelio del Reino.

1 Corintios 16:8-9: Pero me quedaré en Éfeso hasta Pentecostés, porque se me ha presentado una gran oportunidad para un trabajo eficaz, a pesar de que hay muchos en mi contra.

2 Corintios 2:12: Ahora bien, cuando llegué a Troas para predicar el evangelio de Cristo, descubrí que el Señor me había abierto las puertas.

El 2014 será el tiempo de los evangelistas. Esto preparará el escenario para la manifestación plena del Evangelio del Reino de Dios en la tierra. ¡Es tiempo de cosecha! No sólo veremos a las multitudes venir a los pies de Cristo, veremos naciones discipuladas en la medida que los principios de Dios comiencen a ser aplicados en diferentes esferas de influencia en la sociedad. Aún ahora, Dios está equipando y posicionando creyentes con mentalidad de Reino para esta tarea. Comenzarán nuevas escuelas de entrenamiento para facilitar este proceso.

• Se abrirán las puertas en el 2014 para que los creyentes asuman posiciones de influencia en los medios de comunicación, la economía, el gobierno y el sistema judicial.

Uno de los miembros de nuestro consejo tuvo una visión sobre cómo la gente influenciada por el espíritu del anti-cristo estaba ocupada dictando cómo deberían funcionar las esferas de influencia y la sociedad. Por ejemplo, creación de trabajo, vivienda, cuidado de la salud, educación, etc. Las leyes que se dicten en esta dirección establecerán yugos de esclavitud sobre las personas. Sin embargo, la justicia y la rectitud son el fundamento del trono de Dios (Salmo 89:14).

Existen 60 versos en las Escrituras que describen las cosas que ocurrieron a las puertas del tabernáculo. Las puertas no se limitaban a actividades religiosas. La justicia civil, los asuntos familiares (desde la dedicación de bebés a los derechos hereditarios), etc; allí ocurría todo concerniente a los asuntos legislativos. Nuestro mandato es establecer el Reino de Dios en la tierra: “En la tierra, así como en el cielo” (Mateo 6:10). Esto no significa que debamos esperar que las cosas sean perfectas. Sin embargo, los principios de Dios serán cada vez más evidentes en las diferentes esferas de influencia. Como creyentes con una visión Escritural del mundo, debemos atravesar estas puertas y tomar las posiciones en el mundo que Dios preparó para nosotros.

• Se abre una puerta doble de oportunidades para los ministerios de mercado que le permitieron a Dios arrancar las raíces de mammón de sus corazones.

Isaías 45:1-3 dice: Así dice el Señor a Ciro, su ungido, a quien tomó de la mano derecha para someter a su dominio las naciones y despojar de su armadura a los reyes, para abrir a su paso las puertas y dejar abiertas las entradas: Marcharé al frente de ti, y allanaré las montañas; haré pedazos las puertas de bronce y cortaré los cerrojos de hierro. Te daré los tesoros de las tinieblas, y las riquezas guardadas en lugares secretos, para que sepas que yo soy el Señor, el Dios de Israel, que te llama por tu nombre.

En el 2014, Dios soplará para remover la idea que los cristianos deben ser pobres para agradarlo a Él. Dios le proveyó a Ciro todo lo que necesitaba para cumplir sus propósitos, financiando la reconstrucción de los muros de Jerusalén. Se soltarán niveles de recursos sobre muchos en el 2014 que ni siquiera comenzamos a sonar. El concepto de “negocios que traen transformación” será ampliamente conocido. Comenzó un nuevo tiempo de filantropía cristiana.

• Reconoceremos el día de nuestra visitación.

Génesis 18:1-5 dice: El Señor se le apareció a Abraham junto al encinar de Mamré, cuando Abraham estaba sentado a la entrada de su carpa, a la hora más calurosa del día. Abraham alzó la vista, y vio a tres hombres de pie cerca de él. Al verlos, corrió desde la entrada de la carpa a saludarlos. Inclinándose hasta el suelo, dijo: Mi señor, si este servidor suyo cuenta con su favor, le ruego que no me pase de largo. Haré que les traigan un poco de agua para que ustedes se laven los pies, y luego podrán descansar bajo el árbol. Ya que han pasado por donde está su servidor, déjenme traerles algo de comer para que se sientan mejor antes de seguir su camino. ¡Está bien, respondieron ellos, hazlo así!”.

Abraham no sabía que era el Señor quien estaba pasando por su casa ese día. Sin embargo, algo dentro de él lo hizo reconocer que ese día, que había amanecido como cualquier otro, era diferente. Por esta razón corrió desde la puerta de la tienda para encontrar a los hombres. Al hacer esto, recibió la promesa que dentro de un año Sara tendría el hijo que habían esperado por tanto tiempo. Dios también le habló sobre sus planes para Sodoma y Gomorra. En el 2014 debemos estar alerta para poder reconocer estos momentos.

• En el 2014, la puerta abierta verá a Dios descendiendo para hablar con su pueblo.

Éxodo 29:42 dice:Las generaciones futuras deberán ofrecer siempre este holocausto al Señor. Lo harán a la entrada de la Tienda de reunión, donde yo me reuniré contigo y te hablaré….

Éxodo 33:9 dice:En cuanto Moisés entraba en ella, la columna de nube descendía y tapaba la entrada, mientras el Señor hablaba con Moisés.

Ahora permanece una puerta abierta en el Cielo y muchos recibieron revelación mientras fueron llevados hacia el Tercer Cielo (Apocalipsis 4:1). Sin embargo, esto será diferente. Cuando Dios descendió para hablar con Moisés, le habló sobre cómo guiar al pueblo y conformar la sociedad. El 2014 veremos un aumento en el número de personas que recibirán una revelación práctica de Dios para el mundo en el que vivimos. Las experiencias del Tercer Cielo también continuarán.

• Se abrieron las puertas de respuestas rápidas y milagrosas.

Hechos 12:16-17 dice:Entre tanto, Pedro seguía llamando. Cuando abrieron la puerta y lo vieron, quedaron pasmados. Con la mano Pedro les hizo señas de que se callaran, y les contó cómo el Señor lo había sacado de la cárcel. Cuéntenles esto a Jacobo y a los hermanos, les dijo. Luego salió y se fue a otro lugar.

Pocas semanas atrás leí una historia en un periódico nacional sobre el asesinato fallido en una de nuestras ciudades. Un criminal que sostenía un arma en la cabeza de un hombre, accionó el gatillo dos veces. Ambas veces el arma no se disparó. El posible asesino se escapó, pero luego fue atrapado por la policía.

La víctima era miembro de nuestra congregación. Cuando preguntamos por esta persona, nos dijo que Dios lo había despertado durante la noche dos semanas antes y le dijo que orara por la protección de otro hombre. Inmediatamente se puso a hacer esto, perseverando hasta recibir la paz de Dios sobre el asunto. Luego le dijo: “Conozco el tipo de arma que usó y es muy confiable. Siempre funciona. ¡Es un milagro que no se disparara!”. Las respuestas milagrosas a las oraciones como esta comenzarán a ser tan comunes durante el 2014 que ya no nos sorprenderán. El poder sobrenatural de Dios en respuesta a las oraciones de su pueblo será cada vez más visible en nuestra nación.

Sepa quién es

Otro de los miembros de nuestro consejo tuvo una visión. Vio un mago parado en un escenario con un gran botón rojo. El mago invitó a un niño de la audiencia a montarse en el escenario para presionar el botón. El miembro de nuestro consejo dijo: “Tenía la idea que cuando el niño presionara el botón, se encenderían los fuegos artificiales y comenzaría una gran celebración. Pude darme cuenta instantáneamente que el mago era Dios, el Padre y el niño era Holanda”. Los Países Bajos están llamados a presionar el botón para iniciar el nuevo tiempo. Holanda es pequeño comparado con las otras naciones, pero jugó este rol en el pasado.

A pesar del hecho que el niño había sido invitado a presionar el botón, no lo hizo. En lugar de ello, comenzó a vacilar. Dudamos porque no estamos seguros y no confiamos que tenemos la habilidad para hacer lo que Dios nos llamó a hacer. Sin embargo, el Espíritu Santo está diciendo que “el tiempo cuando no sabíamos quiénes éramos, quedó atrás”. Holanda está llamada a presionar el botón y cambiar al mundo.

Héroes

Daniel 11:32 dice: Corromperá con halagos a los que hayan renegado del pacto, pero los que conozcan a su Dios se le opondrán con firmeza.

El 2014 veremos un nuevo derramar del “espíritu de héroe” mientras Dios levanta una nueva generación de hombres y mujeres poderosas. Los hijos e hijas de Dios se levantarán, sacudiéndose su letargo y temor, para confrontar los ejércitos de las tinieblas que atraparon a nuestra nación.

1 Samuel 17:45-47 dice: David le contestó: Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que has desafiado. Hoy mismo el Señor te entregará en mis manos; y yo te mataré y te cortaré la cabeza. Hoy mismo echaré los cadáveres del ejército filisteo a las aves del cielo y a las fieras del campo, y todo el mundo sabrá que hay un Dios en Israel. Todos los que están aquí reconocerán que el Señor salva sin necesidad de espada ni de lanza. La batalla es del Señor, y él los entregará a ustedes en nuestras manos.

Muchos se sentirán alentados y se levantarán para manifestar el poder del Espíritu Santo por ver y oír las historias de los Gedeones y los Davides que Dios está levantando en este tiempo. El espíritu de héroe para retomar el territorio perdido será una característica importante de este nuevo mover del Espíritu Santo que Dios está soltando sobre la tierra que cobrará mucha velocidad en el 2014.

Arleen Westerhof

(www.elijahlist.com)

jueves, 1 de mayo de 2014

Viene una depuración: Por qué debemos abrazar los rápidos rugientes en el Río del amor del Señor

Por Kent Simpson

 

 

clip_image002Este es su tiempo de amor

Muchos de nosotros nos sentimos muy cómodos orando en los bancos del río. Sin embargo, creo que pocos pueden oír a la distancia un rugido alarmante dentro de este río espiritual. Aún los generales de Dios que estuvieron caminando por las profundidades del río ungido del Señor, perciben que algo está a punto de cambiar.  Esta corriente espiritual está comenzando a empujar a todos los que se encuentran dentro de ella. Incluso los que están tranquilos en los bancos esperando que algo ocurra, ahora sienten que los está empujando esta fuerza que los incita.

 

Apocalipsis 22:1 dice: Luego el ángel me mostró un río de agua de vida, claro como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero….

clip_image004

La zona de comodidad para todo el pueblo de Dios se está estrechando rápidamente, mientras cada gramo de su amor por Él está entrando en un tiempo de prueba profunda. Muchos ya fueron desalojados de sus nidos y sus vidas orgullosas fueron desechadas. Estos son los mismos vasos de Dios que se encontrarán a sí mismos en la vanguardia, porque ya pasaron una gran prueba. Entregaron por completo sus vidas a Cristo, comprometiéndose a servirlo hasta la muerte y más allá.

 

Ezequiel 16:8 dice: Tiempo después pasé de nuevo junto a ti, y te miré. Estabas en la edad del amor. Extendí entonces mi manto sobre ti, y cubrí tu desnudez. Me comprometí e hice alianza contigo, y fuiste mía. Lo afirma el Señor omnipotente.

 

Palabra profética del Señor: La gran depuración de amor nos preparará para lo que viene

 

“Viene una depuración y si están en el río, deben estar preparados. Como desciende desde el cielo a la tierra, será una lluvia torrencial del Señor que se transformará en un monzón, dando lugar a un río impetuoso del amor de Jesús. Esto agitará sus arroyos y hará que sus ríos se pongan cabeza abajo, enviándolos hacia los rápidos violentos, golpeándolos y podándolos, para prepararlos para lo que viene”.

 

clip_image006“Aún cuando sientan que tuvieron una gran caída porque llegaron al final del tiempo, el agua los sumergirá más para que puedan ver lo que está ocurriendo por debajo. Eventualmente se volverán a encontrar en la superficie para decirles a otros lo que vieron y dónde estuvieron. Sabrán que estuvieron en un lugar de gran dificultad, porque la depuración del Espíritu Santo los preparó para usarlos para sacudir la tierra y el cielo”.

 

“Todo lo que no viene de Dios caerá sin remedio, pero todo lo que es del Señor permanecerá firme, porque está edificado en las rocas sobre las cuales cae el agua. Se darán cuenta que el Señor los usará con poder, pero primero deben atravesar los rápidos. Son un lugar de limpieza, un lugar con caminos radicales y misteriosos donde serán despojados de la carne, removiendo cada onza de egoísmo. Todo lo que quedará es lo que habita dentro de ustedes”, dice el Señor.

 

“Cuando los inconversos los vean, podrán verme y esto hará que los demonios se manifiesten. Sus palabras de odio harán que su piel se vuelva gruesa como la de un rinoceronte, pero sus corazones se mantendrán mansos como el de una paloma. Los amarán permanentemente, sin importarles lo que puedan hacerles. Aunque abran sus espaldas con un látigo de nueve colas, seguirán alabándome y pidiéndome que los perdone, proclamando que no saben lo que hacen”.

 

“Pronto verán que las cosas comenzarán a cambiar. Pidieron los dones y el poder y se los entregué. Aunque no se manifestarán hasta que primero atraviesen las aguas poderosas que los limpiarán y los llevarán más allá de su tiempo, llevándolos hacia las profundidades del abismo y volviéndolos a levantar”.

 

clip_image008“Beberán de esta copa y de esta copa recibirán lo que les entrego. Pero primero deben atravesar este proceso antes de recibir la promesa. Mi promesa para ustedes es esta: Una vez que tengan el poder, les confiaré lo que deben hacer hacia aquellos que vengan en contra de ustedes. Aquellos que acosaron a mi pueblo y se ensañaron en su contra, serán alcanzados por mi amor a través de sus manos. Habrá otros como ustedes que pedirán que descienda del cielo un fuego consumidor. Este fuego no es de destrucción, sino un calor abrumador de mi amor, desatando una esperanza cada vez mayor. Deben tomar esta gracia de salvación y desatarla sobre todos aquellos que no me conocen, encendiendo un fuego que arrasará toda la tierra”.

 

“Existen muchos que son falsos en los territorios que vienen como perversos, guerreros de satanás alimentados por su odio, pero ellos no los podrán tocar. Ustedes sabrán que Dios es su Padre y les entregó un ojo poderoso para ver todos los rincones del mañana, conociendo lo que se estuvo planificando. Mientras los perversos se encuentran escondidos en las cámaras secretas, presentándose ante el príncipe de las tinieblas, harán sus planes. Sin embargo, el Espíritu ministrador que transciende enviado desde el cielo, los llevará hasta sus escondites de engaño para ser testigos de todos sus planes. Entonces sabrán qué decirle al resto de mi pueblo para que puedan desbaratar los planes del enemigo. ¡Amen!”.

 

¿Esta palabra profética es escritural?

A continuación veremos una serie de versos de las Escrituras que le proveen balance y consistencia a esta palabra profética.

 

Marcos 10:39: Sí, podemos. Ustedes beberán de la copa que yo bebo, les respondió Jesús, y pasarán por la prueba del bautismo con el que voy a ser probado…”.

 

Lucas 3:16-17: Yo los bautizo a ustedes con agua, les respondió Juan a todos. Pero está por llegar uno más poderoso que yo, a quien ni siquiera merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. Tiene el rastrillo en la mano para limpiar su era y recoger el trigo en su granero; la paja, en cambio, la quemará con fuego que nunca se apagará”.

 

Malaquías 3:2-3: Pero ¿quién podrá soportar el día de su venida? ¿Quién podrá mantenerse en pie cuando él aparezca? Porque será como fuego de fundidor o lejía de lavandero. Se sentará como fundidor y purificador de plata; purificará a los levitas y los refinará como se refinan el oro y la plata. Entonces traerán al Señor ofrendas conforme a la justicia…”.

 

Lucas 21:25-27: Habrá señales en el sol, la luna y las estrellas. En la tierra, las naciones estarán angustiadas y perplejas por el bramido y la agitación del mar. Se desmayarán de terror los hombres, temerosos por lo que va a sucederle al mundo, porque los cuerpos celestes serán sacudidos. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube con poder y gran gloria”.

 

1 Corintios 10:21: No pueden beber de la copa del Señor y también de la copa de los demonios; no pueden participar de la mesa del Señor y también de la mesa de los demonios”.

 

Josué 24:15: Pero si a ustedes les parece mal servir al Señor, elijan ustedes mismos a quiénes van a servir: a los dioses que sirvieron sus antepasados al otro lado del río Éufrates, o a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ustedes ahora habitan. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor.

 

 

Kent Simpson, Pastor profético

(www.elijahlist.com)