lunes, 11 de diciembre de 2017

“2018: Libertad, nuevas asignaciones y reubicaciones”


Por Angie Stolba

Juan 8:36 dice: “Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres”.

Un año de libertad increíble
La Palabra dice que el Señor corta cada rama que no lleva fruto, pero cada rama que tiene fruto será podada para que pueda fructificar más (Juan 15:2). Creo que el 2018 será un año de libertad increíble para aquellos que se rindieron por completo al Señor. Estas personas le permitieron al Señor establecer su manera de hacer las cosas en sus vidas, porque abrazaron verdaderamente el proceso de poda (aun cuando pareció doloroso en la carne).

El año 2017 ha sido muy intenso, pero también fue un año de crecimiento personal. Hubo muchos asuntos que se desarrollaron y para algunos en el Cuerpo de Cristo (incluido yo misma), tuvieron que enfrentarlos durante un largo periodo de tiempo. Estuvimos peleando por libertad en asuntos que estuvieron operando a través de los linajes. Es como si el enemigo hubiera estado trabajando tiempo extra para traer división y destrucción. Sin embargo, a pesar de estas circunstancias, sabemos que cualquier cosa que traemos a la luz, ya no se podrá ocultar más en las tinieblas (Efesios 5:13).

Amado, ¡aliéntese! El corazón de Dios para usted y para sus amados es traer sanidad y restauración, porque la Sangre de Cristo habla una palabra mejor (Hebreos 12:24).

Pariendo y cortando con los apegos
Un par de meses atrás comencé a tener conflictos con algunas cosas y mi carne se sentía extremadamente incómoda. Mientras le preguntaba al Señor qué estaba pasando, inmediatamente despertó mi espíritu y me recordó una palabra que me había entregado en Enero de este año, donde el Padre cortaba mi cordón umbilical. El Señor luego me instruyó a regresar y recrear esa palabra. Estaba shockeada porque descubrí que había escrito esta palabra exactamente nueve meses atrás.

Dios instantáneamente comenzó a inundar mi espíritu con su sabiduría y revelación respecto a mis preguntas y sentimientos de incomodidad:
“Te entregué una palabra declarando que el 2017 sería un año donde cortaría tu cordón umbilical. Nueve meses más tarde, así como ocurre con una mujer embarazada, estoy cumpliendo esa palabra en tu vida. ¡Este es tu tiempo de dar a luz! Estás experimentando incomodidad, así como una madre que padece dolores de parto. Sin embargo, una vez que nace el niño, habrá un gozo y una libertad increíbles”.

El Señor estuvo cortando los apegos enfermos y las raíces de los sistemas, para que la Novia de Cristo pueda entrar en su lugar de libertad. Siento que incluso ahora, mientras el 2017 está llegando a su final, el Señor está completando este proceso de liberación emocional. Luego serán capaces de entrar en el 2018 completamente sanos de todas las heridas emocionales y los afectos enfermos.

Poda intensa para llevar mucho fruto
Aunque el proceso de corte del Señor pueda ser doloroso para nuestra carne, todo opera para bien. Dios está desprendiendo los odres viejos y haciendo lugar para lo nuevo. Este puede ser un proceso vulnerable y con frecuencia durante tiempos como estos, el enemigo trata de intervenir y engañarnos. Como está escrito: “El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia” (Juan 10:10).

No crea las mentiras del enemigo que buscan decirle que usted está siendo castigado. La verdad es que el Señor poda sus ramas más fructíferas, a aquellos que lo aman, para que se produzca una cosecha mucho mayor. Creo que aquellos a quienes Dios usa más, atraviesan procesos de poda más intensos, pero es para prepararlos para llevar lo “más” que está a punto de entregarles. A los que recibieron más, se les requerirá más (Lucas 12:48).

Amado, si se encuentra atravesando un tiempo donde las cosas están saliendo a la luz, debe saber que el Señor está trayendo restauración cuando permite que esto ocurra. Él está completando su obra en usted y está lavando todas las toxinas para traer la sanidad que le quiere impartir. Verdaderamente el Señor está haciendo una gran obra, pero sus caminos y sus pensamientos siempre serán más altos que los nuestros.

Es vital que en este tiempo podamos ver más allá de lo natural, confiando absolutamente que el Señor completará la buena obra que comenzó en nosotros (Filipenses 1:6). El Señor derriba, pero también reedifica (Job 12:14, Isaías 61:4).

Nuevas asignaciones, gran favor y reubicación
Puedo ver el corazón de aliento del Señor en este momento. Él está en el proceso de reedificación, sacando lo hermoso de las cenizas. Jesucristo está permitiendo que su Novia entre en una plenitud y sanidad completas para que pueda ser totalmente equipada para avanzar en este próximo año, fuerte y libre de las ataduras y limitaciones del pasado.

El 2018 será un año de nuevas asignaciones, gran favor y aún de relocalizaciones geográficas para muchos. Si hoy está experimentando una gran turbulencia, resista. Esto se aclarará pronto, porque el Hijo está abriendo brechas y experimentará un nuevo día. 

1 Corintios 2:9 dice: “Sin embargo, como está escrito: Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman”.

Angie Stolba

(www.elijahlist.com)

“El Señor está destronando a la reina Vasti: Es tu tiempo para reinar”


Por Jamie Rohrbaugh

¿Hubo algo que se levantó en su camino en los últimos dos años que le impidió llegar a ser quién es? Si es así, esta palabra es para usted. El Señor me habló recientemente que Él estaba destronando a la reina Vasti en nuestra vida, preparando el camino para que podamos gobernar sobre nuestra herencia justa.

El Señor dijo:
• Fuiste el objetivo del infierno durante los últimos dos años, pero el tercer año (el año de la resurrección) ha comenzado.

• Durante los últimos dos años estuviste tratando con la transición y con errores inesperados. Todo aquello en lo que creíste fue cuestionado e incluso lo que creíste sobre ti mismo fue cuestionado.

• Sin embargo, atravesaste todo eso y ahora te conoces mucho mejor.

Seis meses atrás, el Señor comenzó a celebrar una fiesta para ti. Comenzó confirmando tus promesas y reafirmando su pacto. Un paso a la vez, te reaseguró quién eres. Reconstituyó tu sistema de creencias para que conozcas, más que nunca, la verdad de lo que crees.

El Señor te estuvo celebrando todo este tiempo. No eras capaz de comprender sus sentimientos sobre tu vida debido a tus heridas, pero te estuvo sanando con el gozo de su corazón. El Señor comprendió lo que no eras capaz de comprender y te llevó a través de ello, conociendo perfectamente de qué se trataba. Ahora te devolvió tu gozo y lo sabes. Por primera vez en muchos días, sentiste que el gozo del Señor está en ti y sobre tu vida. ¡Aleluya!

Ahora es tu tiempo de reinar
El Señor preparó un lugar hermoso para ti. Ya está listo y decorado. Este lugar tiene toda la provisión, todo el esplendor y todo el gozo que el Señor te prometió durante años. Pudiste verlo acercarse, pero te hubieras herido si se manifestaba, porque seguías viendo a la reina Vasti sentada en el lugar donde no debería estar.

¿Quién es la reina Vasti?
Vasti representa la situación, la gente o las circunstancias que estuvieron ocultando tu destino. Escuchaste a Vasti hablándote y diciendo: “Estoy sentada como reina; no soy viuda ni sufriré jamás” (Apocalipsis 18:7). Aunque crees en la palabra del Señor, tampoco viste o supiste cómo podías reinar con Vasti en tu camino.

Nunca deberías hacer nada por ti mismo contra Vasti, pero viste la imposibilidad aparente de ver el cumplimiento de tus promesas mientras Vasti siguiera en su trono. Vasti no solo le faltó el respeto al Rey Jesús, también te impidió llegar a ser quien eres. Con Vasti en el trono no pudiste llegar a ser todo lo que eres. No pudiste ser capaz de hablar tu propio lenguaje. Tampoco pudiste manejar tu propia casa y el mundo no te pudo ver en todo este tiempo. Te sentiste escondido detrás de la sombra de Vasti. Pero el Señor te dice hoy: “Me agrada remover todo impedimento que viste establecido para bloquear mis planes para tu vida”.

El Señor ve lo que otros no ven, porque puede vernos en las sombras. Nadie más nos conoce, pero Él sí. Nos preservó para un tiempo como este. Estás por ver tu entorno con asombro, porque el Señor está destronando a la reina Vasti y removiendo su influencia en toda tu vida. Ahora serás capaz de honrar al Rey Jesús de manera abierta. Serás un testigo viviente por quién es Cristo. El Señor te usará para decirles a todos lo que he hecho contigo. Gobernarás y reinarás en los lugares que el Señor estableció en tu espíritu muchos años atrás... pero luego te olvidaste o cuestionaste estos lugares cuando Él comenzó a recordártelos y volvió a confirmártelos hace seis meses.

Esos lugares de gobierno son tuyos ahora mismo, porque el reinado perverso de Vasti está cayendo. Caerá en un solo día y no volverás a recordarla nunca más.

Jamie Rohrbaugh
(www.elijahlist.com)


martes, 5 de diciembre de 2017

“Confía en Mí y entra en el reposo sin preocuparte”


Por Randy y Barbara Walter

El Señor nos preguntó: “¿Qué es descansar? Es abandonar la necesidad de controlar. Los dos todavía necesitan aprender eso. Hija, controlas diciéndole a la gente lo que debe hacer. Randy controla tratando de hacer todas las cosas por sí mismo. Las preocupaciones que te incitan a controlar te impiden reposar. El reposo no es un asunto físico, es la paz en tu ser interior por confiar en Mí en todas tus circunstancias”.

“¿Puedes ver cómo aprender a confiar en Mí es necesario para reposar? Randy debe confiar en mí para que otros hagan las cosas según sus estándares. Tú debes hacer lo mismo. Cuando tratas de hacer que las cosas ocurran a tu manera, es porque no sabes descansar. Las preocupaciones que te hicieron dudar de otras personas se multiplican en tu imaginación, mientras piensas sobre todas las cosas que podrían hacer mal. Aun cuando recortaste tus actividades, no encuentras reposo cuando te preocupas”.

“Te dije que reposaras”
Pocos meses atrás el Señor me dijo: “Te dije que reposaras. Esto no fue solo para impedir el dolor físico sino para aliviar el stress emocional. Desafío tu pensamiento que dice: ‘Si no me involucro, no pasa nada’. Eso te hace dios en tu propio mundo. Aun cuando oras y me agradeces, todo está subordinado a creer que debes hacer que todo ocurra. Tu espalda se está doblando por el peso de ocupar mi lugar”.

“Dios no tiene fórmulas, tiene un proceso para cada uno”

“No estoy hablando de planificar y prepararse. Hablo de verte a ti mismo como el jefe a cargo. No reduzcas la habitación, necesito revelarme a tu vida. No compitas conmigo. No tomes el crédito, aun sin decirle a nadie”.

“Es el stress por estar a cargo de los resultados lo que te provocó el dolor, obligándote a llevar cargas que nunca preparé para tu vida. Cuando dejes de hacer esto, verás una multitud de beneficios. El dolor desaparecerá. Volverán tus fuerzas porque invertirás tus energías con sabiduría. Se desarrollarán las relaciones en la familia. Los temores personales disminuirán dramáticamente, dando lugar a la paz y el gozo. Saluda a lo viejo y despídete de ello. No necesitas permitirle que te retenga con resentimientos ocultos. Ya no puedes ser la heroína ni la víctima”

El enemigo del reposo es la preocupación
El Señor le dijo a Randy que es autosuficiente. Randy decía: “Soy el único que sabe cómo hacer las cosas bien, entonces tengo que hacerlo todo yo”Ahora, a los 73 años y con desafíos de salud, comencé a comprender el reposo. Cuarenta años atrás, dos extraños que viajaron desde Florida me visitaron en Maryland para decirme que el Señor los envió a decirme que reposara. “¿Qué?”. Discutí con el Señor. “No puedo descansar, tengo demasiado por hacer para Ti y soy la única que sostiene a mis tres hijos”. 

Este mes, cuando el Señor dijo que quería que escribiéramos sobre el reposo, volví a protestar. “Pero aún no tenemos la victoria, por lo menos yo no”. Compartimos este mensaje para todos los santos que trabajan duro, pero necesitan aprender junto con nosotros. El enemigo del reposo es la preocupación.

El Señor nos dijo: “Quiero que prosperes. Para ello debes ser capaz de recibir las respuestas a la oración. Las preocupaciones retendrán las respuestas a las oraciones más rápido que cualquier otra cosa, incluso que el accionar de las tinieblas. Cuando esperas algo del futuro puedes recibir dos cosas: Respuesta a las oraciones o ansiedad. Las respuestas a las oraciones a menudo requieren esperar, pero puedes hacerlo lleno de ansiedad. Aprender a esperar desarrolla el carácter y Me glorifica. Las preocupaciones te ponen en primer lugar y provoca enfermedades”

“Como el proceso de espera hace que lo que recibes sea suficiente, siempre será satisfactorio. Cuando eres ansioso, nada te satisface porque todo lo que te llega nunca es suficiente. Quiero darte algo mejor y más elaborado de lo que imaginas o esperas. Cuanto más paciente seas, más rápido vendrán las cosas. Esperar en Mí extiende tu fe desde una sola situación hacia muchos aspectos de tu vida. Te edifica para crecer en Mí en todo”.

“La ansiedad se propaga como una gangrene y pronto, todas las áreas de tu existencia son consumidas por la preocupación. Así es como la ansiedad anula tu fe. Confiar en Mí es tu propia recompensa. La ansiedad es tu propio castigador”.

Entrando en el reposo del Señor mientras esperas
Hebreos 4:1 siempre me asustó. Dice: “Cuidémonos, por tanto, no sea que, aunque la promesa de entrar en su reposo sigue vigente, alguno de ustedes parezca quedarse atrás”Supe que estaba cerca. El capítulo 11 nos habla que por la fe Abel, Enoc, Noé, Abraham, Sara… entraron en su reposo. Dios los usó como ejemplos, incluso cuando fueron imperfectos. Continué ministrando, tratando con brotes de una enfermedad durante 16 años. Esto me hizo dudar de mi fe. Dios me sanó muchas veces de varias enfermedades pequeñas y un par de problemas serios, pero siempre regresaban.

“El reposo no es un asunto de quietud física, es la paz en el ser interior que viene por confiar en Mí en todas tus circunstancias”

Estuve orando por cientos de personas. Clamé por cada Escritura y declaré cada promesa, tomé todos los suplementos y los remedios que me daba la gente que me amaba. Un amigo bien intencionado me reprendió diciéndome que Dios no se glorificaba por mi enfermedad. Era embarazoso estar ante un grupo de personas cuando no me sentía bien, pero Dios repetidamente me dijo que “confiara en Él y no en mí misma”Me dijo que la autosuficiencia es egoísmo.

Sueño sobre mi sanidad: Me di cuenta que no estaba reposando cuando soñé que corría a un Banco y no podía sacar dinero, pero tenía un formulario en mi mano que no sabía cómo llenar. Quería conocer la fórmula. Me puse en la fila y esperé mi turno, pero la fila cambiaba y siempre volvía a quedar al final. Seguí corriendo para tratar de buscar ayuda y terminé frustrado. El sueño era sobre mi sanidad, solo quería conocer la fórmula, sanarme y continuar mi vida. Dios no tiene fórmulas, tiene un proceso para cada uno. Quiere que confiemos en Él con todo nuestro corazón y no reposar en nuestro propio entendimiento o fórmulas. Un día el Señor me recordó con severidad: “Te dije que te iba a sanar”Creo que este es el proceso de espera.

“¿Ahora vas a confiar en Mí?”
Tuve tres visiones sobre mí misma cuando tenía cinco años de edad. Estaba en una piscina con fuentes de agua rosada y Jesús era mi guardavida. Me dijo que me recostara y reposara sobre el agua. “Confía en Mí, no permitiré que te ocurra nada malo”, dijo. En la segunda visión, tenía una bicicleta rosada con cintas en el manubrio y rueditas de aprendizaje. Jesús estaba corriendo a mi lado para hacerme sentir segura. En la tercera visión, Jesús me estaba empujando en una hamaca con un vestido suave rosado. 

Mientras le relataba estas visiones a una amiga, me trajo un retrato de Jesús sosteniendo las cuerdas de una hamaca con una niña sentada en ella y llamó mi atención lo que decía en la imagen: “¿Ahora confías en Mí?”. Entonces mi amiga me dijo: “Creo que esto te pertenece”. Cuando era niña tenía una bicicleta vieja sin frenos y me dirigía a toda velocidad contra un recipiente de basura, sin poder detenerme. Me lastimé en la hamaca de la escuela. Jesús estaba corrigiendo mis temores que afirmaban que nadie se ocupaba de mí. ¿Por qué todo era color rosado? Porque ese es el color de la gracia.

Progresos en los procesos del Señor
Aprender a reposar es un proceso. El Señor dijo: “En realidad, la pregunta debería ser: ‘¿Estás progresando en tu proceso?’. Toma cualquier área en la que no estás progresando y esfuérzate por entregármela a Mí. Luego, cada vez que sientas que estás fallando en esa área, vuelve a comprometerte conmigo con más fervor. Gana una victoria como esa y las otras serán más simples”

“Cambia la manera que piensas sobre tu entrega. No funcionará si lo haces desde la base del desempeño, porque es un cambio en tu estilo de vida. Piensa en ello como un cambio en tu estilo para recibir vida: Un estilo de vida. No estás a merced de tus emociones, porque ellas están sujetas a tu justicia. Eres una persona justa y puedes hacerlo”.

Randy and Barbara Walter
(www.elijahlist.com)


“¡Dios está enviando la lluvia de su Espíritu para un viraje divino!”


Por Ella Onakoya

Creo que este es un tiempo importante de inflexión en la historia de la Iglesia. Pude oír en mi espíritu el sonido de una lluvia nunca antes vista. El Señor le está enviando una alerta a su Iglesia para discernir los sonidos de la lluvia y posicionarnos para recibir la lluvia que está enviando y resultará en una cosecha de almas, sanidades, restauración y un viraje divino de los escenarios del enemigo.

Señor, necesitamos tu río y tu lluvia
Recientemente tuve un sueño profético donde estaba predicando en una reunión. Mientras predicaba, sentí una barrera en el espíritu que le impedía a la gente recibir la palabra del Señor. Repentinamente, el Señor me dijo que comenzara a cantar sobre su lluvia y su río. Obedecí y comencé a cantar: “Señor, necesitamos tu río. Señor, necesitamos tu lluvia. Riéganos con tus bendiciones”Mientras cantaba la unción cayó como un diluvio, cambiando no solo la atmósfera del lugar, sino los corazones. Los corazones de los presentes se suavizaron y comenzaron a ponerse de pie alineándose con el Señor.

Me desperté del sueño con la revelación que se estaba soltando la unción para una gran cosecha de almas, restauración y sanidad por la lluvia de Dios cayendo desde el Cielo. Sin el Señor y su unción, ¡no podemos hacer nada!

“Debemos orar desde una posición de victoria ante el trono de Dios, donde podemos ver la victoria aun antes de su manifestación”

Claves para ser posicionados para la lluvia
El Señor me entregó varias claves para ser posicionados, pero no solo para recibir sino para operar bajo la lluvia de su Espíritu.

1.Debemos creer que esta es una estación de lluvia y pedir conforme a ello

La fe y la confianza siempre preceden lo que el Señor quiere hacer. Zacarías 10:1 dice: “¡Pídanle al Señor que llueva en primavera! ¡Él es quien hace los nubarrones y envía los aguaceros! ¡Él es quien da a todo hombre la hierba del campo!”.

2. Mientras el Señor envía su lluvia sobre el terreno sediento, nos está llamando a prepararnos para el avivamiento que nos posicionará para traer la cosecha de almas.

Joel 2:23-24 dice: “Alégrense, hijos de Sión, regocíjense en el Señor su Dios, que a su tiempo les dará las lluvias de otoño. Les enviará la lluvia, la de otoño y la de primavera, como en tiempos pasados. Las eras se llenarán de grano; los lagares rebosarán de vino nuevo y de aceite”. Creo que el Espíritu del Señor está diciendo: “Mira los terrenos secos y sedientos, porque recibirán un diluvio pesado”El trigo significa la cosecha, donde caigan las lluvias se producirá la cosecha.

Hace poco estaba ministrando en una carpa de avivamiento en una parte de los EEUU donde el ministro que me invitó me dijo que el terreno era espiritualmente duro y el lugar estaba lleno de delincuentes armados. El crimen arreciaba en esta área. Mientras ministraba en la carpa de reunión, le pedí a la congregación que comenzara a soltar oraciones hacia los cuatro rincones de la región para liberar la unción que traería la cosecha. 

Continuamos orando intensamente, cuando el pastor que organizaba me pidió que oyera los gritos afuera. Eran los gritos de muchas personas inconversas fuera de la carpa que fueron tocadas por la lluvia del Espíritu de Dios. Mientras oraba, sus corazones recibían convicción y comenzaron a clamar repetidamente: “¡Jesús!, ¡Jesús!”. Mi corazón estaba asombrado porque recordé el pasaje de Hechos 2:21: “Y todo el que invoque el nombre del Señor será salvo”.

Guiamos a todos los que clamaban para que aceptaran al Señor Jesús. A lo largo de esa semana, la gente entraba caminando a la carpa para encontrarse con el Señor porque habían sido tocados por el Espíritu Santo derramado en esa región.

3. La intercesión dará a luz y soltará la lluvia de restauración y las bendiciones
Pude oír al Señor que decía: “Mientras intercedes, observa la nube del tamaño de una mano”. Cuando vemos la nube, nuestra lluvia es inminente. La lluvia del Espíritu Santo desata la restauración de lo que se había perdido. El pasaje de Joel 2:25 promete que la lluvia que viene traerá la restauración de los años que robaron la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta.

En 1 Reyes 18:41-46, luego que Elías oyera el sonido de la abundancia de lluvia en su espíritu, supo que necesitaba orar para dar a luz la lluvia prometida. Muchos oyeron la promesa de su lluvia o sus palabras proféticas que no se terminaron de cumplir. El Señor quiere alentarlo porque no es tiempo para abandonar. Manténgase orando hasta ver la nube del tamaño de la palma de la mano de un hombre.

Elías oró en el Monte Carmelo para que cayera la lluvia. Así como Elías oró en el monte, siento la urgencia en mi espíritu que debemos alinear nuestra postura de oración en el espíritu para recibir la victoria. Debemos orar desde una posición de victoria ante el trono de Dios, ¡donde podamos ver la victoria antes que se manifieste! Elías oró varias veces hasta que la séptima vez su siervo finalmente pudo ver la nube del tamaño de la palma de una mano. ¡Luego que apareció la nube, comenzó a caer una lluvia pesada!

“El Señor está entregando un alerta para que su Iglesia pueda discernir los sonidos de la lluvia y posicionarse para recibir la lluvia que Él está soltando para traer una cosecha de almas, sanidades, restauración y una giro divino frente a las  estrategias del enemigo”

El número 7 significa cumplimiento y plenitud. Creo que muchos entraron este tiempo de plenitud. Persevere durante este tiempo y decrete que la nube que está reteniendo su lluvia suelte las promesas y las bendiciones asignadas por Dios. Recuerdo la historia de un hombre en Camboya restaurado por el Señor. Estaba ministrando en Camboya en una congregación, cuando en el momento de la oración, el Señor me entregó una palabra profética por restauración. La entregué y luego oré sobre la congregación.

Pocos días después, uno de los miembros de la congregación testificó que lo habían estafado con una enorme cantidad de dinero en un negocio. Nunca pudo recuperar ese dinero, porque parecía que los estafadores habían desaparecido. Aunque estaba muy angustiado, guardó su fe y los perdonó. Estuvo orando por un cambio y una restauración, cuando vino a la reunión y oyó la palabra de restauración que el Señor me entregó. Inmediatamente atrapó toda la palabra, percibiéndola como su nube de la palma de la mano de un hombre y se puso de acuerdo por la restauración en su vida.

Cuando finalizó la reunión, encendió su teléfono celular (que estuvo apagado durante la reunión) y en ese mismo momento entró una llamada. Era su socio en el negocio (que se había escapado con su dinero), para decirle que estuvo tratando de encontrarlo para devolverle su dinero. Estaba asombrado por este giro divino. Se posicionó para recibir la lluvia de restauración cuando recordó en oración las promesas que Dios le había hecho. 

4. ¡Hay sanidad en la lluvia!
Una de las maneras para posicionarnos para recibir la lluvia de sanidad es mantenernos en un lugar donde “volvernos y arrepentirnos” ante el Señor.

Oseas 6:1-3 habla sobre el Señor sanándonos y viniendo hacia nosotros como la lluvia mientras nos volvemos hacia Él. Recientemente hice un llamado al altar en una reunión en New York para aquellos que se habían descarriado o necesitaban volver al primer amor con el Señor. Luego que uno de los hombres se comprometiera de corazón con el Señor a caminar profundamente con Él, me pidió que orara para que fuera sano de un oído, porque no podía oír bien. Luego de orar, testificó que durante 45 años había padecido zumbidos y no podía oír bien, pero después de la oración eso se detuvo y comenzó a oír sin problemas. ¡Cuando se dispuso a arrepentirse ante el Señor, recibió la sanidad!

Amado, lo aliento con esta palabra a creer que en este tiempo la lluvia del Cielo cayendo traerá una cosecha de almas, restauración y cambios en todos los escenarios.

Ella Onakoya

(www.elijahlist.com)

viernes, 24 de noviembre de 2017

“El ángel de aceleración está aquí para imprimirles velocidad a los destinos”


Por Darren Canning

Su nombre es aceleración
Recientemente estaba en Louisiana en la casa de mi amigo Mike Barnett. Mientras estaba sentado con él en su pequeña cabaña sobre el agua con el sol cayendo sobre el lago, un ángel entró en la habitación como una luz brillante. Luego pude verlo sentado sobre un sillón. No era muy alto y se veía como un anciano, con una barba larga y un vestido blanco. Me hizo recordar la imagen que vi en mi juventud sobre el Padre Tiempo.

Mientras lo observaba, se puso de pie y corrió más rápido que un joven. Salió por la ventana como una luz hacia el lago y luego hacia las estrellas. Dije: “Espíritu Santo, ¿cómo se llama?”. Su respuesta fue: “Aceleración”Yo sé lo que significa la aceleración, pero pensé que sería mejor buscar su significado online, para poder descifrar con precisión lo que este ángel vino a declarar.

Aceleración: Es el acto de acelerar, aumentar la velocidad, cambiar la velocidad o (desde la mecánica) el rango de tiempo entre la velocidad respecto de la magnitud o la dirección, la derivada de “velocidad respecto del tiempo”.

“Creo que viene una aceleración sobre su vida para abrir puertas que estuvieron cerradas durante mucho tiempo. Dios está a punto de hacerlo”

El último significado es el que encuentro más interesante. Relaciona la aceleración, la velocidad y el tiempo. Para mí, esto es muy profético. A través de esto, creo que Dios está diciendo que está por imprimirle velocidad a los destinos y la gente se moverá rápidamente en las promesas que Él les hizo. Otra manera de decir esto es: “Prepárense, las cosas que estuvieron esperando por años están a punto de ocurrir”. Están a punto de acelerar hacia su destino.

Hace poco estaba en California con mi amiga Gayle Arthur-Walti. La primera mañana que estuve allí escribí en mi Facebook sobre el encuentro con el ángel que mencioné arriba. Cuando salí de mi habitación en la casa de Gayle, me dijo: “Siento que algo ocurrió el 1 de Noviembre. Creo que entramos en un tiempo de aceleración. ¿Qué piensas?”. Estaba asombrado y me dijo que leyera la actualización de mi Facebook.

No estoy seguro si usted se enteró de esto por mí o no, pero soy un artista profético. Amo pintar y lo estuve haciendo por cerca de 15 años. Incluso llevo pintadas cerca de 1200 pinturas. No tengo idea donde se encuentra la mayoría de ellas. Las vendí por todo el mundo. Como usted, Dios me entregó promesas respecto a mi vida hace muchos años. Una de esas promesas se relaciona con mi arte. 

Asisto a una pequeña congregación en Canadá llamada Oasis. Está ubicada en una granja en las afueras de Ottawa en una pequeña aldea llamada Kinburn. Nuestra congregación es la primera que se plantó en Canadá luego de Azusa Street. Ahora tenemos cerca de 106 años de edad. Tuve la oportunidad, mientras estaba en Los Ángeles, de ir a la casa de Bonnie Brae, donde comenzó todo antes de crecer y tener que mudarse a Azusa. Fue un gran honor estar ahí.

El hombre que comenzó nuestra congregación se llamaba Robert E. McAlister. Fue la primera persona registrada que viajó desde Canadá al Avivamiento de la Calle Azusa. La historia dice que dejó Canadá por tren cerca de 1909 para irse a Los Ángeles. Viajó casi cuatro días cruzando el continente. Ni bien se bajó del tren se dirigió a Azuza y fue lleno del Espíritu Santo, comenzando a hablar en lenguas. Sin demorar volvió a subirse al tren y regresó el mismo día. Cuando llegó a nuestro valle fue a su congregación en Cobden y lo echaron de inmediato. Había varias mujeres que estaban orando juntas en Kinburn. Se encontró con ellas y comenzaron un ministerio. Las reuniones de avivamiento duraron casi 100 años.

Trayendo aceleración sobre las palabras que Dios nos entregó
Me encontraba fuera de esta pequeña congregación y recibí una promesa de Dios. Estaba fuera con un hombre que asistía a nuestra congregación desde hacía un tiempo. Él amaba el arte y me hablaba sobre mis pinturas. Aparentemente, había un artista en el valle de Ottawa que le gustaban tanto mis pinturas que me lo comentó. Entonces el Espíritu Santo me habló a través de este hombre. Hablaba sobre otro artista, pero sus palabras también eran para mí.

“Estás a punto de acelerar hacia tu destino”

El hombre dijo: “Hay un artista en el valle de Ottawa cuyas pinturas se venden por miles de dólares”. Mientas decía esto, sentí como si un viento llevara la voz de Dios por la calle, cruzando el campo de maíz y pude oír: “Ese artista eres tú”. Me sentía lleno y rebosante. En este punto, la mayoría de mis pinturas se vendían por unos pocos cientos de dólares. Creo en esta palabra y la confieso permanentemente.

Desde ese momento hice un buen dinero con mi arte. Hubo días en los que hice miles de dólares con mis pinturas, pero nunca con una sola pintura. Habría hecho miles con 10 pinturas. No me estoy quejando, pero es un honor poder viajar, pintar y hacer dinero con ello. Este es el favor de Dios.

Sin embargo, luego que el ángel de Aceleración apareció, algo cambió. Llegué a casa luego de 10 días en Louisiana y California, y había un mensaje en mi página de Facebook. Había una mujer de Melbourne que se conectó con mi ministerio en Julio. Estaba testificando sobre cómo había sido tocada una y otra vez por mis palabras proféticas diarias y cómo se gozaba con mi arte. Dijo que quería comprar una de mis obras de arte por $2222 dólares americanos que eran 2700 dólares canadienses o más importante, miles de dólares. La palabra que escuché 6 o 7 años antes se estaba acelerando y ahora estaba ocurriendo rápidamente, luego de la aparición del ángel.

El 2222 es un número muy interesante para mí. Cuando lo revisé pensé en Isaías 22:22 que dice: “Sobre sus hombros pondré la llave de la casa de David; lo que él abra, nadie podrá cerrarlo; lo que él cierre, nadie podrá abrirlo”. Creo que esta aceleración viene para abrir puertas para nosotros que estuvieron cerradas durante mucho tiempo. Dios está por hacer esto. El Espíritu Santo está por susurrar su nombre en muchos oídos y usted está por entrar en las cosas que le prometieron durante muchos años.

La clave para todo esto es oír, obedecer y confiar. No podemos agradar a Dios sin fe. Todo en lo que usted y yo entraremos depende de nuestra fe. No existe otra llave aparte de la fe para abrir todas las demás llaves. Declaro fe sobre su vida hoy. Declaro que será conocido por sus grandes actos de valentía para Cristo. Él es el centro de nuestra fe y la única razón por la cual existimos. Que todos sus caminos agraden al Señor y su rostro siempre resplandezca sobre su vida. 

Darren Canning
(www.elijahlist.com)


“Ángeles catalizadores, puertas sobrenaturales y destinos generacionales”


Por Barbie Breathitt

Puertas espirituales
La presencia de Dios y la Palabra refinan, limpian el pecado y purifican al pueblo para ser capaces de recibir e impartir el conocimiento revelacional que recibieron de los ángeles. Cuando somos plantados en la casa del Señor, floreceremos en los jardines de nuestro Dios (Salmo 92:13). La santidad le permite al pueblo entrar por las puertas espirituales. Un corazón puro nos permite entrar en las dimensiones del espíritu.

Salmo 84:10 dice: “Vale más pasar un día en tus atrios que mil fuera de ellos; prefiero cuidar la entrada de la casa de mi Dios que habitar entre los impíos”.

“Seremos puntos de acceso, portales y puertas sobrenaturales para que otros puedan entrar en su destino, salvación, liberación y sanidad”

Los justos pueden entrar en la Corte celestial para presentar sus casos ante Jesús, su abogado, y recibir justicia. Salmo 84:2 dice: “Anhelo con el alma los atrios del Señor; casi agonizo por estar en ellos. Con el corazón, con todo el cuerpo, canto alegre al Dios de la vida”. Las puertas espirituales les dan a los embajadores de Cristo el acceso a la dimensión de los ángeles y el conocimiento revelacional para cumplir los mandatos de Dios.

Se comisionó un ángel llamado Catalizador
Una amiga mía, Lee Ann, soñó que se había comisionado a un ángel llamado Catalizador y este ángel nos asistiría en dejar el orden antiguo para entrar por la puerta espiritual en una nueva era. Un ángel catalizador es un agente de cambio que nos ayuda a enfocar nuestra voluntad fuerte para transformarla en un poder productivo y positivo, devolviéndole la gracia al gobierno de la ley.

Los ángeles catalizadores saben cómo provocar transformaciones y transiciones múltiples, para llevarnos hacia un nivel superior en un corto período de tiempo. Los ángeles catalizadores utilizan la disposición de las personas para arrepentirse y cambiar. Mientras entramos en el reposo de Dios, veremos a los ángeles catalizadores empujando las cosas hacia arriba, quebrando cada maldición que nos mantuvo atados.

Muchos de ustedes fueron empujados hacia abajo por un tiempo, con la sensación de haber perdido territorio. Pero ahora llegó el tiempo de reagruparse, recuperar fuerzas, impulsarse y avanzar hacia la cima para terminar bien. Emergeremos con la sabiduría y la libertad para emprender nuevos comienzos que liberarán a los cautivos. Los ángeles catalizadores nos ayudarán a avanzar basados en nuestro conocimiento de las Escrituras y los principios espirituales que aplicamos a nuestra vida. El pecado, la duda y la rebelión son inhibidores venenosos que reducen la transición, resisten al cambio e inhiben la transformación espiritual. El arrepentimiento, la oración y la adoración promueven cambios positivos y la transición hacia un nivel más elevado de pureza.

Un catalizador afecta favorablemente su entorno hacia los creyentes para calentar sus actividades con el fuego de Dios. Los ángeles catalíticos aumentan el rango de transición y el proceso de transformación, anulando las fortalezas mentales o desatando los patrones de pensamiento negativos y las reacciones, para permitir que el recipiente recoja una nueva unción de fuego. Cuando se establece el proceso de transición, los creyentes transformados son convertidos espirituales o “convertidores catalíticos”, que son ministros ardientes listos para evangelizar a los pecadores.

El sueño de las puertas angelicales
En el sueño de mi amiga Lee Ann, pudo ver una puerta pequeña que descendía del Cielo para quedarse en la tierra. Esta puerta celestial era el acceso terrenal hacia la dimensión de la eternidad. Lee Ann y su madre espiritual Janice, estaban sentadas junto a la puerta. Pudo oír a otros que decían: “¡La puerta estaba demasiado caliente como para tocarla!”. Lee Ann se inclinó para tocar la puerta y la sintió con la temperatura de su propio cuerpo. Lee Ann abrió la puerta para que Janice pudiera entrar. La puerta era muy baja y creo que esto significa que debemos humillarnos para servir a otros.

Janice se inclinó en el terreno y pudo atravesar la puerta con facilidad hasta desaparecer en la próxima dimensión. (Janice representaba a los ancianos, las generaciones anteriores que experimentaron avivamientos en el pasado). Lee Ann trató de seguir a Janice a través de la puerta (el pasado), pero tuvo que moverse hacia adelante porque la puerta cambiaba de ubicación constantemente durante el sueño. El movimiento continuo de la puerta representaba la Palabra del Señor procedente o progresiva que debía seguir para avanzar hacia la victoria.

Debemos aprender a movernos cuando la nube del Espíritu se mueva para mantenernos alineados con Dios. Lee Ann tuvo que correr para seguir con la puerta. Esto representa un tiempo de aceleración donde ya no somos soldados de a pie y debemos aprender a correr con los caballos.

En su camino, Lee Ann se encontró con un grupo de mujeres atletas jóvenes (un equipo de volleyball) que deseaba entrar por la puerta. El equipo de volleyball representaba una necesidad por unirse para alcanzar una meta específica. Estas mujeres jóvenes sabían cómo trabajar juntas como una para asistirse entre sí, configurando las cosas para alcanzar, apuntar y anular los disparos con una aparente inexperiencia. Lee Ann prefirió graciosamente el equipo de volleyball y volvió a esperar para cruzar la puerta por sí misma.

Tres generaciones estaban representadas en este sueño: pasada, presente y futura. Debemos aprender a preferir a otras generaciones anteriores a la nuestra e incluirlas. La generación anterior tenía la sabiduría, la generación actual tiene el conocimiento y la próxima generación tiene las fuerzas y el celo.

“Las puertas espirituales les proveen la dimensión angelical y el conocimiento revelacional a los embajadores de Cristo, para cumplir los mandatos de Dios”

Lee Ann descubrió que la puerta también tenía una puerta trasera. Los fuegos del avivamiento del pasado ardieron y se vaciaron las cenizas por esta puerta. Sabía que si soplaba sobre las brasas, el fuego se volvería a iniciar. Había una habilidad para encender el fuego de los avivamientos pasados, honrando la dedicación de estos ministros valientes. Podemos aprender del pasado uniéndonos con los aspectos positivos de estos movimientos para alinearlos con los aspectos del nuevo mover de Dios.

Una puerta tridimensional
Creo que este sueño indica que Dios abrió una puerta tridimensional para que podamos administrar un movimiento espiritual que nunca antes experimentamos. Debemos entrar con un corazón humilde y enseñable para honrar los movimientos del pasado. Esto nos ayudará en la transición y en la transformación, abrazando el futuro para luego salir en el poder y la unción del amor poderoso de Dios para cambiar al mundo.

El cielo está tocando la tierra durante el 5778, para introducirnos en un nuevo comienzo osado en el Reino de Dios. La puerta estaba demasiado caliente para todos aquellos que no atravesaron el proceso de purificación por las pruebas intensas. Pero para los ministros valientes de Dios que limpiaron sus manos y purificaron sus corazones, la puerta tenía su misma temperatura. Las puertas representan las oportunidades para entrar en un acceso espiritual y nuevas dimensiones a través de la revelación, para participar del aumento y la multiplicación.

Levanten sus cabezas, puertas antiguas, para que el Rey de gloria pueda entrar en este mundo a través de ustedes. Seremos los puntos de acceso, los portales y las puertas sobrenaturales para que otros puedan entrar en su destino, salvación, liberación y sanidad. Seremos los convertidores catalíticos para sacar a la gente de las tinieblas y llevarlas a su Luz, para experimentar un encuentro poderoso con Dios.

No acepte un “no” por respuesta en este tiempo. Si la puerta parece cerrada o trabada, pídale a Dios que le entregue sabiduría, herramientas poderosas o dones espirituales para abrirlas. Son el destornillador para desarmar la puerta o para abrirla. Continúe perseverando. No permita que las distracciones o los obstáculos lo desalienten o le impidan avanzar o moverse.

Dra. Barbie L. Breathitt
(www.elijahlist.com)