lunes, 16 de octubre de 2017

“¡La Armada de Dios (barcos poderosos) se está moviendo mar adentro!”


Por Faith Marie Baczko

Me siento muy animada por la experiencia que tuve la mañana del Día del Perdón. Estaba en oración con el Señor y tuve la sensación de una revelación en el horizonte, porque ahora estamos en tiempo de cambio hacia nuevas dimensiones de la gloria de Dios. Le pedí al Señor que me hiciera comprender y procesar este tiempo con sabiduría y no con un deseo personal emocional. Luego de un tiempo de comunión maravilloso en su presencia, abrí mi Biblia en 1 Reyes 22:48: “Por esos días Josafat construyó una flota mercante para ir a Ofir por oro, pero nunca llegaron a zarpar, pues naufragaron en Ezión Geber”.

Este es un relato que Dios me entregó años atrás. Las Escrituras dicen que Josafat hizo lo correcto a los ojos del Señor, ¡pero cometió algunos grandes errores! Su primer error fue unirse con el rey Acab (el esposo de Jezabel) para ir a la guerra. Luego de esta batalla, el vidente Jehú le dijo: “¿Cómo te atreviste a ayudar a los malvados, haciendo alianza con los enemigos del Señor?” (2 Crónicas 19:2). Debido a esto le dijo que la ira de Dios había caído sobre Josafat. El segundo error de Josafat fue aliarse con Ocozías, el hijo de Acab, en una empresa para construir barcos en el puerto de Ezión Geber, con la intención de tomar el oro de Ofir. Eliezer profetizó lo siguiente contra Josafat: “Después de esto, Josafat se alió con el perverso Ocozías, rey de Israel, para construir una flota mercante que iría a Tarsis. Los barcos los hacían en Ezión Geber. Entonces Eliezer hijo de Dodías, de Maresá, profetizó contra Josafat: ‘Por haberte aliado con Ocozías, el Señor destruirá lo que estás haciendo’. En efecto, los barcos naufragaron y no pudieron ir a Tarsis” (2 Crónicas 20:35-37).

“¡Entonces ciñamos nuestros lomos como Elías, debemos estar dispuestos a humillarnos ante el Señor del Cielo y la Tierra, y orar la oración de arrepentimiento que siempre precede a un gran mover de Dios!”

El barco nunca dejó el puerto
Mientras consideraba este relato, pensaba que el Señor fue muy bueno conmigo (porque pude ver el cumplimiento de muchos sueños) el gran sueño y la visión que Dios me entregó, se mantuvo escondida en mi corazón durante muchos años sin cumplirse, ¡el barco que llevaba mi sueño nunca había dejado el puerto! Comencé a preguntarme si yo, mis padres o mis antepasados, nos asociamos con gente que Dios no aprobaba. Le pedí al Espíritu Santo que me guiara en una oración de arrepentimiento. Entré al trono de la misericordia de Dios y comencé a arrepentirme sistemáticamente por cada tipo de yugo perverso que como familia nos habíamos colocado.

Mientras permitía lentamente que el Espíritu Santo me guiara en la oración, con mis ojos cerrados recibí una imagen de una cadena pesada que cruzaba mi mente. Mis ojos estaban enfocados en la cadena, entonces no prestaba atención a la imagen completa, como si fuera una gran nube. Pero sentía que había algo a mi izquierda y algo largo a mi derecha, y por detrás todo era muy azul. Luego algo cayó con mucha fuerza, tan rápido que no pude ver qué era. ¡Partió la cadena en dos! Inmediatamente una explosión de energía inundó mi pecho, me dejó sin aliento y jadeaba con gran sorpresa. Le pregunté al Señor: “¿Qué es esto?”. Mis ojos seguían cerrados y repentinamente pude darme cuenta que había un barco enorme a mi derecha que estaba atado con una cadena que ahora se había quebrado. Entonces el barco comenzó a moverse lentamente mar adentro. ¡El barco estaba dejando el puerto! ¡Aleluya!

Inmediatamente supe que eso que experimenté en mi espíritu, se hizo realidad para muchos que estuvieron preparados para esta hora de la historia para cambiar con Dios hacia nuevos niveles de su gloria. Estos santos apasionados recibieron grandes sueños pero hasta hoy no los vieron materializados.

Un año de indulto y favor
Este es un año significativo en el propósito de Dios. También es un año de tribulación y aparente caos. Sin embargo, es el año donde comienza el indulto, el año del favor del Señor donde el Espíritu Santo reposará pesadamente sobre gente preparada, un año de liberación y empuje de los santos. Es un tiempo ungido y señalado para materializar los sueños que Dios plantó en su pueblo. Ahora estamos en el año nuevo judío 5778, el año de la puerta y los nuevos comienzos. En este tiempo de caos y oscuridad inminente en el horizonte, la Armada de Dios está dejando el puerto para ingresar en el gran mar de la humanidad. La Armada es una “flota de barcos de guerra” y “una fuerza enorme o grupo de vehículos que usualmente mueve cosas”. Los barcos se están moviendo en el tiempo de la cosecha, el tiempo de la Fiesta de los Tabernáculos. Esta es una celebración por el largo camino que nos trajo hasta este día y por la reunión de la gran cosecha. Para el pueblo judío esta fiesta también representan las nubes divinas de gloria que cubrieron a Israel durante los 40 años en el desierto.

Isaías 60:1 y 5-7 dice: “¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti!... Verás esto y te pondrás radiante de alegría; vibrará tu corazón y se henchirá de gozo; porque te traerán los tesoros del mar, y te llegarán las riquezas de las naciones. Te llenarás con caravanas de camellos, con dromedarios de Madián y de Efa. Vendrán todos los de Sabá, cargando oro e incienso y proclamando las alabanzas del Señor. En ti se reunirán todos los rebaños de Cedar, te servirán los carneros de Nebayot; subirán como ofrendas agradables sobre mi altar, y yo embelleceré mi templo glorioso”.

Le pregunté al Señor dónde iban los barcos y me respondió: “Van a buscar el oro de Ofir”. El oro es la gloria de Dios que viste a la Novia, representando la gran cosecha de almas y toda la provisión y los recursos necesarios para reunir la cosecha y edificar la casa de la gloria del Señor. El salmo 45:9 dice: “Entre tus damas de honor se cuentan princesas; a tu derecha se halla la novia real luciendo el oro más fino”.

El rey Salomón también construyó barcos para traer el oro de Ofir. 1 Reyes 9:26-28 dice: “El rey Salomón también construyó una flota naviera en Ezión Geber, cerca de Elat en Edom, a orillas del Mar Rojo. Hiram envió a algunos de sus oficiales, que eran marineros expertos, para servir en la flota con los oficiales de Salomón, y ellos se hicieron a la mar y llegaron a Ofir, de donde volvieron con unos catorce mil kilos de oro que le entregaron al rey Salomón”. Se está por soltar una gran provisión para cumplir los sueños de Dios. Cuatrocientos veinte talentos equivalen a dieciséis toneladas de oro. Este es el tiempo para que se cumplan los sueños, mientras el barco de los sueños boga mar adentro, dejando el puerto de Ezión Geber con fuerza y gran autoridad. Ezión Geber también significa columna vertebral o la fuerza de un guerrero.

La Armada de Dios está dejando el Puerto
La Armada de Dios está dejando el Puerto llamado “la fuerza de un guerrero”. Esta armada está compuesta por muchos tipos de barcos para cumplir la gran campaña del Señor. Hay barcos de pasajeros, grandes barcos de rescate (como el Carpatia que rescató al Titanic), barcos de guerra poderosos y armados, barcos hospital para aportar sanidad a la cosecha y a los heridos, barcos de carga repletos de suministros, barcos patrulla (guardianes observadores), tanqueros con reservas de petróleo, barcos apostólicos (redes apostólicas y proféticas equipadas para liderar la campaña en portaaviones poderosos que aportan defensa y apoyo aéreo contra los ataques).

La cantidad de desastres provocados por los huracanes recientes y la preocupante volatilidad de mundo actual, hizo que el presidente Trump enviara varios tipos de barcos militares para proteger y enviar ayuda. Esta es una imagen profética de un mover de Dios que ahora está en marcha. Recientemente el presidente Trump comisionó un nuevo barco de guerra, el USS Gerald Ford. Es el primero de una nueva generación de portaaviones. Según Wikipedia, un portaaviones es: “Un barco de guerra sirve como una base aérea marítima, equipada con aviones para transportar, armar, desplegar y rescatar. Típicamente, es el barco que lidera una flota, permitiendo que una fuerza naval proyecte su fuerza aérea por todo el mundo, sin depender de las bases locales para la operación de sus aviones”.

“Comencé a preguntarme si mis padres o mis antepasados alguna vez se asociaron con gente que no le agradaba a Dios. Le pedí al Espíritu Santo que me guiara en una oración de arrepentimiento”

Una base aérea marítima es una imagen de la Iglesia libre de los límites de un edificio que se mueve hacia el mercado, más allá de sus muros, hacia el mar de la humanidad. Mientras pensaba en las cosas que están ocurriendo en el mundo, dije: “Sí Dios, ¡es tiempo para que hagas algo!”. Su respuesta fue: “¡Sí, me moveré a través de mi pueblo!”. Luego pensé sobre las maravillas que Dios hizo a través de sus siervos bajo el Antiguo Pacto, (Noé edificó un Arca, Elías detuvo la lluvia, Moisés separó el Mar Rojo, Josué detuvo el sol y la luna, David destruyó a Goliat, Israel conquistó grandes ejércitos enemigos, etc). Hebreos 11:33-34 dice: “… los cuales por la fe conquistaron reinos, hicieron justicia y alcanzaron lo prometido; cerraron bocas de leones, apagaron la furia de las llamas y escaparon del filo de la espada; sacaron fuerzas de flaqueza; se mostraron valientes en la guerra y pusieron en fuga a ejércitos extranjeros”.

Nada es imposible para el pueblo de Dios
Los santos de Dios ahora están operando bajo el Nuevo Pacto, un mejor Pacto. Esto permite que el mismo Rey de reyes habite en nosotros por su Espíritu Santo en el poder de su resurrección. Nada es imposible para el pueblo de Dios. En los días por venir, el pueblo de Dios hará grandes impactos, señales y maravillas. Debemos ceñir nuestros lomos como Elías, prepararnos para humillarnos ante el Señor del Cielo y la tierra, y arrepentirnos, porque esto precede a todo gran mover de Dios. Josafat cometió el error de unirse en yugo desigual con alguien profanado por el pecado y la rebelión contra Dios. El Padre es muy claro acerca de unirnos en yugo desigual con los incrédulos (ver 2 Corintios 6:14-18). 

Oración para quebrar las alianzas perversas
Oremos: Amado Padre, Dios del Cielo y la Tierra, Creador del universo, poderoso y majestuoso Dios, ¡santo eres Tú! Hoy nos paramos delante de tu Trono de Misericordia. Clamamos por tu perdón para nosotros, nuestros padres y nuestros antepasados hasta Adán, por sus pactos, acuerdos, alianzas, sociedades y amistades perversas y corruptas que nos hicieron participar de sus yugos, siguiendo un camino de perversión hacia las tinieblas. Perdónanos y perdona a nuestros antepasados por abrirle las puertas al Hades en nuestras vidas y en las vidas de nuestras familias.

Perdónanos por abrir puertas a través de la inmoralidad, las sociedades de negocios y los acuerdos financieros. Señor, en acuerdo con la Sangre que cancela y remueve todo pecado, en acuerdo con Cristo y en acuerdo con el poder del nombre de Jesús, te pedimos que sean cancelados y anulados todas las sentencias, los juicios, las decisiones y los efectos consecuentes, quebrantados por el poder de la espada de tu Palabra. Quiebra ahora cada atadura perversa del alma que me liga a las tinieblas. Señor en tu gran poder, quiebra de una vez y para siempre todas las cadenas que me atan, me mantienen anclada, me limitan y me impiden moverme hoy con la fuerza de un guerrero. Remueve todo lo que me impide cumplir los sueños que planeaste en mi corazón.

Libérame ahora en el poder de la resurrección del Espíritu Santo. Quiero navegar en el portaaviones de tus sueños contigo, mientras diriges mi vida. Quiero que el barco de mis sueños navegue con integridad, majestad, poder y gran autoridad en el mar de la humanidad, para unirme a tu hermosa cosecha. Guíame con seguridad a través de las tormentas que se puedan levantar mientras avanzo contigo para cumplir tu voluntad. Amén.

Lluvias de bendiciones,

Faith Marie Baczko

(www.elijahlist.com)

“5778: Visión de la puerta doble”


Por Katie Barker

Recientemente entramos en el año Hebreo 5778. El calendario Judío es importante para Dios y ordenó ciertas fechas clave en el calendario durante el año. Dios no se limita a las fechas y trabaja tanto con el calendario judío como el gregoriano.

La puerta de madera
En los primeros días del año hebreo 5778, el Señor me mostró una puerta de madera enorme y supe que representaba el año entrante. La puerta era mucho más larga que una puerta normal y el Señor me mostraba que el año que viene su pueblo recibiría oportunidades divinas, más allá de lo que pudieran imaginar. Mientras la puerta se abría, se transformaba en una puerta doble y sentí que el Señor decía que el año próximo todo sería doble. Su pueblo vería doble bendición y doble cosecha por lo que había sembrado.

También pude ver campos verdes y frondosos por delante, era como si estuviera viendo una escena de primavera. Sentí que el Señor decía que eran campos de oportunidad y campos de cosecha. El tiempo de la primavera representa fructificación con nuevas cosas que están creciendo. Sentí que el año que viene sería de fructificación y veremos a Dios moviéndose de nuevas maneras en nuestra vida y en las naciones. También sentí una advertencia que será importante discernir cuáles son las oportunidades del Señor para nosotros y cuáles serán una distracción del enemigo.

Luego el Señor dirigió mis ojos hacia el lugar donde estaba parado. Era una plataforma sólida de roble. Pude notar lo estable y fuerte que era. Pude ver rollos de revelación sobre esta plataforma. Pude ver al pueblo de Dios parado sobre la plataforma, pero ésta se transformó en un trampolín. El Señor dijo: “Esta es una estación tipo trampolín”. Mucha gente recibirá revelación específica del Señor el año que viene y en los años siguientes. El trampolín también representa los tiempos pasados, porque el Señor los usa para preparar a su pueblo para el presente.

La gente estableció un fundamento sólido y el Señor me mostraba que esto lo hicieron pasando tiempo con Él. En esos momentos el pueblo recibió los rollos y la revelación que necesitaron para brotar en este año y en los siguientes. El Señor realmente resaltaba la necesidad de pasar tiempo con Él este año, porque en esos momentos nos entregaría la revelación. La plataforma era tanto para individuos como para las naciones. Respecto a las naciones, los intercesores establecieron un fundamento para regiones y naciones. El Señor está resaltando la intercesión en este tiempo, porque las naciones están en un tiempo estratégico de la historia y los intercesores se asociarán con Dios por medio de la revelación que reciban para ver sus planes manifestándose en las regiones.

Escalones dorados
Hacia el final de este trampolín pude ver escalones dorados. Pude ver al pueblo de Dios lanzándose desde el trampolín y aterrizando en niveles más altos. Los escalones dorados representan avances en el espíritu. El pueblo era lanzado hacia asignaciones superiores y hacia los próximos escalones en su destino. Me sorprendí por lo elevado que eran algunos escalones. Eran mucho más largos que un escalón normal. El pueblo de Dios fue establecido en un tiempo de gran aumento. Con este aumento en las asignaciones, la autoridad en el espíritu, en la unción y en las áreas de influencia, también venía un incremento en la rendición de cuentas y en la responsabilidad para administrar el aumento. Supe que algunas naciones entrarían en este próximo año en un tiempo importante de aumento, cosecha y despegue hacia el destino de cada nación.

Al inicio de los escalones dorados, había un cofre de tesoro que contenía cosas que el pueblo de Dios necesitaría para ese nivel. También pude ver muchas personas nadando en el siguiente nivel y no caminando. Nadar representa el hecho que se están moviendo en el espíritu. Habrá un aumento en el número de personas que se moverán en las cosas del espíritu y habrá un aumento en el nivel de personas de Dios que operan en las cosas del espíritu.

Salmo 31:19 dice: “Cuán grande es tu bondad, que atesoras para los que te temen, y que a la vista de la gente derramas sobre los que en ti se refugian”.

2 Corintios 9:8 dice: “Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes”.

Efesios 6:10 dice: “Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor”.

Un sonido nuevo
El Señor me volvió a mostrar la visión de la puerta, pero esta vez las palabras comenzaron a aparecer en la puerta. Las palabras representaron lo que se vería el próximo año. En la puerta estaban las palabras oportunidad, cosecha, bendición, aumento, esperanza, maravillas, nuevo, promesa y herencia. No solo será el año de oportunidad, bendición, aumento y cosecha, el Señor también dice que será un año asombroso donde el pueblo de Dios se maravillará por sus obras “en” y “a través” de sus vidas. El pueblo de Dios operará en niveles más elevados de autoridad en el espíritu y en niveles superiores de discernimiento.

Veremos a Dios moviéndose de nuevas maneras. Se abrirán portales sobre regiones y veremos la gloria de Dios operando sus planes para regiones y naciones. La gente se unirá para un propósito y una visión en común que el Señor les entregó y su alianza tendrá un gran impacto de Reino. El posicionamiento, alineación, refinación y preparación de los tiempos pasados, fueron para equipar al pueblo para poder sostener lo que viene. Se soltará un nuevo sonido desde el Cielo. Los adoradores guiarán a otros en el nuevo sonido y guiarán a otros hacia encuentros con el corazón de Dios. Será el año de la esperanza, la apertura y la promesa. Las personas que vieron postergadas su esperanza, serán renovadas y consoladas por el cumplimiento de las promesas.

Isaías 25:1 dice: “Señor, tú eres mi Dios; te exaltaré y alabaré tu nombre porque has hecho maravillas. Desde tiempos antiguos tus planes son fieles y seguros”.

Proverbios 13:12 dice: “La esperanza frustrada aflige al corazón; el deseo cumplido es un árbol de vida”.

Sumado a las palabras en la puerta, pude ver dos Escrituras para el año que viene:

1 Corintios 2:9 dice: “Sin embargo, como está escrito: Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman”.

Salmo 2:8 dice: “Pídeme, y como herencia te entregaré las naciones; ¡tuyos serán los confines de la tierra!”.

Sentí mucha expectativa por lo que estaba reservado para el pueblo de Dios. También sentí un llamado mayor a interceder por las naciones así como una invitación del Señor a “pedir por las naciones”, porque desea que le pidamos lo que estableció en nuestro corazón.   

Mientras entramos en el año Judío 5778, hay demasiada expectativa por todo lo que el Señor planificó. Fije el propósito de pasar tiempo con Dios para establecer un trampolín sólido desde el cual recibirá la revelación y despegará en las áreas de aumento y progreso. Nos espera un tiempo de oportunidad, cosecha, esperanza, promesa y herencia. Será un tiempo donde el Señor se moverá de maneras diferentes en nuestra vida y en las naciones.
Katie Barker
(www.elijahlist.com)


viernes, 6 de octubre de 2017

“5778: ¡La Iglesia se debe levantar! Las huestes angelicales nos llevarán a través de la Puerta”


Por Chuck D. Pierce

¡La Puerta hacia la dimensión Celestial!
Apocalipsis 4:1-2 dice: “Después de esto miré, y allí en el cielo había una puerta abierta. Y la voz que me había hablado antes con sonido como de trompeta me dijo: ‘Sube acá: voy a mostrarte lo que tiene que suceder después de esto’. Al instante vino sobre mí el Espíritu y vi un trono en el cielo, y a alguien sentado en el trono”.

Dios está abriendo esta puerta en la dimensión celestial. Está alineando esa puerta sobre nosotros en la dimensión terrenal, provocando la ayuda de los ángeles. Estas son puertas abiertas para nuestro futuro y es exactamente lo que experimentamos el domingo por la mañana durante el servicio de celebración.

El martes, Marty Cassady compartió conmigo lo que ella vio y sintió durante nuestro servicio de celebración. Le pedí que lo escribiera para que pudiera compartirlo y tener una perspectiva de lo que se estaba impartiendo.

“Había una presencia angelical desde el comienzo del servicio del Domingo por la mañana. Los sonidos que se soltaban atravesaban los aires de una manera tan increíble que el Cielo no podía dejar de responder. Pero cuando Chuck Pierce estaba listo para predicar, una fuerza abrumadora golpeó el Tabernáculo. Pude ver los cielos abiertos y un gran ejército de ángeles que descendieron desde el Cielo atravesando el segundo cielo y golpearon el Tabernáculo. No los podía contar, pero creo que había cientos o miles, y la fuerza fue tal que todos caímos al piso”.

“Era un ejército como nunca antes había visto y tenían tal autoridad y gloria sobre ellos que no necesitaban armas. ¡No vi armas! Mientras atravesaban el segundo cielo, fue como si hubiera sido golpeado por una bomba, barriendo todo ese lugar sin encontrar una fuerza de oposición. Ninguna fuerza en el segundo cielo pudo con ellos. El segundo cielo quedó humeante y la atmósfera del Cielo era tangible en el Tabernáculo”.

Revelación profética clave: ¡Orar por las iglesias!
Esta revelación se está impartiendo en este tiempo. Mi hija Rebekah Faubion tuvo un sueño sobre las iglesias y se lo envió a Keith, a Pam y a mí. Cuando lo compartió, inmediatamente pensé en Éxodo 1:8: “Pero llegó al poder en Egipto otro rey que no había conocido a José”.

Rebeca escribió:
“Tuve este sueño loco: Toda la noche estuve soñando con Iglesias. En el sueño había un nuevo impuesto sobre las tierras y los edificios de la Iglesia. Las iglesias comenzaban a cerrar porque no podían pagar el costo de seguir operando. Estar en la web se volvió vital”. Tenemos que orar para que la Iglesia reciba protección y ningún gobierno pueda intervenir como en los días de Constantino.

¡Quebrar las cabezas del Leviatán!
Durante nuestra celebración “La cabeza del año”, Dutch Sheets compartió sobre el Leviatán, como varios de nuestros otros predicadores. Incluso estaré enseñando más sobre el Leviatán en los próximos días. Primero comencé enseñando sobre esto en los 1980’s, pero ahora es el tiempo para comprender verdaderamente esta estructura. Aquí comparto una profecía que recibí ayer de Candice Demerly. ¡Comencemos a orar para que se quiebren las cabezas del Leviatán!

“Tengo un camino y un código para ti en mi herencia. Te estoy mostrando las señales del camino. Escucha la voz del Señor: Debes bajar la velocidad para que pueda ponerte al día. El Leviatán estuvo hablando y actuando sobre mi pueblo. Fueron sabios según sus propios criterios. Estoy quebrando los hechizos. Las brujas y los hechiceros se están manifestando. Estoy despertando a mi pueblo de los hechizos dentro de la Iglesia. Estuvieron durmiendo confiados en un falso capullo. Su pensamiento se retorció y se distorsionó”.

“Clama por misericordia. Clama por liberación. Clama por la verdad. Yo soy el Camino, la Verdad y la Luz, y estoy derribando las estructuras falsas. Levántate, ¡pueblo de Dios! Despiértate de tu sueño. Lávate y sé edificado. Búscame por la verdad. Permíteme que te lave de la confusión y las restricciones del pasado que te ataron. En esta hora estoy exponiendo gente y llamando a las cosas ocultas para que salgan a la luz. Mira en las áreas de confusión, porque estoy revelando lo que no se ve”

Chuck D. Pierce
(www.elijahlist.com)


“En el comienzo del 5778: ¡Transición de las pruebas hacia las bendiciones durante este mes!”


Por David Herzog

Este mes es el comienzo de cambios tremendos que están por ocurrir en su vida. La manera como haga la transición en este tiempo, determinará si lo atravesará con gran bendición y promoción o perderá y tendrá que volver a dar una vuelta más alrededor del monte. Acabamos de salir del mes de Av en el calendario Hebreo. Este es un mes de prueba como siempre ocurrió desde que Israel estaba en el desierto. Tendremos que poner atención a ciertas cosas entre este tiempo y las fiestas de otoño.

Muchos estuvieron atravesando tiempos de prueba mientras aumentaban sus presiones y Dios comenzaba a tratar con las emociones, los pensamientos y las heridas. Con frecuencia la guerra aumenta en múltiples niveles. La manera como atravesemos este tiempo de prueba determinará si el nuevo tiempo será nuestra Tierra Prometida u otro tiempo más en el desierto.

1 Pedro 4:12 dice: “Queridos hermanos, no se extrañen del fuego de la prueba que están soportando, como si fuera algo insólito”.

“Comience a entrar en el mayor cambio y visitación gloriosa durante este tiempo profético, para que Dios pueda mudarlo con un nuevo favor para el año que viene, por un despertar en su vida, en los EEUU y en las naciones”

Muchos están repentinamente alarmados por las pruebas, juicios y ataques sorpresivos que parecen llegar en este tiempo. Sepa que no está solo. El enemigo con frecuencia usa la guerra emocional y psicológica para llenarnos de amargura, ira, falta de perdón, etc. El diablo sabe que si puede atraparnos en la carne, puede retrasar nuestro destino hasta otra estación. Cuando usted se da cuenta que esto es solo una prueba, es más fácil atravesarla. Abrace la Cruz. Esto significa abrazar la prueba, amar a la gente, perdonar a los que lo traicionaron, arrepentirse si procedió mal hacia otros o si guarda rencores y cortó con esa gente debido a sus heridas. Manténgase en el espíritu, guarde su gozo, afírmese en la Palabra y siga declarando la piedad de Dios.

Cuando hizo todo, afírmese
Cuando haya hecho todo para seguir en pie, solo afírmese. Cuando el polvo se asiente, quedará en un nuevo lugar en muchas áreas de su vida. Si se entrega a las presiones y procede en la carne, terminará rodeando la misma montaña y las mismas pruebas, pero con gente y situaciones diferentes.

Salir de Egipto no es lo mismo que sacarse a Egipto de la mente. Moisés no pudo entrar en la Tierra Prometida porque no resolvió su problema con la ira. No podemos trasladar a lo nuevo los asuntos del pasado. Para recibir la corona de victoria en esta carrera que estamos corriendo, necesitamos dejarlos ir y “despojarnos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia…” (ver Hebreos 12:1).

Recientemente oímos muchas historias de pastores y líderes, gente que de pronto dejó sus trabajos o posiciones el mismo día sin advertencia previa, dejando un desastre en sus hogares. Desafortunadamente, esto permitió que el enemigo robara sus bendiciones por su rebeldía. Esta es una gran bandera roja que indica que la gente piensa más en sí misma y no en pasar las pruebas y presiones del camino de Dios. En lugar de ello, huyeron de su cruz y del tiempo de la prueba, sin mudarse siguiendo el ritmo de Dios con amor y paz para ser bendecidos en su transición.

Todo lo que no hacemos en amor hiriendo a otros para aliviar nuestro propio dolor y salir de las situaciones en las que Dios nos establece es pecado. Con frecuencia las justificaciones que esgrime la gente no pueden pasar la prueba del amor. Para todos los que hicieron esto, la única solución es arrepentirse (y hacerlo con la gente, los negocios o los ministerios que traicionaron para preservarse a sí mismos, especialmente ahora en este tiempo, mientras entramos en un tiempo de arrepentimiento que nos lleva hacia Yom Kippur).

Manténgase en el Espíritu
Para todos los que se encuentran en el fuego de la prueba, quédense en el espíritu con alabanza y adoración. Mantengan su mente clara, declarando la Palabra de Dios y profetizando sobre su vida. Quédese en el espíritu de amor que siempre perdona, olvida las heridas, piensa lo mejor, espera lo mejor, cree lo mejor de los demás y hace todo para beneficiar a otros y a Dios. Si se mantiene en el espíritu correcto, incluso durante las pruebas, el siguiente verso es la promesa que Dios le hace.  

1 Pedro 4:13 dice: “Al contrario, alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también sea inmensa su alegría cuando se revele la gloria de Cristo”.

Estamos en el ministerio a tiempo completo desde hace 25 años y hemos visto este mismo patrón una y otra vez. Hemos visto el favor y las promociones asombrosas para aquellos que hicieron lo correcto, incluyendo cuando fuimos mudados donde estamos ahora, y vimos a otros reaccionar totalmente en la carne, haciendo las cosas a su manera. Esto les trajo muchas pérdidas a sus vidas y en sus llamados, retrasando las cosas por años, cuando estuvieron casi en la línea de llegada para entrar en sus próximas asignaciones y promociones.

Hay una nueva gloria, favor, poder, promoción y bendición que vienen luego de nuestra prueba, mientras entramos en las fiestas que comienzan este fin de semana. ¡Estas son grandes noticias! Si usted estuvo atravesando pruebas importantes, significa que la gloria y la apertura (si atraviesa la prueba con el corazón correcto) serán mayores que la prueba que atravesó.

El Rey está en el terreno
Algunos meses parece que es más difícil conectarse con Dios y entrar en su gloria que otros meses. Ese tiempo está por cambiar porque ahora estamos en el mes de Elul luego de las pruebas severas del mes de Av. ¡Ahora estamos por entrar en las excitantes fiestas de otoño! El mes de Elul significa “el Rey está en el terreno”. Esto significa que es un mes en el cual es más fácil acceder a una mayor intimidad y gloria de Dios. Parece que el Padre está mucho más cerca de algunas personas durante este portal temporal, mientras muchos repentinamente comenzaron a tener visitaciones importantes del Rey y las oraciones recibirán respuestas rápidas. Este mes es un tiempo para reparar lo que se quebró o quedó sin hacer en muchas áreas de nuestra vida.

Según inner.org: “Elul es el sexto de los doce meses del calendario hebreo… Elul se denomina ‘el mes del arrepentimiento’, ‘el mes de la misericordia’ y ‘el mes del perdón’. Elul sigue a los dos meses previos de Tammuz y Av, los meses de los dos grandes pecados de Israel: El pecado del becerro de oro y el pecado de los espías… Este es el mes donde ‘el Rey está en el terreno’. Todos se pueden acercar a Dios y Él hará brillar su semblante sobre todos”.

“Muchos estuvieron en tiempos de prueba mientras sus presiones aumentaban. Dios comienza a tratar con sus emociones, sus pensamientos y sus heridas. La guerra con frecuencia se incrementa en múltiples niveles”

Este es el tiempo para arrepentirse de las fallas del pasado y corregirlas con los que lastimamos u ofendimos. La Biblia incluso dice que debemos dejar nuestras ofrendas en el altar y arreglar las cosas con nuestro prójimo, para que nuestras oraciones reciban respuestas. Este es un tiempo cuando Dios viene a nuestro terreno o al área de nuestra vida, nuestro llamado y nuestras circunstancias, para hacerse accesible y sorprendernos con su presencia. Considerando lo que ocurrió en otros tiempos, quizá parezca difícil acceder al mismo nivel de cercanía con el Señor como en este nuevo tiempo.

Un tiempo de buena fortuna
Elul también es el mes conectado con la tribu de Gad. Este es un mes bueno y transicional, siendo el último mes del año viejo que precede al “otoño de fiestas”. El mes de Gad también significa “buena fortuna”. Si atravesamos este proceso correctamente, debemos tener expectativa de buena fortuna a lo largo de este mes. Las recompensas comenzarán a manifestarse según lo que hicimos. Por eso es tan importante tratar con los pecados, las heridas y los asuntos del pasado, antes que comiencen las fiestas de otoño, para estar en el favor, las bendiciones y la intimidad especial con Él. Hacer esto nos guiará hasta la próxima temporada importante durante la Pascua. Este es el mes para asegurar nuestras emociones y someter nuestras acciones al Señor.

Estamos entrando en el año 5778. Ocho es el número de los nuevos comienzos. Rosh Hashanah o Cabeza del año, este septiembre, es uno de esos tiempos súper proféticos donde Dios le habla a su pueblo de una manera muy poderosa. Muchos ministros proféticos y creyentes recibieron una gran visitación angelical y un enorme favor y bendición durante este tiempo, cuando apartaron tiempo para estar con el Señor y con su pueblo. Llamamos a estos tiempos “portales estacionales”, son periodos de tiempo donde Dios promete visitarnos de una manera especial, si asistimos a la cita.

También en el Cielo ocurren cosas tremendas durante estos tiempos Kairos. Nos damos cuenta que cuando nos sincronizamos en la tierra con el Cielo en ese mismo Kairos, cuando el Cielo celebra estos tiempos específicos, recibimos una mayor impartición que en el resto del año. La razón es porque esos son tiempos específicos que Dios establece para que ocurran cosas en los cielos. Conocer lo que Dios está por hacer y posicionarnos para ello, es la clave para navegar la ola del mover de Dios sobre la tierra con gran bendición y favor.

Prepárese para cambios mayores
Es uno de los tiempos que Dios promete visitarnos y bendecirnos de manera extraordinaria. También es el tiempo donde ocurren cambios mayores en la tierra. Dios promete no hacer nada sin revelarlo primero a sus siervos los profetas. Comience a entrar en el mayor cambio y en la visitación gloriosa durante este tiempo profético, para que Dios pueda mudarlo con nuevo favor para el año que viene en su vida, en los EEUU y en las naciones.

Otra cosa es darle a Dios una ofrenda de adoración durante las próximas fiestas/portales estacionales que vienen, mientras entramos en el primer mes del año nuevo del calendario de Dios. Durante “La cabeza del año” que estamos a punto de celebrar, Dios promete bendecirnos grandemente cuando le entreguemos ofrendas sacrificiales. Esto, combinado con nuestro arrepentimiento, perdón, alabanza, adoración, fe y ofrendas, hacen que las bendiciones vuelvan sobre nosotros. 

Dr. David Herzog
(www.elijahlist.com)

jueves, 28 de septiembre de 2017

“Prepárese para lo nuevo, lo inusual y lo sorprendente”


Por Nate Johnston

Isaías 43:19 dice: “¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados”.

El mayor conflicto que tenemos cuando Dios nos lleva por un proceso de transición, es desprendernos de lo viejo y aceptar lo nuevo. Sin embargo, los mayores frutos vienen por la rendición continua. Oro para que esta palabra lo aliente a reconocer que Dios está haciendo algo significativo en su vida y requiere que usted se desprenda de lo viejo y se aferre a lo nuevo. Quizá deba entregar lo que está acostumbrado a ver y aceptar lo presente. Mientras lo hace, creo que Dios lo agitará, lo volverá a encender y lo guiará a través de puertas nuevas que no se imaginaba que lo estaban esperando.

El tiempo del que rompe
Durante las últimas dos semanas el Señor me estuvo hablando sobre el nacimiento de un nuevo tiempo que viene sobre nosotros, donde veríamos cosas que nunca antes experimentamos en el Cuerpo de Cristo. Específicamente, el Señor resaltó a los pioneros, aquellos que se atrevieron a ser vasos de la ingenuidad del Reino, para manifestar los catalizadores que guiarán a la Iglesia hacia un crecimiento exponencial. Este es el momento para que los reformadores experimenten verdaderamente lo que solo vieron en el espíritu. Le pregunté al Señor cuál era el propósito y el significado de lo que se desataría y se revelaría. Entonces pude oír la frase “el que rompe” en mi espíritu.

Miqueas 2:13 dice: “El que abre brecha marchará al frente, y también ellos se abrirán camino; atravesarán la puerta y se irán, mientras su rey avanza al frente, mientras el Señor va a la cabeza”.

La palabra hebrea para el que rompe es “parats” y significa apertura, avance, sobreabundante, amplio y próspero. Inmediatamente esto me habló de la naturaleza de lo que se manifestaría mientras entramos en el año nuevo Judío 5778. Lo que cargamos contiene el ADN y el potencial profético para los que rompen para la Novia.
El año 5777 fue de avance a través de una guerra continua, perseverando contra la resistencia que el enemigo trataba de imponer. Aun así, necesitaremos afirmarnos para estar armados y seguir avanzando. Creo que el año 5778 será el nacimiento de lo nuevo y la apertura de las puertas que antes estaban cerradas y ocultas, hacia un tiempo de innovación, creatividad y revelación que desencadenará un nuevo sonido en la tierra.

La piedad será la melodía
Hay un sonido que este nacimiento fresco del Cielo está soltando y es el que necesita llevar el Cuerpo de Cristo. Pocas semanas atrás surgió una canción espontánea durante la adoración, donde simplemente cantaba: “Tu piedad me revive, tu piedad me transforma, tu piedad me hace estar alineado con tu amor”. Luego el Señor me dijo: “Mi piedad es la melodía principal para este tiempo”.

El sabor y el sonido del Cielo que se está soltando es el conocimiento abrumador e ineludible de la piedad de Dios que inundará las naciones con el conocimiento de su amor y guiará a multitudes hacia Jesús. Mientras la gente está buscando un nuevo estilo de adoración, una nueva manera de producir y mezclar una canción, Dios está diciendo que el sonido que hará que el mundo se “detenga y escuche”, no es el estilo sino la frecuencia de la gracia y la piedad de Dios. Conocerán el sonido del Cielo cuando lo escuchen. No quiero ser la voz del juicio, el temor o la intimidación, sino el sonido que encarna y transporta el corazón del Padre para el mundo.

Fusionados o divididos
Pude ver la advertencia de este tiempo por la visión de una ruta que se fusionaba en una parte pero se dividía en otra. Comprendí que ahora tenemos la oportunidad en el Cuerpo de Cristo como crisis, hambruna, victoria y fiesta, para fusionarnos y unirnos o separarnos y dividirnos. El espíritu de confusión trató de provocar caos interminable para hacer que los creyentes se dividan y rompan lazos con otros, cayendo en decepción, inseguridad y desorientación. Las divisiones no solo nos costarán tiempo, también pueden abortar el sueño dentro de nosotros. ¡Debemos proteger lo que tenemos a cualquier costo!

Sin duda Dios está desafiando las maneras de pensar, señalando las áreas del corazón que no están completamente sumergidas en el amor del Padre. Mientras el Señor se mueve sobre nosotros, tenemos la oportunidad de fusionarnos y rendirnos, permitiéndole acceder a nuestra vida para sanar y alinear lugares que estuvieron bajo la influencia de una mentira.

Llamar a la partera
La noche que nació nuestra hija Sophie, hubo muchas mujeres que concurrieron a parir al hospital y las parteras no eran suficientes. Entonces Christy se sentó en la sala de espera con la esperanza que la llevara hacia un lugar apropiado para parir. Afortunadamente, luego de esperar algunas horas y sin estar seguros del resultado, llamamos a nuestra amiga y partera que condujo algunas horas para estar con nosotros y nos llevó hacia la sala de parto, donde nació Sophie. Esta semana recordé esto, porque mientras muchos comenzaron a sentir contracciones, hay tres claves que creo necesitamos conocer para asegurar la manifestación de lo que Dios estableció en nosotros para este tiempo.

1. Ritmo correcto. No corra al hospital demasiado pronto, porque el falso trabajo de parto puede hacerle creer que es el tiempo, cuando no lo es. Permita que Dios lo guie y resístase a correr o moverse demasiado pronto.

2. El lugar correcto. Muchos incluso abandonan en la sala de espera porque sienten que no se abrió nada para ellos o dan a luz en el lugar equivocado. Debe asegurarse de parir en el lugar donde Dios quiere. Rodéese de los que hablan de eso y lo nutren.

3. Llame a la partera. Más que nunca necesita del Espíritu Santo como en este tiempo de parición, pero también creo que Dios llamó a otros a nuestro alrededor para ser los compañeros durante el parto y los mentores que nos guiarán en nuestro destino. Alinearnos correctamente es clave porque Dios puede cambiar las relaciones enfermas y hacer espacios para las influencias correctas.

Este es un tiempo donde nuestro vientre saltará con esperanza y expectativa, guiándonos hacia el lugar de nacimiento y ver la realización de nuestros sueños tan esperados. Oro para que se manifiesten las cosas nuevas, lo inusual, lo que nunca ha visto, lo ingenioso, lo que está fuera de la caja y es notable, en el Nombre de Jesús.

Nate Johnston

(www.elijahlist.com)

“¡Terminó el tiempo de las cosas a medias!”


Por Michael Van Vlymen

Como ocurrió con mucha gente, recibí algunas palabras proféticas asombrosas en los últimos años. Me excitaba cuando oía a Dios hablándome por sus profetas sobre sus planes maravillosos para mi vida. Con todo mi corazón, anhelo ver el cumplimiento de cada una de ellas para caminar en mi herencia en Cristo, pero no siempre ocurrió lo que esperaba. En esos tiempos busqué al Señor con mayor diligencia porque no tengo dudas que desea que caminemos en cosas que superan nuestros sueños más salvajes. Su Palabra así lo afirma.

Efesios 3:20 dice: “Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros…”.

Jeremías 29:11 dice: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”.

Recientemente Dios me recordó un tiempo cuando le pregunté si debería seguir adelante o descansar. Me guio al pasaje donde Jacob peleó con el ángel del Señor por una bendición. Génesis 32:26 dice: “Entonces el hombre le dijo: ‘¡Suéltame, que ya está por amanecer!’ ‘¡No te soltaré hasta que me bendigas!’, respondió Jacob”.

Esas palabras fueron una revelación para mi vida. No necesitamos seguir peleando con los ángeles por la bendición de Dios. Entonces le pregunté al Señor: “¿Qué me dices hoy?”. El Señor siempre me habla cuando estoy quieto y esa mañana en particular no fue la excepción. En algún punto entre mi tiempo de oración de la noche anterior y la madrugada del 6 de Julio, el Señor me mostró una visión.

La visión
Me encontraba en un área extensa y amplia con una gran cantidad de creyentes, como si estuviéramos en una conferencia, con mucha gente dando vueltas alrededor. Algunos estaban orando y otros esperaban que las cosas comenzaran. Algunos estaban anunciando sus títulos y esperaban un reconocimiento personal, antes de hacer lo que se suponía debían realizar. Había gente de todas las edades y nacionalidades, y todos anticipaban un evento muy significativo.

Mientras sobrevivía a la atmósfera y a la gente que me rodeaba, caminaba y oraba. (A mi esposa y a mí nos encanta hacer largas caminatas de oración por nuestro vecindario. En esos tiempos con frecuencia entramos en un lugar profundo en el espíritu. En la visión parecía ocurrir lo mismo). Cuánto más caminaba en la visión, más me daba cuenta que la atmósfera que me rodeaba era oscura, pero no me abrumaba. En lugar de ello, era lo suficientemente oscura como para dificultarme seguir por el camino. Por fe continué caminando y orando, confiando que Dios guiaría mis pasos.

Cuando hice esto, comenzó a brillar una luz azul hermosa como un zafiro dentro del camino y alumbraba lo suficiente como para mantenerme en el camino. Mientras continuaba, sentí que mis oraciones tenían más poder porque ya no estaba distraído por las tinieblas que me rodeaban y mi mente no vagaba, si era capaz de mantenerme en el camino. El Señor me facilitó las cosas.

Salmo 119:105 dice: “Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero”.

Éxodo 24:10 dice: “… y vieron al Dios de Israel. Bajo sus pies había una especie de pavimento de zafiro, tan claro como el cielo mismo”.

En este punto el Señor me dijo: “Se terminó el tiempo de las cosas a medias”.

La revelación
Mientras reflexionaba sobre estas palabras, recibí esta revelación: “Toda la gente que me rodeaba estaba esperando algo. Algunos fijaron su atención en el Señor, pero otros estaban distraídos. El Señor me dijo que este es el tiempo para estar absolutamente consciente y apasionado por las cosas de Dios. No permita que el ruido y las distracciones de las cosas del mundo le puedan robar su atención en esta hora crítica. Establezca todos sus afectos sobre las cosas de arriba y no se deslice por nada de lo que este mundo le pueda ofrecer”.

Colosenses 3:2 dice: “Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra”.

Una medida completa de bendiciones
Luego el Señor me reveló que la medida completa de su presencia, su poder, su unción y su provisión, se está soltando en esta hora. El Señor me mostró que demasiadas personas estuvieron viviendo su provisión a medias. Muchos hijos de Dios estuvieron luchando para proveer para las necesidades de sus familias o ministerios, preguntándose cuándo Dios cumpliría sus promesas en ellos. Muchos están viendo sanidades milagrosas un día y al siguiente nada.

Las palabras volvieron a resonar en mi espíritu: “Se terminaron los días de las cosas a medias”. Permítame alentarlo. Vuelva toda su atención y afecto al Padre en esta hora. Está llegando e incluso ahora se está comenzando a ver, una impartición de todo lo que necesitamos para hacer las cosas que Dios estableció para cada uno de nosotros. Dios llenará esa pasión dentro de nosotros.

Hageo 2:9 dice: “‘El esplendor de esta segunda casa será mayor que el de la primera’, dice el Señor Todopoderoso. ‘Y en este lugar concederé la paz’, afirma el Señor Todopoderoso”.

Dios lo usará como jamás se imaginó. ¡Lo está esperando una medida completa en su camino! ¡Prepárese porque viene

Michael Van Vlymen

(www.elijahlist.com)