lunes, 23 de junio de 2008



“2008: El comienzo de la tercera y última Reforma Apostólica”


Por Bill Hamon

El Señor Jesús reveló por Su Espíritu algunas situaciones y aplicaciones respecto del tiempo de propósito que se activó en el 2008. Profeticé durante 10 años que el “Mover de los santos” viene al Cuerpo de Cristo. Este es un tiempo donde los santos que creen en Cristo Jesús, reconocen y actúan comprendiendo que Cristo los capacitó y comisionó para ser la Iglesia 24/7, manifestando el Reino de Dios por dondequiera que van. Cada cristiano tiene la habilidad para manifestar lo sobrenatural de una manera milagrosa y cada santo está llamado a demostrar el Evangelio del Reino (no sólo el evangelio de la salvación) en su esfera de influencia.


En mi libro, El día de los Santos, profetizo cuales deberían ser las verdades y ministerios del Mover de los Santos. Algunas de estas son:

  1. Cada santo manifestando lo sobrenatural
  2. Ministrar en el mercado y en todas las áreas de la sociedad
  3. Ser santos de la Iglesia 24/7
  4. Activarse como ministros de Cristo en todas las edades

En los últimos años, pudimos ver estas cosas ocurriendo en el Cuerpo de Cristo, así como un aumento en el énfasis en las señales, maravillas y milagros, tanto como en el ministerio del mercado (a veces llamado “Movimiento de fe en acción” u otros términos similares).

Una nueva era de Reforma
En el 2008 Dios trajo una nueva revelación y aplicación. El Movimiento de los Santos es el catalizador para lanzar a la Iglesia hacia la Tercera y última Reforma Apostólica. La Primera Reforma Apostólica ocurrió en el Siglo I con el lanzamiento de la era de la Iglesia del Nuevo Testamento. La Segunda Reforma Apostólica, reconocida por los historiadores como “La Reforma”, fue la transición desde la “Era de la oscuridad” hacia el período de restauración de la Iglesia (vea Hechos 3:21).

Esta Reforma traerá un nuevo cambio de paradigma en el propósito y las metas de la Iglesia. La mayoría de los teólogos evangélicos y pentecostales no ven otro propósito para la Iglesia que ganar más almas para Cristo y así estar listo para irse al Cielo. Ahora estamos recibiendo un pensamiento revolucionario y reformado desde el corazón y la mente de Dios. La meta y la visión expandidas de la Tercera Reforma de la Iglesia, es ser colaboradores con Cristo en su deseo ardiente por ver el cumplimiento de Apocalipsis 11:15:

“… y en el cielo resonaron fuertes voces que decían: El reino del mundo ha pasado a ser de nuestro Señor y de su Cristo, y él reinará por los siglos de los siglos”
El propósito de Dios para este tiempo
En la Primera Reforma Apostólica, el propósito de Dios fue que Jesús derramara Su sangre viva por la salvación de los pecadores. Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo con sí mismo, comprándolo por medio de Su Sangre y haciéndolo miembro del Cuerpo de Cristo, Su Iglesia.

En la Segunda Reforma Apostólica, el propósito fue restaurar y edificar Su Iglesia hacia la madurez y el ministerio de Cristo Jesús. Esto se cumple a través del ministerio quíntuple de Cristo, los últimos dos, apóstoles y profetas, fueron reconocidos y restaurados, comenzando ministrar en su plenitud durante el Movimiento Apostólico y Profético desde 1988 hasta hoy. Los apóstoles y profetas existieron a lo largo de toda la historia de la Iglesia, pero la mayoría nunca fueron reconocidos ni se les permitió operar en libertad. Este ministerio quíntuple es para equipar a los santos para la manifestación del Reino de Jesucristo, el Movimiento de los Santos.

En la Tercera Reforma Apostólica, Cristo tiene el propósito de usar a Su Iglesia restaurada para cumplir el mandato original de la humanidad: Someter todas las cosas, tomar dominio y llenar toda la tierra con una raza humana con la imagen y semejanza de Dios, trayendo cada vez más Su Reino a la tierra y transformando a las naciones en ovejas (las que hacen las obras de Cristo, vea Mateo 25:31-46). Este es el resultado final de los santos llevando el evangelio del Reino hacia cada aspecto de la sociedad.
El tiempo justo
2008 es el año de los nuevos comienzos. Es el comienzo de la Tercera y última Reforma Apostólica. Esta Tercera Reforma traerá tanto una transición como un cumplimiento del propósito de Dios, así como sucedió con la Primera y la Segunda Reforma. Estuvimos profetizando e intercediendo por este cambio durante muchos años. Creo con una firme convicción que este es el tiempo donde todo esto está en marcha. Dondequiera que ocurre un mover de Dios, hay mucha acción y anticipación previa durante el proceso de alumbramiento y aún ocurre una mayor actividad después. En los últimos años, los historiadores recogieron una fecha en la que afirman comenzó oficialmente ese nuevo mover. Muchos hechos precedieron a la Reforma antes del año 1517 y muchas cosas más ocurrieron después de ese año. Pero 1517 es el año elegido por los historiadores para señalar el comienzo de un gran mover.

Creo y estoy declarando que el 2008 es un tiempo establecido por Dios para soltar la Tercera Reforma en toda su plenitud. En Christian International, vimos el nacimiento del Movimiento de los Santos en nuestra Conferencia de Intercesores en abril del 2007, como lo profetizó Cindy Jacobs en una de sus conferencias. Fui testigo de esa palabra y me siento feliz de poder verla cumplida. Coincide con una interpretación de los 490 años (70 semanas x 7 días = 490, donde cada día simboliza un año), a través de la cual Daniel profetizó acerca del tiempo para la llegada del Mesías y la anunciación de la Iglesia (vea Daniel 9). Muchos creen que esto también es un período de tiempo para el comienzo de la restauración de la Iglesia donde todas las verdades y ministerios restaurados se activarían hacia el cumplimiento del propósito de Dios para el tiempo final.

Los historiadores de la Iglesia designaron el año 1517 como la fecha de nacimiento del movimiento Protestante, el cual fue el comienzo de un período de restauración de la Iglesia. Si sumamos 1517 + 490 años = 2007. Este período de tiempo cubre todos los movimientos de restauración desde el movimiento Protestante, el actual movimiento Apostólico y Profético y el nacimiento del Movimiento de los Santos en el 2007. Otros podrán tener sus propias interpretaciones acerca de esta escritura, pero creo que es claro que el Espíritu de Dios está diciendo que este es un tiempo por demás significativo.
Reciba la Gracia de Dios para participar
En el 2008 Dios está soltando una gracia y un poder sobrenatural especial para aquellos que desean y están listos para la Reforma de la Iglesia. Serán aquellos que demuestren el Reino de Dios para transformar las naciones. Espere oír muchos mensajes y ver muchos libros escritos acerca de los santos tomando dominio, el Reino de Dios, la transformación, las riquezas para el propósito del Reino, el propósito de Dios para la Iglesia, el Reino y el planeta tierra.

Todos los miles de apóstoles y profetas que conozco alrededor del mundo están percibiendo y diciendo lo mismo, aunque algunas veces utilicen términos diferentes para expresar estas cosas. No puedo enfatizar lo suficiente la importancia de comprender y participar en la mayor transición y acometida del Espíritu Santo en la Iglesia de hoy. Como líder del Christian International, estamos reuniendo a nuestros líderes y ministerios a principios de Marzo (abiertos para todos) para establecer una estrategia que nos permita posicionarnos mejor para cooperar con este gran mover de Dios y alentar a otros a hacer lo mismo.

Una palabra de sabiduría respecto al final de los tiempos

Quiero agregar una palabra de sabiduría para todos aquellos que lean esto. Todos los cristianos, desde los Católicos hasta los Carismáticos, creen en la segunda venida de Cristo: Cuando transformará los cuerpos de los santos y resucitará los cuerpos de aquellos que murieron. Los amilenialistas y los post-milenialistas creen que todo esto sucede en una venida de Cristo hacia el final de la Era de la Iglesia. La dispensación pre-milenialista cree en dos venidas, una para la Iglesia y otra para la resurrección general. Luego vendrá el gran juicio del trono blanco.

Muchos ven un período de siete años entre la venida de Cristo “por” sus santos y Su venida “con” los santos. Muchos creen que la Iglesia será restaurada y trasladada al Cielo al comienzo de estos siete años, otros creen que esto sucederá tres años y medio después y otros creen que ocurrirá hacia el final. Lo maravilloso y asombroso es que todos ellos enseñan que los santos regresan a unirse al Reino de Jesucristo en toda la tierra. Más allá de las diferencias sobre las creencias escatológicas, todos los cristianos terminarán en una nueva tierra donde todos los reinos de este mundo serán parte del Reino de nuestro Señor y Cristo.
Haga la transición
Aquellos a quienes Jesús hizo reyes y sacerdotes para Dios, serán los vencedores que reinarán con Cristo en la tierra. Por favor, no se bloqueen argumentando y discutiendo acerca de lo que sucederá durante esos siete años. Elevemos nuestra visión y nuestras metas más allá de esos siete años, hacia Apocalipsis 11:15. Es el tiempo para entregar toda nuestra vida y nuestro trabajo para ser colaboradores de Cristo, demostrando y ejecutando Su Reino en toda la tierra. No terminaremos hasta que podamos unirnos victoriosamente a las voces en el Cielo, declarando que los reinos de este mundo llegaron a ser los reino de nuestro Señor Jesús y Su ungida, la Iglesia.

2008 es un tiempo histórico para la Iglesia. Sea un vencedor y haga la transición. No permita que nada lo aleje de participar en este día de visitación divina y reforma. Comience a orar con determinación desde ahora, prepárese y trabaje para el Reino de Dios que viene para que Su voluntad sea hecha en la tierra como en el Cielo. Amén y amén.

En Cristo,

Bill Hamon

“La Casa de Gloria: Dios está edificando algo en esta hora que excederá nuestra definición actual de Iglesia


Por Francis Frangipane


Cuando la Gloria llenó el Templo

La dedicación del templo de Salomón nos ofrece una figura de lo que Dios está buscando en la Iglesia. El templo fue edificado en medio de una gran pompa y celebración, cuando fue consagrado al Señor. Salomón ofreció en sacrificio 22000 bueyes y 120000 ovejas. Entonces, inmediatamente después de la oración del rey y por primera vez en 400 años, la Gloria de Dios se manifestó en su plenitud ante los ojos de las personas. Lo vemos en estas palabras: “Cuando Salomón terminó de orar, descendió fuego del cielo y consumió el holocausto y los sacrificios, y la gloria del Señor llenó el templo” (2 Crónicas 7:1).

Si el Señor honró la dedicación del templo físico con una manifestación visible de Su Gloria, ¿cuanto más anhelará revelar Su gloriosa presencia en Su templo viviente, la Iglesia?

Pero hubo requisitos previos que cumplir antes que aparezca el Señor. En primer lugar, no fue sino hasta que el templo de Salomón se terminara de edificar, con la conexión de todos sus aspectos separados y cubierto de oro, que la gloria del Señor hizo su aparición.

Asimismo, todos debemos ser edificados juntos y en “perfecta unidad” si queremos ver la plenitud del Señor desplegándose entre nosotros y que el mundo crea en Cristo (Juan 17:23). No hay otro aspecto de la vida más glorioso y maravilloso que este.

La siguiente condición tiene que ver con nuestra adoración. El Señor no se reveló hasta que los cantantes, músicos y sacerdotes elevaran sus voces en alabanza y adoración a Dios. No podemos exagerar la necesidad de ser adoradores de Dios. Aún ahora, en una cantidad de servicios de adoración en las iglesias, aparece una gloria tenue y luminosa, como una nube viviente, atraída por la pureza de la adoración ascendente.

Aún así, hubo otra dimensión en la preparación que precedió a la revelación de la gloria. Este requisito previo se relacionaba directamente con el liderazgo.

“Los sacerdotes se retiraron del Lugar Santo. Todos los sacerdotes allí presentes, sin distinción de clases, se habían santificado. Todos los levitas cantores, es decir, Asaf, Hemán, Jedutún, sus hijos y sus parientes, estaban de pie en el lado este del altar, vestidos de lino fino y con címbalos, arpas y liras. Junto a ellos estaban ciento veinte sacerdotes que tocaban la trompeta. Los trompetistas y los cantores alababan y daban gracias al Señor al son de trompetas, címbalos y otros instrumentos musicales. Y cuando tocaron y cantaron al unísono: El Señor es bueno; su gran amor perdura para siempre, una nube cubrió el templo del Señor. Por causa de la nube, los sacerdotes no pudieron celebrar el culto, pues la gloria del Señor había llenado el templo” (2 Crónicas 5:11-14).

Sus divisiones en el sacerdocio fueron ordenadas por Dios, conforme a las familias individuales y a propósitos únicos. Estas no fueron divisiones carnales, nacidas por celo o contiendas, sino divisiones de propósito, función y turno. Entonces, cuando los sacerdotes entraron en el lugar santo, Dios requirió que se “santificaran a sí mismos sin importar las divisiones” (verso 11). En otras palabras, cuando terminaron el templo y entraron en el lugar santo, los sacerdotes tuvieron que resignar la ministración individual, porque en un sentido eso los dividía y priorizar la búsqueda de la gloria de Dios. Eso los unió. Fue aquí, cuando no “había divisiones” que se manifestó la gloria.

Hoy en día, Dios señaló iglesias en cada ciudad con funciones, gracias y talentos diferentes, todas necesarias para satisfacer las necesidades de las culturas que las rodean. Sin embargo, no significa que estas diferencias nos dividan, por el contrario, nos completan. Pero si queremos ver el retorno de la gloria de Dios a la Iglesia, las divisiones de propósito deben subordinarse a la unidad del Espíritu.

Hoy, en las reuniones, conferencias y grupos de oración, en las visitas personales, en los altares de la iglesia y a través de las estrategias de alcance en las ciudades, se está acercando a Cristo un número cada vez mayor de cristianos, “más allá de las divisiones”. De hecho, en los últimos años, decenas de miles de pastores hambrientos de Dios se están rindiendo a Él con acciones frescas de consagración santa, buscando la gloria de Dios. ¿Los resultados? “En él todo el edificio, bien armado, se va levantando para llegar a ser un templo santo en el Señor. En él también ustedes son edificados juntamente para ser morada de Dios por su Espíritu” (Efesios 2:21-22).

Note estas palabras: “Bien armado, edificados juntos”. La verdadera casa del Señor es revelada cuando la Iglesia “es edificada” y “más allá de las divisiones”. Sólo allí la Iglesia puede revelarse verdaderamente como el templo del Señor, “una morada de Dios en el Espíritu”.

La fuente de Su gloria

“Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno, así como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí. Permite que alcancen la perfección en la unidad, y así el mundo reconozca que tú me enviaste y que los has amado a ellos tal como me has amado a mí” (Juan 17:22-23).

Jesús no viene para darnos una nueva forma de gobierno de la iglesia o nuevas doctrinas y programas. ¡Él viene para glorificarse en Sus santos y maravillarse junto a todos los que creyeron! (2 Tesalonisenses 1:10). Por esto nos llamó, ¡para que podamos cargar Su gloria! (2 Tesalonisenses 2:14).

Vemos que en este tiempo el Señor está edificando algo que excederá por lejos nuestra definición actual de Iglesia. Dios nos está edificando juntos como un “templo santo en el Señor”, ¡un lugar donde Su misma Gloria será revelada!

Considere estas palabras en la siguiente oración. Es nuestra respuesta al llamado del Señor para edificar Su casa. Dios nos está llamando, no a perder nuestras diferencias y llamados individuales, sino a edificar algo que nos unirá, habilitándonos para edificar más allá de las divisiones.

Si usted tiene la visión de la casa del Señor, por favor ore conmino: “Señor Jesús, gracias por garantizarme una nueva oportunidad para servirte. Me arrepiento por las áreas de mi corazón donde permití que la división y el egoísmo guiaran mis acciones. Jesús, quiero ver Tu Gloria y aún habitar como lo hizo Moisés, en tu santa presencia. Maestro, consagro mi corazón más allá de las divisiones, para su santo servicio. Santifico mi vida y mi iglesia ante ti para edificar la casa del Señor en mi ciudad. Amén.

Francis Frangipane

lunes, 16 de junio de 2008



“¡Venza a los ladrones de su momento!”

Por Chuck Pierce

Permanentemente escucho y oigo la palabra “momentum” en los medios. En este año de impulso, debemos permitir que el Señor remueva cada obstáculo que nos impide avanzar con mayor fuerza y visión. Existe un momentum en el siguiente mover de Dios. ¡Permita que el sonido de este impulso se levante desde su interior!

Oí decir al Señor: “Estoy haciendo que se manifieste aquello que roba tus fuerzas para que puedas identificarlo y fortalecer lo que te queda para volver a levantarte. La carrera no terminó y te estoy entregando nuevas energías para terminarla. El impulso y el momento en el cual te encuentras es clave para tu avance. No pierdas tu momento. Cada momento en este tiempo es importante para impulsarte hacia delante con fuerza y unción.

¡Atrapa todo el momento en el que te encuentras! No permitas que el enemigo te gane este momento. No permitas que el enemigo te gane cualquier momento y te robe lo necesario para impulsarte hacia el Consumador de tu fe. Recibe la mano de mi poder, porque muchos están resistiendo el poder que anhelo entregarles. Debido a los errores y equivocaciones del pasado, parecen rechazar la unción que los impulsa hacia adelante. Permite que mi mano te empuje hacia adelante y te enseñe el camino por donde debes ir. Avanza hacia el lugar de mi presencia. No te detengas si mi presencia está avanzando. Golpea la indiferencia porque ella te detiene de tu momento. Decreta que se volverán a levantar tu celo y tu pasión. Te enseñaré el camino por donde debes andar. Déjame llevarte hacia adelante, aún hacia el lugar de gloria que no conoces. Atraviesa la puerta y sigue más allá.

Aunque las cosas a tu alrededor se pueden estar enfriando y comenzando a detener tu avance, estoy comenzando a hacer sonar el ‘sonido del movimiento’ desde lo profundo de tu espíritu. Como un barco bloqueado por el hielo, presionarás a través de este bloqueo hasta abrir un camino y te encontrarás a ti mismo en nuevas aguas. ¡No temas a las nuevas aguas y a tomar un curso desconocido! Estoy provocando que mi compás descienda en medio tuyo para sacarte fuera de la frialdad que vino y te rodeó. El frío de tu atmósfera te hizo mantenerte dentro y no salir a pescar. Te estoy llevando hacia aguas ‘repletas de peces’. No descanses en los viejos métodos, porque la Luz que está comenzando a arder en ti atraerá muchos peces. Tus recursos están allí. Atrapa el momento, alimenta tu fuego, quiebra la frialdad y las aguas conmigo”.

Chuck D. Pierce



“Descubriendo el propósito original de Dios”

Por Bobby Conner

Génesis 1:26 revela el plan maestro de Dios: “Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza. Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo”

Tengo buenas y grandes noticias: Dios no se desvió ni una “iod” de su plan original, creando un pueblo con quienes poder desarrollar una comunión inquebrantable. En Cristo somos creados para tener dominio sobre todo lo que Dios creó. Está surgiendo una generación que restaurará todas las cosas que Adán cedió. Como resultado de su rebelión, la humanidad cayó de su lugar de intimidad con Dios. El Padre completará su plan de redención y restauración. Dios estableció que restaurará su voluntad (vea Joel 2:25). Este es el plan redentivo incomparable de Dios, trayendo a la humanidad otra vez hacia su comunión original con Él mismo a través del sacrificio de su Hijo.

Dios desea y se deleita en garantizarnos un nuevo comienzo (vea 2 Corintios 5:17). Él desea limpiar las manchas de nuestro pecado (vea Isaías 1:18). Como los días prometidos en Hechos 3:21, vivimos tiempos de refrigerio desde la presencia del Señor (vea Hechos 3:19). Estos no son sólo días de refrigerio, es un tiempo de avivamiento, restauración y refinamiento.

Los creyentes deben ser preparados con urgencia para ser enviados a los campos de cosecha: Este es un tiempo de movilización. Estamos siendo equipados por el Espíritu de Dios como obreros que fluirán y funcionarán en la unción para establecer su Reino (vea Hechos 1:8). Los objetivos de Dios serán alcanzados y llenará la tierra con el conocimiento de su Gloria. La verdadera gloria de Dios se revelará y toda carne le verá (vea Isaías 40:5). Este es el tiempo para levantarse y brillar porque la gloria prometida por Dios será vista sobre su pueblo (vea Isaías 60:1-5).

Los hijos e hijas revelados de Dios se soltarán en este tiempo (vea 1 Juan 3:1-4). Nuestra misión principal es establecer el Reino de Dios sobre la tierra para ver que Cristo recibe toda la medida de su sacrificio y toma todo aquello por lo cual pagó.

El Espíritu de Dios está llamando a los vencedores que desean caminar en un nivel más elevado con Cristo, moviéndose en un verdadero poder y autoridad (vea Apocalipsis 3:20-22).

Bendiciones,

Bobby Conner



Dios dice: “El amor será la característica distintiva de mi novia”



Por Taffie Furr

Lucas 6:27-36 dice: “Pero a ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan. Si alguien te pega en una mejilla, vuélvele también la otra. Si alguien te quita la camisa, no le impidas que se lleve también la capa. Dale a todo el que te pida, y si alguien se lleva lo que es tuyo, no se lo reclames. Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. ¿Qué mérito tienen ustedes al amar a quienes los aman? Aun los pecadores lo hacen así. ¿Y qué mérito tienen ustedes al hacer bien a quienes les hacen bien? Aun los pecadores actúan así. ¿Y qué mérito tienen ustedes al dar prestado a quienes pueden corresponderles? Aun los pecadores se prestan entre sí, esperando recibir el mismo trato. Ustedes, por el contrario, amen a sus enemigos, háganles bien y denles prestado sin esperar nada a cambio. Así tendrán una gran recompensa y serán hijos del Altísimo, porque él es bondadoso con los ingratos y malvados. Sean compasivos, así como su Padre es compasivo”

Amor maduro
Dios dice: “Los hijos del Reino son Mis hijos y están madurando dentro de sus corazones. La madurez incluye darse a sí mismo. Los que poseen los caminos de Mi Reino son aquellos que anhelan darse a sí mismos por causa de sus hermanos. No existe otro camino, amados hijos, aparte de amar a sus hermanos, porque al amarlos, preferirán a los demás sobre ustedes mismos. Sin importar lo que hable la boca, esto sólo se puede cumplir amando al Señor en primer lugar.
Yo levanto cada capa para ver con claridad dentro de lo más profundo del corazón. Veo con una visión perfecta. Te estoy llamando Iglesia, déjame llevarte a la estación de maduración y cosecha del fruto en mi casa. Estoy llamando a la Novia perfeccionada en Mis caminos de amor. No te desalientes, Novia mía, aún en esto estás creciendo y te estás moviendo en la rapidez de Mi Espíritu. Vi tu deseo y mientras crece tu entendimiento, brillarás mucho más y se incrementará el poder del Reino en la comprensión de Mi amor para amar”

En Juan 13:35, el Señor dice: “En esto conocerán que son mis discípulos, en que se amen unos a otros”. El diccionario Webster define la palabra “fundamental” de la siguiente manera: perteneciente al fundamento o a las bases, esencial, un principio, ley o artículo que sirve como base para un sistema, parte esencial. Con esta definición en mente, el Señor dice que sus instrucciones en Lucas 6:27-38, son el fundamento que se debe establecer antes de llegar a ser hijos maduros del Reino. Este comportamiento de entrega es el fundamento sólido por el cual debe edificarse todo el resto del Reino. Es absolutamente imposible entregarse sin un amor genuino.

El amor real produce el deseo y la habilidad para bendecir a otros, rechazando cualquier motivación de ganancia personal. Exactamente lo opuesto sucede cuando se entrega una bendición y sólo existe una apariencia “superficial” de entrega. Si existen motivaciones ocultas en el corazón detrás de la bendición, habrá un deseo por buscar el reconocimiento. Así como Dios dijo más arriba, está pelando cada capa de nuestros corazones para ver hasta lo más profundo. Esto nos habla que quiere revelar todas las áreas, grandes o pequeñas que necesitan ser refinadas dentro de nuestro corazón. Cuando bendecimos con la intención oculta de recibir reconocimiento y sin verdadero amor, somos como un címbalo desafinado. Es imposible que produzca un sonido agradable para los demás, porque sólo sirve para distraer la atención.

1 Corintios 13:1-3 dice: “Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido. Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada. Si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y si entrego mi cuerpo para que lo consuman las llamas, pero no tengo amor, nada gano con eso”

Si nosotros, la Iglesia, deseamos verdaderamente la plenitud de su herencia en la que somos considerados hijos y mayordomos confiables, debemos establecer su amor como el fundamento de nuestros corazones. Anhelamos alcanzar y caminar en la herencia del Reino, porque enseñamos y hablamos acerca de ello como si ya fuera nuestro. ¡Nos pertenece! Pero somos los primeros en reconocer que nuestra herencia no es para obtener ganancias codiciosas. Es para que seamos victoriosos, no para atraer la atención hacia nosotros mismos.

Compartiendo para el beneficio de los demás

Nuestro Padre se deleita en bendecirnos más allá de nuestra imaginación. Sí, claro que hay recompensas, bendiciones y ganancias extras por ser herederos del Rey. Cuando el Espíritu del Señor nos llena, nos transforma. Pero nunca quiso que encerráramos la bendición, guardándola sólo para nosotros. Encontré que cuando me excito con algo hermoso y divertido o algo nuevo que funciona para mí de una manera especial, no puedo esperar para compartir la revelación con otros para que experimenten el mismo gozo. Eso es exactamente lo que quiere el Señor que hagamos con todo lo que nos entregó: ¡Compartir cada don y gozo que encontramos en Él! Ahora, no todos con quienes comparto mis anhelos se excitan con las mismas cosas que yo, pero siempre hay algunos que se deleitan conmigo. Y cuando me cruzo con ellos, ¡es un tiempo asombroso!

Recuerdo un tiempo específico cuando el Señor me entregó una palabra de revelación acerca de quien era yo en la Iglesia. Fue cuando comencé a profetizar públicamente para el Cuerpo y lo profeticé esa mañana. Sentí como que había visto y hablado demasiado ese día, así que no quise entregar esa palabra. ¡Luego oí la voz del Señor hablándome de una manera un poco diferente! Dijo: “¡No te dije que te la guardes para ti misma!”. ¿Adivine qué? ¡La entregué tan rápido como pude!

Lucas 4:18-19 dice: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a pregonar el año del favor del Señor”. Esta Escritura habla de ser equipado por el Espíritu Santo para hacer algo que beneficiará a algún otro.

Con esto en mente, ¿no son los dones, la abundancia, la autoridad y aún la revelación tanto para el beneficio de otros como para la Gloria de Dios? De no ser así, Jesús no habría dicho, como leemos en Mateo 10:7-8: “Dondequiera que vayan, prediquen este mensaje: El reino de los cielos está cerca. Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los que tienen lepra, expulsen a los demonios. Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente”.

En el corazón del Padre debemos darnos cuenta que si debemos morir a nosotros mismos cada día, entonces debemos desear que la autoridad y el poder del Reino sean restaurados a la Iglesia, “no por lo que voy a recibir”, sino “por lo que puedo darle a otros”. Cuando comprendemos y aplicamos esto, allí se manifestará el Reino de Dios en la tierra a través de los creyentes: ¡nosotros!

Preferirnos entre nosotros
Nos gusta creer que preferimos a nuestros hermanos y hermanas, pero, ¿realmente entendemos qué significa “preferirnos entre nosotros”? El Señor me dijo que si realmente prefería a alguien antes que yo, entonces quiero que ellos tengan algo mejor, no sólo bonito, sino mejor que cualquier cosa que quiero para mí mismo. El diccionario Webster define “preferir” como: poner en un sitio o rango más elevado, avanzar, exaltar o promover. Establecer sobre o antes de algo más en estima, favor, gusto, que contenga un favor mayor, como mejor. Traer, colocar o establecer adelante o en el frente, dar preferencia o prioridad.

No olvidemos que nuestros hermanos y hermanas, a quienes debemos preferir, no sólo son aquellos que amamos y queremos como amigos en nuestra vida. También son aquellas personas extrañas a nosotros, son los que amamos y los que no amamos, son aquellos que ven con gratitud nuestros sacrificios al preferirlos a ellos, así como aquellos que no nos lo agradecen.

El Señor me entregó esta escena y definitivamente abrió mis ojos. Nos sentimos contentos por darles nuestras sillas a nuestros hermanos, pero ¿le daríamos nuestra última comida prefiriendo la vida de nuestros hermanos sobre la nuestra? Quizá sea fácil para nosotros si fuera alguien cercano, ¿pero qué sucedería si fuera una persona ingrata o que habla mal de nosotros?

“Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando” (Juan 15:12-14)

Quizá pueda decir que es algo extremo hablar de dar su vida por otro. Sí, es probable para muchos de los que vivimos en Norteamérica. En este tiempo no tuvimos que enfrentar la decisión de dar nuestra vida por otro. Pero los cristianos en muchas partes del mundo enfrentan con frecuencia la decisión de dar su vida por sus hermanos. El amor desinteresado es la verdadera naturaleza del amor de Jesús. Puede que no sea el camino más fácil o sencillo de transitar, pero con Cristo en nosotros, no es un camino imposible. Es el camino del amor de Jesús caminando por nosotros.

“A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados. Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:6-8)

El Señor está llamando con fuerza a su pueblo por medio de su Espíritu para que camine en amor fraternal. Estamos en un punto donde es absolutamente crucial para el Cuerpo de Cristo poder atrapar la importancia y la comprensión del amor desinteresado. El Cuerpo de Cristo se está transformando en su Novia, sin arrugas ni manchas. El Reino se manifestará a través del Cuerpo de Cristo. Antes que esto suceda el Cuerpo, así como cada individuo, debe llegar a caminar en un amor desinteresado y estar preparado para ser “uno” en Cristo.
Funcionando como uno
Jesús oró para que sus discípulos sean uno: “…Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado” (Juan 17:21)

Debemos funcionar verdaderamente como un cuerpo, el Cuerpo de Cristo. Cada miembro del Cuerpo fue creado único para que sea funcional y productivo en áreas donde otros miembros del cuerpo no tienen acceso. Considere esto: ¿Qué considera más importante, su pie o su mano? Aunque ambos tienen funciones y apariencias diferentes entre sí, tienen la misma importancia. El pie no puede suplir el rol de la mano ni la mano el del pie. De la misma manera, los miembros del Cuerpo de Cristo pueden verse totalmente diferentes entre sí y ejercer funciones completamente diferentes. Aún así, cada uno tiene igual importancia y cumple un llamado único que no puede realizar nadie más.

Cuando comenzamos a vernos entre nosotros con los ojos del amor, veremos lo especial y valioso que es cada miembro para el Cuerpo. Sí Iglesia, estamos a punto de entrar en uno de los tiempos más grandiosos y excitantes que el Cuerpo de Cristo haya conocido. El poder del Espíritu Santo se manifestará en señales, milagros y maravillas como nunca antes y, como resultado, veremos la mayor cosecha de almas de la historia para el Reino de Dios. ¡Esperamos esto con gran expectativa! Este tiempo tan esperado será anunciado por los hijos del Altísimo, habitando unos con otros en la unidad del amor fraternal, desatando el amor desinteresado de Jesús.

Cuando compartí esto con mi amiga y compañera ministerial Paige Norfleet, el Espíritu Santo le trajo rápidamente una revelación. No puedo pensar en una mejor manera de concluir este artículo que con la revelación que recibió Paige:

“Esta es la verdad fundamental del amor que Dios dijo sería lo que definiría a la Iglesia de Cristo y la separaría de las demás religiones o doctrinas de los hombres. Aquellos que cuestionaron lo que es verdadero y real acerca de Dios, serán convencidos por este amor puro y desinteresado que removerá toda duda. El amor será lo que nos establecerá verdaderamente como hijos del Dios Altísimo, apartados de aquellos que sólo profesan su nombre y tienen forma de piedad”

Él nos habló que “la trompeta emite un sonido claro y preciso”. El amor reflejará el sonido claro y preciso del Señor.

Taffie Furr

lunes, 9 de junio de 2008


“Conociendo los tiempos y las estaciones: El Señor está levantando a los generales de la Guerra global del fin de los tiempos”


Por Jill Austin


La estación en la que estamos

Es muy importante conocer la hora, los tiempos y las estaciones en las cuales vivimos. Estamos en tiempos de guerra, pero también existe el potencial para que surjan otros frentes de batalla. Si vemos la tierra, ¡están ocurriendo sacudones radicales en muchos lugares! Aún en América, sólo unos años después del 9-11, nos dimos cuenta que no existe un lugar seguro en todo el planeta. El Señor se está moviendo con alianzas radicales santas para llevarnos, como hombres y mujeres hacia lugares de conexiones divinas para movernos hacia oraciones y ayunos radicales. Nos está ayudando a clamar por una legislación fresca de los cielos y traerla a la tierra.

“Venga tu Reino, sea en la tierra, así como en el Cielo”. Estamos en este tiempo increíble y dramático de la historia. Lo más maravilloso es que están ocurriendo cambios de guardia en casi todos los gobiernos del mundo. Creo que es importante sentarse a la mesa y comer. Si analizamos los tiempos y las estaciones en las que nos encontramos, veremos que estamos pasando por sacudones muy radicales en el Señor. A cada rato oímos de algún volcán que hace erupción.

El Señor nos está llamando a estas casas de oración sobre toda la tierra para comenzar a moverse en las vidas que son santas para Él y claman por su voz. “Señor, ¿qué estás haciendo en nuestras ciudades, en nuestras familias y en nuestras comunidades? Señor, ¡necesitamos oírte!”. Necesitamos ser capaces de legislar desde el Cielo y traerlo a la tierra. Mientras vemos los tiempos en los que nos encontramos, mi pregunta hacia usted es: ¿Dónde está posicionado como atalaya dentro del muro? ¿Qué le está diciendo el Señor?

Generales y milicias del Señor

Estamos hablando de cambios. En los últimos años, tuvimos algunos generales de la fe que partieron con el Señor. El Dr. Bill Bright fue un general veterano que partió con el Señor. Se movía radicalmente en el evangelismo y con los jóvenes. También fue un pionero de los medios de comunicación con el film Jesús, el cual fue traducido a casi todos los idiomas del mundo y probablemente evangelizó más personas que ningún otro. También Derek Prince, un maestro de revelación y quien realmente tuvo una unción de revelación por Israel. Kenneth Hagin Sr., un apóstol de sanidades, también partió con el Señor.

Billy Graham y Oral Roberts son dos de los cinco ministerios apostólicos. Todos conocemos y amamos a estos dos generales de guerra. Son pioneros que abrieron brechas para el evangelismo global, la enseñanza y la sanidad. Algunos profetas dijeron que cuando estos dos generales partieran con el Señor, habrá un avivamiento global de sanidades, prodigios, milagros y salvación. Pero recuerde que el avivamiento y la guerra corren juntos, mientras el gobierno de Dios y las tinieblas colisionan y pelean por las almas y las pasiones de los hombres.

Dondequiera que encuentre a muchos generales partiendo con el Señor al mismo tiempo, estará ocurriendo un cambio en el gobierno del Espíritu. Por eso debemos clamar desde nuestro corazón: “Señor, queremos movernos como apóstoles, profetas, maestros, pastores y evangelistas radicales. Queremos movilizar las generaciones para una guerra global con una pasión y un amor radical por Jesús. Señor, queremos movernos con revelación acerca de Israel. Queremos ser capaces de subir hacia el próximo nivel”. En otras palabras, cuando nuestros padres pasan a la presencia del Señor, todos nosotros subimos hacia el próximo nivel.

La realidad es que estamos en un tiempo cercano a la Tercera Guerra Mundial. Así como el Señor levantó a Eisenhower, MacArthur y a otros generales poderosos en la Segunda Guerra Mundial, también levantará oficiales y generales de cada nacionalidad, tanto hombres como mujeres, para la hora en que vivimos. ¡Te das cuenta que aún como niños, estos hombres jugaron juegos de Guerra y mientras crecieron, estudiaron libros de guerra y estrategia militar! Analizan y observan los movimientos del enemigo, aprendiendo a establecer estrategias desde jóvenes para la Guerra global.

Siento que en este tiempo, el Señor también está levantando generales para la guerra global final. Esto es parte de lo que el Señor está haciendo. Está ocurriendo un cambio en el gobierno de Dios. Estamos comenzando a ver el cambio a lo largo de las líneas denominacionales.

Tiempos de cambio

Estamos comenzando a ver un cambio a lo largo de las ciudades y las naciones. Parte de esto involucra al Internet y la televisión. ¡Repentinamente el Cuerpo de Cristo tiene más de 31 sabores! ¡Jesús tiene una heladería y sabemos que ama cada sabor! Estamos comenzando a amar a la Iglesia con todos los aspectos y personalidades diferentes del Cuerpo de Cristo. Mientras nos encontramos en este tiempo de cambio, el Señor también quiere elevarnos hacia el próximo nivel. ¿Cómo tratamos con el pensamiento de la Guerra global en el horizonte? ¿Cómo nos preparamos como hombres y mujeres de Dios?

Cuando comenzamos a ver los sacudones financieros y las sombras de la guerra, ¿cómo tratamos con esto? Llevemos esto a la vida diaria real. Si hubiéramos estado en Europa en 1930 y tuviéramos alrededor de 25 años, hubiéramos pensado en casarnos y tener hijos. ¡No tendríamos idea que Hitler aparecería en escena hacia 1933 y que la Segunda Guerra Mundial estaría en marcha para 1937! Tampoco nos hubiéramos enterado que durante ese período de guerra global morirían 50 millones de personas educadas, con una mentalidad occidental, europeos del Este y el Oeste, doctores y abogados. Les habríamos dicho: “¡Esto no es posible! ¡Esto no puede estar pasando!”. Pero así sucedió.

Le estoy diciendo que estamos en un sitio donde ocurrirán sacudones radicales. Estamos en el lugar donde los cielos se moverán. ¡Así como será un gran juicio, también habrá un gran avivamiento y una gran cosecha! El Señor está permitiendo ambos juicios para llevar a la gente a amarlo radicalmente.

El viaje profético de José, el libertador

¡Conozco lo suficiente como para hablar acerca de lo que realmente significa un libertador! ¿Cuál es el viaje profético en el que Dios nos mete para prepararnos para ser libertadores en la escena mundial? Repentinamente, Dios comienza a posicionarnos, ¿cierto?

El Salmo 105:16-22 dice: “Dios provocó hambre en la tierra y destruyó todos sus trigales. Pero envió delante de ellos a un hombre: a José, vendido como esclavo. Le sujetaron los pies con grilletes, entre hierros le aprisionaron el cuello, hasta que se cumplió lo que él predijo y la palabra del Señor probó que él era veraz. El rey ordenó ponerlo en libertad, el gobernante de los pueblos lo dejó libre. Le dio autoridad sobre toda su casa y lo puso a cargo de cuanto poseía, con pleno poder para instruir a sus príncipes e impartir sabiduría a sus ancianos”.

Hablemos acerca de José. Era un joven. Génesis dice que José era muy favorecido por su padre y recibió una túnica multicolores. Conocemos bien la historia y también sabemos que esa túnica reflejaba el don multifacético de revelación que había en su vida. José era un soñador y un profeta. Soñó y vio literalmente su destino, ¿no es así? Pero luego, cuando recibió esta túnica y fue tan amado por su padre, sus hermanos sintieron cellos.

Cuando tiene grandes dones, cuando comienza a tener sueños y visiones, cuando comienza a elevar su cabeza por encima del resto, sus “hermanos” y “hermanas” se sentirán celosos. Muchas veces viene de los que están en la casa del Señor. Repentinamente ven esta unción especial que sobre su vida y se ponen celosos. Luego José compartió el sueño acerca de cómo sus hermanos se inclinaban ante él, incluyendo a su padre. ¿Alguna vez compartió algo fuera de tiempo? ¡Ciertamente aprende en poco tiempo a no hacer eso! ¿Por qué? Porque genera celos.

En la historia de José, los hermanos rasgaron las vestiduras, el manto de autoridad que había recibido de su padre, lo arrojaron dentro de una cisterna y lo vendieron como esclavo.

Esta es parte del viaje profético de un libertador. Un rey se puede establecer en un día, pero un libertador atraviesa el fuego de Dios por décadas para ser entrenado a lo largo de su viaje profético. Esto sucede para que al ser establecido, no sea sólo la túnica de colores que cargará, ¡sino un manto de humildad y mansedumbre para darle toda la gloria al Señor!

Cómo manejar la traición

Como sabemos, José fue traicionado, pero el Señor lo permitió. Estratégicamente, la casa de Potifar no era el sitio correcto donde Dios necesitaba a José. Literalmente le desgarraron y arrancaron sus vestiduras. Fue acusado de ser inmoral. ¿Cuántos de ustedes fueron traicionados, malinterpretados y su carácter asesinado? El Señor aún permitió eso para probar su corazón. ¿Decide ser más dulce o más amargo?

Sabemos que José estaba en el calabozo real y una vez más, el favor del Señor estaba con él. Una vez más, fue ubicado estratégicamente en el calabozo real, aún cuando pasó años allí antes de estar con el Faraón, hasta que tuvo un sueño que ningún mago pudo interpretar. Repentinamente recordó a José, quien interpretaba sueños y fue llevado ante el Faraón. Interpretó su sueño y recibió una “túnica de autoridad”.

Estoy hablando de un cambio de vestiduras. Estoy hablando de un cambio gubernamental donde muchas veces perdemos el título, nuestro lugar de autoridad y Dios nos cambia, aunque no entendemos por qué nos llevan con grilletes o repentinamente somos acusados por error. Hizo el mejor trabajo que pudo y repentinamente terminó en un calabozo donde es olvidado por años. Pero el Señor diseñó esto estratégicamente porque si fue llamado para ser un libertador y un pionero, debe trabajar la humildad en su corazón.

Existen dos asientos en el Cielo. Uno es de juicio y el otro es de misericordia. Cuando es acusado por error, castigado más allá de lo imaginable y está sangrando por la traición y el asesinato con falsas acusaciones en su contra, si acude al trono de justicia, el acusador estará allí esperándolo. Le dará una serie de verdades a medias y comenzará a moverse en amargura e ira. ¡Sus heridas comenzarán a infectarse y podría ser descalificado hasta que trate con su falta de perdón!

Si acude al trono de la misericordia y clama, afirmándose de los cuernos del altar, cubriéndose con la preciosa sangre del Señor, sus heridas comenzarán a sanar y sus cicatrices comenzarán a brillar con la unción de resurrección de Jesús. Esto ocurrirá mientras ora: “Señor perdónalos, no saben lo que hacen”. Esto abre un camino para promoverlo en el Espíritu.

Entonces, cuando va hacia las puertas de la ciudad, destruido más allá de lo concebible, como el Siervo sufriente y resplandeciendo con la unción de resurrección de la Cruz del Cordero, puede decir: “¡Abran las puertas! ¡Abran las puertas para el Rey de Gloria! ¡Abran las puertas!”. ¡Puede clamar esto porque se ve cómo Jesús!

Parte de su viaje como libertador y pionero requiere un cambio de vestimentas. ¿En qué estación se encuentra? Esa es parte de la estrategia divina del Señor: matarnos para que podamos vernos como Él. El único problema es que hay una muerte diseñada para cada uno de nosotros. No debemos elegir cómo llegar a la muerte. Pensamos que será más fácil si elegimos nuestra muerte, pero el Señor estableció una estratégicamente para cada uno de nosotros, para tratar con las motivaciones de nuestro corazón, para que podamos amarlo desesperadamente y avanzar hacia Él, ¡sin importar nada!

Jill Austin



“David vs. Eliab: Quienes te rodean pueden verte como insignificante, pero tu destino es muy grande. Eres un asesino de gigantes”

Por Victoria Boyson


Mientras David iba hacia el campo de batalla para ver cómo podía ayudar a sus hermanos, se enfrentó a las palabras de Goliat en contra de su pueblo y quiso hacer algo al respecto. Pero antes que David pudiera pelear contra el gigante tuvo que vencer las acusaciones de su propio hermano Eliab.

“Eliab, el hermano mayor de David, lo oyó hablar con los hombres y se puso furioso con él. Le reclamó: ¿Qué has venido a hacer aquí? ¿Con quién has dejado esas pocas ovejas en el desierto? Yo te conozco. Eres un atrevido y mal intencionado. ¡Seguro que has venido para ver la batalla! ¿Y ahora qué hice?, protestó David. ¡Si apenas he abierto la boca! Apartándose de su hermano, les preguntó a otros, quienes le dijeron lo mismo” (1 Samuel 17:28-30)

Cuando le leí el título de este capítulo a mi hijo Cole, me dijo con ternura que estaba equivocada. “No mama”, dijo, “¡Es David y Goliat!”. Todos leímos u oímos acerca de la historia de David cuando mató al gigante Goliat, pero su hermano lo atacó verbalmente justo después de matar al gigante. Después de enfrentar a Goliat, David tuvo que vencer las acusaciones acaloradas de Eliab, su hermano mayor.

David confiaba en el poder de Dios, pero su hermano no. Eliab pensó que las dudas que tenía acerca del carácter de David en realidad eran correctas. Malinterpretó las acusaciones en su corazón acerca de David para ser un don de discernimiento en la vida de su hermano. Creyó que entendía a su hermano menor. Conocía a David de toda su vida y probablemente lo ayudó a levantarse, pero no pudo ver la intención del corazón de David.

Eliab malinterpretó la confianza de David en Dios como arrogancia y altivez. Pensó que David sólo estaba “alardeando” entre los demás y se enojó con él. Había vivido con David toda su vida y sólo vio a un pequeño hermano que servía para cuidar las ovejas en el campo de su padre. Eliab desconocía que mientras David era un pequeño pastorcito, Dios estaba tratando con él para que sea un asesino de gigantes.

“David le respondió: A mí me toca cuidar el rebaño de mi padre. Cuando un león o un oso viene y se lleva una oveja del rebaño, yo lo persigo y lo golpeo hasta que suelta la presa. Y si el animal me ataca, lo sigo golpeando hasta matarlo. Si este siervo de Su Majestad ha matado leones y osos, lo mismo puede hacer con ese filisteo pagano, porque está desafiando al ejército del Dios viviente. El Señor, que me libró de las garras del león y del oso, también me librará del poder de ese filisteo. Anda, pues, dijo Saúl, y que el Señor te acompañe” (1 Samuel 17:34-37)

Mientras nadie le prestaba atención a David, Dios trataba con él para que sea un hombre poderoso en la fe, alguien que no descansaría en sus propias fuerzas o sabiduría, sino en la de Dios. Él le enseñó a David cómo pelear a Su manera y no a la manera de los hombres. Dios le enseñó a David a usar la fe y la honda. Cuando los guerreros de sus días trataron de enseñarle a usar la armadura y la espada, le resultó muy incómodo porque no estaba acostumbrado a ellas (1 Samuel 17:39).
Dios quiere entrenarnos
Si queremos, Dios mismo nos enseñará y nos entrenará para andar en sus caminos. Muchas veces Dios utiliza experiencias de otros hombres para entrenarnos, pero llega el tiempo cuando decide tratar con nosotros cara a cara (Juan 16:13). Desea tomarnos a través de las pruebas por sí mismo, paso a paso y, cuando más aprendemos de Él, mayor es nuestra capacidad para ser enseñados por Él.

Eliab se parecía a los guerreros de sus días y estoy seguro que ante sus ojos estaría bien considerado. Estaba seguro que sabía lo que hacía falta para pelear y que David no tenía lo necesario. Después de todo, Eliab era aquel que Samuel pensaba que Dios elegiría para ser el próximo rey de Israel. EL Señor le dijo a Samuel que se olvidara de la apariencia de Eliab y de su estatura porque Él lo había rechazado. “…No te dejes impresionar por su apariencia ni por su estatura, pues yo lo he rechazado. La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón” (1 Samuel 16:7).

Eliab estaba furioso con David, incluso ante la idea que él, un pastor de ovejas, pudiera pelear contra el gigante Goliat. Eliab pensó que David era un presuntuoso por hablar con semejante clase de fe. Eliab razonó que él, siendo el mayor y el más grande de sus hermanos, no quiso pelear con Goliat, cómo su “hermanito” podría tener las agallas para pensar que podría pelear contra él. Estaba seguro que el discurso de David sólo era presuntuoso y sus intenciones débiles. Eliab estaba enfocado en Goliat, por eso era demasiado grande para pelear contra cualquiera, pero David estaba enfocado en su Dios. Eliab pensó que David se consideraba demasiado, pero en realidad fue Eliab quien pensaba demasiado pequeño acerca de Dios.
Huir del acusador
¿Alguna vez se encontró en la posición de David? Sus intenciones fueron honorables y su corazón puro, pero quienes lo rodeaban malinterpretaron sus acciones. Señalaron hacia su confianza en Dios y asumieron que era orgullo, por eso decidieron que necesitaban recordarle su pequeñez, así como Eliab le recordó a David que sólo era un pastor. “¿Qué has venido a hacer aquí? ¿Con quién has dejado esas pocas ovejas en el desierto? Yo te conozco. Eres un atrevido y mal intencionado. ¡Seguro que has venido para ver la batalla!” (1 Samuel 17:28).
La gente como Eliab permite que sus bocas sean utilizadas para la duda y la incredulidad. Señalarán cada razón por la cual no podrá alcanzar lo que Dios lo llamó a hacer en su vida. Enfatizan que nunca podrá alcanzar lo que Dios le prometió. Eliab sintió que conocía a David y estaba seguro no había nada especial acerca de él. Aún así, Eliab no estaba en el campo con las ovejas cuando Dios preparaba el corazón de David e incrementaba su fe en Él. Fue en este tiempo que David tomó una de las decisiones más importantes de su vida: se alejó de Eliab y comenzó a hablar con otros.
El enemigo encontrará a la gente que nos considera inferiores o incapaces para el ministerio y hablará a través de ellos para devorar nuestro destino. Los utilizará para señalar nuestros defectos y nos recordarán todas las razones por las cuales es imposible hacer nada significativo.
¡Pero Dios también tiene una voz! Puede ver nuestro futuro y las motivaciones de nuestro corazón. Necesitamos sintonizar nuestros oídos con Él y nos animará a realizar todo lo que nos pida que hagamos. Él quiere liberarnos de la persona que éramos antes para que nos veamos caminando en nuestro destino con Dios.
Usted es un asesino de gigantes
Amado, Dios lo ve como un asesino de gigantes. Lo ve victorioso y lo impulsa a intentarlo. Cierre sus oídos a las mentiras del enemigo y véase a sí mismo como Dios lo ve. Dios desea utilizar su individualidad para enriquecer el Cuerpo de Cristo.

Dios estuvo tratando de convencerlo que su destino en muy grande. Pero al mismo tiempo, quienes lo rodean lo ven como insignificante. Pueden verlo como ungido, pero no verán lo que Dios planeó para usted. Simplemente no pueden ver su destino. Tampoco espere que lo hagan, esto es entre usted y Dios. Él desea que sea así, antes de soltarlo en su destino en Él.

Si David oía a su hermano Eliab, nunca habría matado al gigante ni hubiera sido rey. Mientras esperamos el nacimiento de nuestro destino, debemos apartarnos de las opiniones de los hombres y seguir la voz de Dios. Él le había prometido a David la corona de Israel, pero era virtualmente desconocido hasta que peleó y mató a Goliat. Fue a través de este paso de fe que Dios hizo famoso su nombre. Dios le entregó una plataforma a través de la cual eventualmente sería rey y consumaría su destino. Cada paso de fe y cada acto de obediencia a Dios nos llevará un paso más cerca de nuestro destino en Él. Si David no se paraba en fe en este punto, no se habría sentado en el trono de Israel.
¿Qué es Goliat en nuestra vida hoy? ¿Qué nos pide Dios que hagamos? No importa qué es, prepárese para que la voz del acusador le diga que no puede hacerlo. Él quiere detenernos de nuestro destino. ¡No le permita hacerlo! Cuando el enemigo trata de desalentarlo, tome coraje. El enemigo no desperdiciaría su tiempo tratando de desalentarlo a menos que sepa que alcanzará su destino en Dios.
Ore conmigo: “Amado Padre, ayúdame a oír Tu voz y no la voz del acusador. Cambia mi visión. Ayúdame a verme a mí mismo como Tu me ves. ¡Déjame ver a otros a la luz de Tu gracia y ayúdame a ver Tu destino en la gente por dondequiera que vea!”

Victoria Boyson

martes, 3 de junio de 2008



“Es el tiempo para un cambio de guardia”

Por James Goll




Cambio de guardia
Habiendo viajado por todo el globo y luego de haber visto diferentes culturas y formas de gobierno, una de las escenas que más impactaron mi mente tuvo lugar en Londres, Inglaterra, cuando vi a los guardias custodiando el Palacio de Buckingham. Están de guardia a las puertas, observando y protegiendo a aquellos que entran y salen. No abandonan su situación hasta el cambio de guardia y hasta que la guardia siguiente toma su lugar.

Muchas voces proféticas nos dicen que el 2008 es el “Año de la Puerta”. Pero quiero agregar algo. Es un año crítico tanto para la esfera de la iglesia como para el mundo secular. Si el 2008 es el año cuando cambian los gobiernos, ¿quién estará de guardia en las puertas de nuestras ciudades, iglesias y naciones?

Es una hora crítica donde los guardias son reemplazados. Este año puedo ver una contienda volátil por el alma de las naciones. No sólo en las Naciones Unidas, sino en lugares como Rusia e Israel y hasta el Sudeste de Asia, Australia, Guatemala y muchas otras naciones. En los próximos 18 meses podrá verse como el juego de niños llamado “Sacudiendo la canasta de frutas”. Pero pude ver mucho más claro un cambio de guardia a las puertas de la iglesia.

Pocos líderes prominentes recibirán su recompensa celestial y esta será una señal del cambio de guardia. Otros líderes caerán y serán removidos de la escena debido a controversias, pecados sexuales y orgullo, como resultado de no rendir cuentas. Pero la buena noticia es que emergerán este año nuevas voces, nuevas caras y los líderes de la nueva generación. Es el tiempo del “cambio de guardia”. Con este cuadro acerca de lo que sucederá desde el 2008 en adelante, permítame entregarle algunas piezas específicas.

Dos semillas de justicia caen en la tierra
En otoño del 2007, dos de nuestros cuatro campeones de la fe recibieron su recompensa celestial. Cada uno vivió una larga vida para nuestro Señor y terminaron bien. Uno fue Rex Humbard de Ohio y el otro fue James Kennedy de Florida. Ambos fueron pioneros en áreas específicas de la fe. Mientras las semillas de justicias caían a tierra, hubo una cosecha o multiplicación sus dones y sus llamados se multiplicaron.

Diez años antes, otras dos semillas de justicia cayeron en la tierra. Fueron Lester Sumrall y John Wimber. Ellos tenían una unción para “liberación y misiones” y “señales y maravillas”. Desde ese tiempo, hay cientos de nuevos ministerios que se levantaron y caminaron en esta gracia. Ocurrió una verdadera multiplicación. Así fue con las unciones que descansaban sobre Rex Humbard y James Kennedy.

Rex Humbard fue el pionero de los medios cristianos. Sus servicios en la Catedral de Mañana fueron transmitidos por TV mucho antes de tener televisoras cristianas. Rex Humbard oraba por los enfermos y rompió el velo de los medios para el resto del Cuerpo de Cristo. James Kennedy fue un hombre que lideró muchas causas, como el mensaje de Pro-vida. Pero la causa más importante para mi fue la del “evangelismo personal”. Enseñó de una manera efectiva a miles acerca de cómo ir puerta a puerta compartiendo su fe en Jesús y preparar a la gente para la eternidad.

Habrá una explosión de cristianos en muchas formas en los medios de comunicación. De hecho, el 2008 es el año para atravesar la puerta de los medios en y a través del Cuerpo de Cristo. También habrá un énfasis fresco y dones en el evangelismo personal. ¡Los eventos de alcance estarán ligados a nuestros lugares de conferencia y sacudiremos las calles en el 2008! Si, ¡la cosecha está sobre nosotros!

Se está tendiendo una tubería moral
Una tubería de justicia se está tendiendo en medio del liderazgo de la iglesia y el mundo secular. El pecado sexual en el liderazgo será expuesto en los niveles más altos. Esto creará una ola de desilusión y falta de reserva. Los ministerios de liberación y confidencialidad recibirán un lugar de relevancia. Esto resultará en algunos de los mayores testimonios para la gloria de Dios por parte de aquellos que se humillen a sí mismos.

El divorcio y los rumores de divorcio parecerán indetenibles en varios círculos. En algunas esferas, el matrimonio será visto como una pieza de papel que simplemente puede obviarse. Aún así, el Espíritu Santo enfatizará la enseñanza sobre el perdón, las relaciones de pacto y la restauración.

Aparecerá en escena la siguiente generación del movimiento de pureza. Los verdaderos nazarenos de Dios marcarán la huella y comenzarán a descubrir los valores ancestrales de santidad en un tiempo de maldad. En sueños, pude ver un nuevo guardarropa de justicia donde la gente joven se vestía de blanco en contraste con el negro gótico. ¡Que comience la revolución de la pureza!

Habrá un intento por esconder el tema del aborto en América (así como en otras naciones) de la escena política (la primera plana de los periódicos), pero el Espíritu Santo no permitirá que esto suceda. Las circunstancias harán que este tema salte a la primera plana. Los asuntos sobre la vida serán una “papa caliente” política importante en los días por venir.

Cambios en el Movimiento de oración global
Habrá un verdadero cambio de guardia en el movimiento de oración. Nuevos atalayas de oración, cadenas de oración y tiempos especiales de ayuno comenzarán a suceder en ministerios e iglesias que no fueron reconocidas por enfatizar este punto. Surgirá un nuevo liderazgo mientras una generación le pasa el testigo a la otra. Esta es la gran noticia: El movimiento de oración global crecerá y se fortalecerá.

Mientras en los años recientes hubo un énfasis en la “intercesión de la novia”, la “unción del guerrero” se enfatizará mientras el Espíritu Santo derrama un auténtico espíritu de “fe para guerrear” y se quebrarán las fortalezas de las tinieblas. Tendrán acceso al consejo de guerra celestial y esto resultará en nuevas y más efectivas estrategias de guerra espiritual. Habrá un enfoque sobre Israel y lo que antes fue un asunto secundario para el Movimiento de oración global, pasará a ser un tema central casi en una noche. Todos los ojos se dirigirán a Jerusalén.

Una explosión de fe y sanidades
Habrá un cambio en el área de la fe. El movimiento profético y los sectores del campo de la fe tendrán intercambios divinos. Esta convergencia creará la cultura para una nueva ola de milagros. Así como en el campo de la medicina, cuando surge un descubrimiento científico y se encuentra una nueva cura, habrá manifestaciones en los ministerios de sanidad. Lo que antes era considerado como casos difíciles, ocurrirán de una manera normal y regular. Habrá una mayor revelación y una mayor autoridad sobre el espíritu de sordera, mudez y el espíritu de enfermedad. Esto resultará en una gran cantidad de sanidades de sordos y enfermedades crónicas hereditarias.

Veo un incremento de la actividad angélica por donde voy. Especialmente puedo ver a los “ángeles de la cosecha” ayudándonos en nuestro trabajo de tiempo final. ¡Vea a los ángeles de su presencia y a los mensajeros declarando las Buenas nuevas! ¡Ángeles y ángeles por todas partes! ¡Estos ángeles serán utilizados para cambiar la atmósfera del escepticismo hacia la expectativa!


¡Crece la creatividad divina!
La creatividad en la iglesia mundial resultará en muchos enfoques hacia las “iglesias en la web” y enfrentará muchos obstáculos: muchos la celebrarán pero otros la enfrentarán. Herramientas innovadoras de discipulado, escuelas de entrenamiento on line y salones de reuniones de intercesión interactiva, atraparán a la nueva generación para la causa de Cristo.

Donde antes los artesanos cristianos tenían que salir de la iglesia para expresar sus talentos y dones, renacerá un mover fresco que nunca más volverá a terminar dentro de una caja. ¡Las conferencias, los seminarios y las herramientas de equipamiento saldrán de la iglesia para la gloria de Dios! Finalmente, esto creará expresiones holísticas de la vida del Espíritu Santo en los medios de comunicación.

Es el tiempo para que aparezcan nuevas formas de tecnologías de avanzada. Este es el comienzo de los años donde los innovadores e inventores cristianos saldrán del cuarto del ensayo y el error para salir en público con una gran revelación, habilidades e influencia en el campo secular.

La creación y la transferencia de riquezas a través de empresarios piadosos que trabajan bajo la unción de la creatividad asociada a la diligencia y la sabiduría, pagará. Esta creación y transferencia de riquezas será tanto una prueba como una bendición. Pero aquellos que se concentren en metas prácticas para alcanzar a los pobres de la tierra y caminar en relaciones de pacto, prosperarán. Sí, el depósito de José ahora está abierto.

¡Atravesando las puertas!
Este es el año para desenvolver las cosas viejas y atravesar el umbral hacia lo nuevo. Es tiempo para el cambio de guardia en las puertas. Es un tiempo de alineamiento con el Reino. Es tiempo de celebrar que en Jesucristo, ¡cada día es nuevo! Atraviese las puertas en el 2008. Olvídese de las cosas que dejó atrás y muévase hacia adelante con una fe fresca. Recuerde, todos vemos en parte, conocemos en parte y profetizamos en parte. Desde mi punto de vista, esto sólo es parte de lo que veremos en los meses y años por venir.

James W. Goll




“Está por manifestarse el espíritu de Bernabé”

Por Al Thomas



Le preguntaba a Dios, “¿por qué hay tan pocos hombres y mujeres como Pablo en nuestros días?”

El Espíritu Santo me respondió de una manera inesperada: “Pablo nunca habría completado su llamado sin un Bernabé que cumpliera el suyo. Levanté a Bernabé por una razón: Promover a Pablo. Debo tener un Bernabé antes de soltar a un Pablo”. Existen muy pocos como Pablo hoy en día porque muy pocos quieren ser como Bernabé. Percibí al Espíritu Santo diciendo: “El Espíritu de Bernabé volverá a soltarse en la iglesia”.

Mucha gente no valora el rol importante que tuvo Bernabé en la iglesia temprana. Para mi es demasiado asombroso que Bernabé encontrara a Pablo y luego lo llevara con los apóstoles a Jerusalén. Los apóstoles no pensaron que Pablo encajaría porque no estaban seguros si se había convertido de corazón.

“Entonces Bernabé lo tomó a su cargo y lo llevó a los apóstoles. Saulo les describió en detalle cómo en el camino había visto al Señor, el cual le había hablado, y cómo en Damasco había predicado con libertad en el nombre de Jesús” (Hechos 9:27)

Bernabé atravesó con coraje las barreras del temor y la sospecha para que Pablo fuera aceptado en el círculo íntimo, convenciéndolos que estaba todo bien y que él tenía mucho para dar. Note que Bernabé no sólo le habló a los apóstoles acerca de Pablo, lo llevó con él. Bernabé era la clase de persona que veía algo de gran valor en otras personas y hacía todo lo que podía para promoverla. Esta es una cualidad poco vista en nuestros días porque la tendencia del mundo es promoverse a sí mismos y luego (quizá) a los demás. Además, Bernabé conoció la experiencia asombrosa que tuvo Pablo camino a Damasco y podría fácilmente haber caído presa de los “celos espirituales” (pensando, “¿por qué tengo un encuentro como ese?”). Aún así, Bernabé vio el gran potencial en Pablo e hizo algo muy raro: Promovió a Pablo por encima de sí mismo. Promovió adrede el ministerio de Pablo a expensas del suyo propio.

Pablo cambió la historia, pero no se lee mucho acerca de Bernabé (comparado con Pablo). Pablo es mencionado más de 180 veces en el Nuevo Testamento. Bernabé es mencionado menos de 30 veces. El Señor Jesús dijo: “Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa” (Mateo 5:15).

Cuando Bernabé vio la luz y las revelaciones en Pablo, supo que Dios tenía grandes planes para él. Supo que la iglesia necesitaba escuchar a este hombre de Dios. Pablo estaba debajo de un almud y Dios quería que estuviera sobre una mesa para que muchos pudieran beneficiarse de la luz que le había dado. Sí, la Escritura nos dice que Bernabé también hizo cosas buenas para el Señor, pero comparadas con Pablo, se opacan por la historia. Aborrecemos apagarnos, ¿cierto? ¿Por qué sucede esto? Quizá porque las luces del escenario son demasiado atractivas…

Aquí va la pregunta: ¿quién lo está promoviendo?
Estoy convencido que Bernabé está cosechando una gran recompensa en el cielo por haber sido un instrumento para iniciar el ministerio de Pablo. Sí, fue Dios quien lo hizo, pero a través de la gente. Bernabé escuchó cuando el Espíritu Santo le susurró: “Ve a buscar a Pablo y llévalo con los Apóstoles…”. Bernabé podría haber dicho: “Bueno, tu sabes, Espíritu Santo, estoy muy ocupado con mi propio ministerio aquí ¿y tú me pides que lo ayude con el suyo?”. Allí es donde está la recompensa… preferir a otros sobre nosotros mismos.

“Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente” (Romanos 12:10)

Dios está buscando gente que juegue en la segunda línea. Hay miles de ministros como Pablo que están listos para hacer grandes cosas en la iglesia. Tienen revelaciones frescas que liberarán a muchos. Todo lo que necesitan es un Bernabé. No buscan la gloria o el reconocimiento, pero tienen un mensaje y una unción que sacudirá al mundo. Imagine si nunca hubiera existido un Pablo. Nunca hubiera sido posible si no fuera por Bernabé.

Me pregunto: ¿qué sucedería si cada pastor (o cada ministro) tomara un día para promover el ministerio de alguna otra persona? Creo que veremos surgir a muchos como Pablo. Dios escondió a muchos como Pablo en los lugares más insólitos. Me pregunto, ¿cuántos como Pablo están escondidos debajo de una mesa en vez de estar sobre ella? En los días por venir, el Espíritu Santo le hablará a la gente como Bernabé para que encuentre a quienes son como Pablo. ¡Luego aparecerán los que son como Pablo!




Al Thomas
“Cualquiera que tenga dominio sobre ti y camine por tu territorio, ¡será amputado!”


Por Kim Clement




26 de enero del 2008, Oklahoma City, Oklahoma
El Espíritu del Señor dice: “Estoy en campaña para dar vuelta las cosas que parecen correctas. Las cosas que declararon correctas cuando estaban erradas, se darán vuelta. Estoy en campaña para hacer las cosas correctas, para hacer las cosas correctas”. Dios dice, “Estoy encaminado para reparar las cosas, porque este es un momento maravilloso de restauración. Habrá tiempos de refrigerio que vendrán de la presencia del Señor”. Y Dios dice, “La gente dirá, parece que va en la dirección equivocada”. Pero Dios dice, “Daré vueltas todas las cosas. ¡Revertiré cada proclamación y cada pronóstico!”. El Espíritu del Señor dice: “Aún mientras aplaudes, habrá un aplauso por lo que haré. Algunos dicen, ‘estuvimos en el peor lugar donde podíamos estar’. Ese es el mejor sitio donde estar, porque voy a dar vuelta las cosas”.

“Escucha a los profetas y cómo declaran desde las cuevas de la antigüedad. Las fuerzas demoníacas ancestrales que quieren volver a visitar las generaciones, están siendo tomadas por el cuello y puestas en cautividad por las oraciones de los santos y las oraciones de aquellos que conocen a su Dios, harán hazañas en su Nombre como Daniel”, dice el Señor.

El Espíritu de Dios dice, “Escucha a los profetas mientras denuncian la gran perversión para que todo cambie”. Dios dice, “América, te hablan desde tus fronteras declarando pobreza, ‘Dicen ganamos; no hemos ganado la guerra, pero trajimos pobreza y recesión sobre ellos diciendo, el dólar se va al infierno’”. Dios dice, “Tengo un plan diferente, ¿olvidaré tu historia? ¿Olvidé la historia de Moisés cuando lo acusaron de hacer lo incorrecto?”. Todavía somos voz de Dios. “Escogí a esta nación como una voz para las generaciones de la tierra. ¿Cambié mi manera de pensar por causa de la economía? ¡No!”. Dios dice, “Mírame ahora cómo cambio las cosas, porque tu aceleración llega a su fin. Ahora llegamos al punto de no retorno y estás ascendiendo al lugar más alto donde nunca has estado”.

El Espíritu de Dios dice, “¿Jacob tenía un hechizo en su contra? ¿La adivinación se levantó en contra de Israel?”. Dios dice, “No habrá adivinación, no habrá hechizo. Esa declaración no tiene firma. Cada pronóstico en tu contra no tiene firma, porque la firma de Dios es todo lo que necesitas para que algo suceda y se lleve la tristeza”.

Dios dice, “Firmaré en la línea de puntos. Verás que soy el dueño del título. Si hay algo que te quiero entregar, todo lo que necesitas es mi Firma. Quiero darte tierra, necesitas mi Firma. Si necesitas un milagro, necesitas mi Firma. Si necesitas una propiedad, necesitas mi Firma. América, ¡este año todo lo que necesitas es mi Firma! ¡Tienes mi Firma!”. Dijo, “Te entrego el título, ¡tengo el poder para firmárselo a quien Yo quiera!”. ¡Él es dueño de los rebaños en miles de colinas, el oro y la plata le pertenecen! Todo lo que necesitas es su Firma. ¡La tierra es del Señor! ¡Vi la firma de Dios!

“A veces es necesario que te apartes, actúes como un niño y pienses como un niño, porque eso me agrada. Te devolveré lo que el enemigo quiso arrebatarte el año pasado, pero duplicado y multiplicado sobre tus hijos y nietos”, dice el Espíritu de Dios.

Declaro por el Espíritu de Dios que se suelta una nueva dimensión de energía, pasión y vigor sobre su vida, su casa y la gente de Dios que lo reciba. Dios dice, “Nueva energía, debido a la restauración de la energía, la vitalidad y el vigor sobre mi Cuerpo, pronto soltaré la nueva fuente de energía, las nuevas fuentes de energía sobre la nación. Sólo llegará cuando mi pueblo entre en una nueva realidad de la energía que proviene del aceite del Señor. El aceite del Señor traerá la llama y esta no se agotará. Tu lámpara no se apagará. Esta energía que traigo a América hará que la llama arda continuamente y nunca llegará a su fin”, dice el Señor.

El Espíritu de Dios dice, “Kim, diles lo que hice por el Apóstol Pablo cuando trabajaba en Éfeso. Cuando estaba en Éfeso enseñó en la sinagoga por tres meses y luego lo echaron. Luego fue a la Escuela de Tiranno y enseñó por dos años. Trabajó duro y luego sucedió algo inusual. De repente, comenzaron a ocurrir milagros y manifestaciones inusuales por mano de Pablo”.

Y Dios dijo, “Este es el año del pañuelo. Quiero decirte que la gente con pañuelo representa el dolor. Un pañuelo toma las lágrimas del ser humano, un pañuelo se usa para sonarse la nariz y limpiarla cuando estamos enfermos. No hay nada agradable en un pañuelo. Comienza como una pieza de seda para las familias reales y mira en lo que se convirtió”. Dios dijo, “Es para limpiar el sudor de la frente luego de trabajar duro, luego del dolor. A veces la gente tiene que escupir en ellos y si hay sangre también lo usan”. Dijo, “Quiero que les digas que haré milagros inusuales y por cada dolor que sufriste y por cada quebranto que atravesaste, cada forma de enfermedad, padecimiento o dolor que atravesaste, cada dificultad, trabajo duro o desafío que atravesaste en el 2007, haré un milagro inusual en el 2008 y en los siguientes años, será tan inusual que tomaré lo que sufrieron y lo transformaré en una manifestación inusual”, dice el Señor de los Ejércitos.

Febrero 10 del 2008, Pasadena, California
El Espíritu del Señor dice: “Los Apóstoles tenían la reputación que no había un sistema que pudiera gobernar el Reino de Dios. Ningún poder, azote, cadenas, pobreza o enfermedad pudo detenerlos y cuando llegaban, ponían de cabeza a los sistemas. Este mes de Febrero, obsérvame mientras me río desde mi Trono y cambio las cosas que te rodean. Lo que parece estar hacia arriba, quedará al revés. Lo que parece ir en una dirección, girará y tomará otro camino. ¿Por qué? Porque designé desde antes de los tiempos que habría tiempos de refrigerio y tiempos de restauración. Hay tiempos de refrigerio y tiempos de restauración”, dice el Espíritu de Dios.

“Si este es el caso, ¿Por qué sería parcial hacia esta generación? ¿Por qué otros se beneficiarán y tu no?”. Dios dice, “Te beneficiarás, porque la promesa de Dios para este tiempo es sí y amén. No veas a los demócratas o a los republicanos, porque esta carrera es un chiste”. Dios dice, “Me ves mientras me muevo intrincadamente y trabajo por la gente de América. No me olvidé de tus padres fundadores, sus diseños y sus sueños. Esos mismos sueños y diseños no serán obstruidos, sino reemplazados, no por otros peores, sino por sueños mayores”, dice el Espíritu del Señor. “Entendería Mi pueblo que ellos dijeron, ‘recesión’. ¡Ja! ¿Puedo dar vuelta las cosas? ¿Me permitirías decirle a los pronosticadores de estos días que no tienen poder ni tienen apoyo? No tienen poder para reparar, no tienen aguja e hilo y no pueden remendar nada”, dice el Señor, “¡te estoy dando todo nuevo, nuevo, nuevo, nuevo, nuevo, nuevo! ¡Todo nuevo!”

Dios dice, “No tomaré algo remendado para ponerlo junto a ti. No digas, ‘Dios habló antes y no sucedió’. En este mes de Febrero comienza el tiempo de refrigerio y restauración”.

“No mires al Oriente”, dice el Espíritu del Dios viviente, “porque sucederá que la gente dirá, ‘¿Cómo pudo cambiar esta situación de una manera tan radical y violenta?’”. Dios dice, “Cualquiera sea la situación actual de tu negocio, en tiempos de refrigerio, tomaré cinco veces el monto que de alguna manera te robaron y te lo devolveré. ¿Tendrás la audacia para creerme?”, dice el Espíritu de Dios. “Tendrías la audacia para decir, ‘Dios, más allá de lo que digas, estoy de acuerdo’. Por lo que Dios dice y lo que tú dices, no hay fuerza en el cielo o el universo que puedan impedir que esto suceda”, dice el Señor de los Ejércitos.

¡Es tiempo de restauración! ¡Es tiempo de restauración! Es un tiempo para la amputación. Dios dice, “En los campos de batalla le digo a mis jefes y guerreros, ‘No dejen a nadie respirando, ampútenlos, quítenles los pies, los dedos y las uñas para que no tengan poder para aferrarse y caminar por tu territorio’”. “Este día”, por el Espíritu Santo, “hablo estas palabras que oí, donde nadie puede tomar nada de ti y caminar por tu territorio, ¡amputación!”

Dios le habló a los gobernadores y le dijo a los reyes antiguos, “Cuando veas a tu enemigo, no lo evites. Quítale el poder para arrebatar”. Déjame decirte algo, no estoy hablando del diablo, sino de los poderes de las fuerzas que trataron de hundirte y anular tu imaginación santa. Ves, el enemigo trató de hambrear tu imaginación y Dios dice, “Te devolveré la imaginación entregándote pensamientos elevados porque el tiempo del hambre llegó a su fin”, dice el Señor.

Hay gente en este edificio que tienen hijos que nacieron con algún defecto porque el enemigo tiene miedo de esta generación por lo que hará. Los gemelos que se suponía debían nacer, fueron removidos antes de tener una chance para pelear, antes que tuvieran una chance. Dios dice, “Este es un tiempo de restauración, este es un tiempo de refrigerio y un tiempo donde lo milagroso está a punto de ocurrir. Si remueves el poder de lo sobrenatural, si remueves el poder de los milagros en mi Iglesia, acabas de remover a Dios. Pero no es así, porque hay gente que dijo, ‘Oh no, tendremos más que nuestros antepasados, tendremos intervenciones divinas’”.

Necesitamos una amputación y una restauración en la Iglesia. Declaro que el poder de Tu palabra para arrancar toda escasez, toda mentira y todo pronóstico, los balances bancarios cambiarán y habrá intervenciones sobrenaturales. ¿Por qué los guerreros están tan callados? Dios dice, “¡Déjame oír si crees que puedo cambiarlo para ti!”.

Ahora mismo, en todo este edificio y todos aquellos que escuchan mi voz, Dios comenzó justo desde el principio, desde el comienzo, porque alguien tomó la palabra profética que se anunció. ¿Hay alguna casa que reciba la promesa que aún no se manifestó en la nación? Hay alguna casa en este lugar que dirá, “Si, recibo la promesa hecha a la nación desde hace mucho tiempo”. Porque Dios dice, “Antes de sacudir la nación, necesito gente que tomará las promesas y permitirá que afecte sus casas”. Cualquiera que diga, “Mi casa es Tu casa”, agite sus manos y tome la promesa ahora mismo.

Jesús, te agradecemos por tomarnos desde la nada y hacernos alguien ante tus ojos.


Kim Clement