miércoles, 8 de febrero de 2012

Unción de aceleración: ¡Atrape la ola!

Por Julia C. Loren

clip_image002En semanas recientes sentí una compasión profunda del corazón de Dios por aquellos que tienen entre 30 y 60 años que se sienten agotados, estresados y nunca realizaron sus sueños. Si usted es uno de ellos, sepa que está en el corazón de Dios y sus ojos están enfocados sobre su vida. El Señor me entregó una impresión acerca de este tiempo donde desataría una “unción de aceleración”. Impartir esta unción de aceleración es parte de mi mandato para este año. Dondequiera que ministro, este es el mensaje y la impartición: “Es tiempo para afirmarnos en un bautismo fresco del amor de Dios para despertar, avivar y restaurar tu unción”. El gran despertar a un bautismo fresco de su amor es clave para lanzar la revolución de amor que nos desatará para tomar nuestro lugar en el avivamiento que viene.

Aún ahora, el Señor está soltando la unción de aceleración sobre todos aquellos que clamaron por un avivamiento y los que parecen haber perdido su visión y pasión, abatidos por los años y las lágrimas de la vida. Cargaremos una nueva unción. Pero primero necesitamos la unción de aceleración que nos avivará. Luego, la visión fresca, la autoridad y la unción nos capacitarán para desarrollar nuestras asignaciones y alcanzar nuestro destino.

La unción de aceleración restaurará a los individuos a su destino sagrado, acelerando nuestros dones y unciones. Acelerar significa avivar, refrescar e incremento en la vida (Salmo 71:20, 85:6, 119:37, 40, 88, Isaías 57:10). A menudo se refiere a la resurrección de los muertos (1 Corintios 15:36).

Muchos en la mitad de la vida sienten que murieron sus sueños, visiones y pasiones. Se necesita una impartición sobrenatural del espíritu de aceleración para liberarnos del espíritu de este mundo. Debemos ubicarnos para recibirla. Clamemos para recibirla mientras nos postramos en nuestra casa para adorar. Clamemos para una aceleración en nuestro espíritu y que comience con nosotros una revolución de amor.

Poder, amor y mentalidad firme

Esto es lo que el Señor me mostró que viene: “La revolución de amor que viene, liberará el bautismo del amor de Dios de una manera tan osada que muchos serán transformados rápidamente. La unción quebrará el yugo e impartirá la sanidad que muchos necesitan desesperadamente. Los hombres y mujeres se posicionarán rápidamente en las asignaciones reservadas para ellos”. (Tomado de Supernatural Anointing, Destiny Image, Enero 2012).

Los que caminan en la unción apostólica y profética están de acuerdo con los deseos de Dios para aumentar el nivel de la unción en nuestras vidas y esta unción contiene tres componentes: poder, amor y mentalidad firme. Este poder incluye los dones del Espíritu y la unción específica para las asignaciones. El amor nos capacita para llevarles la unción a otros y sostenernos a lo largo del camino. La mentalidad firme está llena de gozo y paz porque está gobernada por la fe, la esperanza y el amor.

La unción de aceleración aumentará el amor, el poder y la mentalidad firme en nosotros. La unción de Dios nos llenará de tanto gozo y paz que destruirá el sabotaje mental y el agotamiento con el cual muchos batallaron los últimos años. Nos llenará con su amor y traerá vida a nuestras emociones, nuestro espíritu y nuestro físico. Mientras algunos permiten que las visiones antiguas se alejen y las profecías personales se estanquen, el Señor traerá una nueva revelación acerca de nuestra asignación en este tiempo de nuestra vida. Sin importar nuestra edad, nuestro futuro recién comienza y se soltará una impartición de la unción de aceleración que desatará un rejuvenecimiento en nosotros. Correremos con energías renovadas para buscar la revelación en las alturas.

Nunca antes me sentí tan excitada sobre lo que Dios está haciendo en estos días. Se está formando una revolución de amor como las olas que se generan mar adentro y alcanzan toda la tierra. El primer grupo de olas soltarán una unción de aceleración. El segundo grupo de olas soltará una revolución de amor. El tercer grupo de olas barrerá la tierra y desatará un avivamiento mundial. Creo que podemos ubicarnos para atrapar estos grupos de olas que desatarán “un espíritu y una unción de aceleración”. Se están soltando ahora mismo.

¡Atrapemos la ola!

Julia Loren

1 comentario:

rama.teo dijo...

¿Cuando cree que llegara la "aceleración"a España?