jueves, 29 de diciembre de 2016

“2017: El año del pavo real”


Por Patsy Southway

Mientras buscaba la revelación del Señor sobre el año que viene, me habló para decirme que este sería el año del “pavo real”. Esta ave se menciona por primera vez en la Biblia durante los tiempos de Salomón.

1 Reyes 10:22 dice: “Porque el rey tenía en el mar una flota de naves de Tarsis, con la flota de Hiram. Una vez cada tres años venía la flota de Tarsis, y traía oro, plata, marfil, monos y pavos reales”.

Leí que el pavo real simboliza visión, despertar, vigilancia y realeza. Mientras pesaba estas cosas y pensaba acerca de los pavos reales, el Espíritu Santo continuó hablándome sobre el despliegue de las plumas del pavo real. Si alguna vez observe a un pavo real desplegando sus hermosas plumas, hay algo maravilloso y elegante en todo ese proceso.

Asimismo la manifestación de la gloria de Dios será de tal manera que veremos como nunca antes un aumento y extensión en nuestro territorio, abundancia, generosidad y justicia, en una dimensión abrumadora del amor de Dios que la mayoría de nosotros nunca ha visto.

2016, sentido y más allá
A principios de este año, el Señor me entregó una palabra acerca del número veinte en Juan 10:10 (vida en abundancia) y el dieciséis como el doble ocho, los nuevos comienzos. El 2017 será una continuación de Juan 10:10 y la vida será parte de la manifestación de la abundancia y la generosidad de Dios en este próximo año.

Isaías 43:6-7 dice: “Al norte le diré: ‘¡Entrégalos!’ y al sur: ‘¡No los retengas! Trae a mis hijos desde lejos y a mis hijas desde los confines de la tierra. Trae a todo el que sea llamado por mi nombre, al que yo he creado para mi gloria, al que yo hice y formé’”. ¡El profeta Isaías establece que el pueblo de Dios existe para manifestar su gloria!

Isaías 42:8 dice: “Yo soy el Señor; ¡ése es mi nombre! No entrego a otros mi gloria, ni mi alabanza a los ídolos”.

Muchos de nosotros estuvimos atravesando grandes tiempos de desafíos en muchas áreas de nuestras vidas durante los últimos años. Sabemos sin duda que fuera de Él no podemos hacer absolutamente nada (Juan 15:5). Cuando la manifestación de la gloria de Dios, la provisión abundante de Dios y la creatividad de Dios para emprender negocios se comiencen a desplegar, sabremos que todo lo que ocurre se debe a que fuimos disminuidos en Él, como una preparación para ser enaltecidos.

Pude ver en el espíritu que muchos hijos e hijas no solo accedían a lugares de gran influencia. Como José, había algunos que estaban involucrados en la transferencia de riquezas que Dios preparó de antemano. También pude ver la provisión sobrenatural como la norma mientras las distracciones del enemigo, especialmente las concernientes a las finanzas, eran quebradas y removidas. Los hijos de Dios eran como la gente descripta en Hechos 2:44-45: “Todos los creyentes estaban juntos y tenían todo en común: vendían sus propiedades y posesiones, y compartían sus bienes entre sí según la necesidad de cada uno”.

La cola del pavo real
Las plumas de la cola del pavo real con frecuencia miden casi dos metros de largo, como un ventilador enorme de belleza y elegancia. Cuando se despliegan las plumas se ven como si fueran muchos ojos. Creo que Dios nos está entregando una medida mayor de visión. Esto no estará reservado solo para unos pocos, es para todos los hijos e hijas de Dios que anhelan la manifestación del Reino, en la medida que lo desea el Señor. ¡Pude ver a muchos, muchos profetas que entraban en sus años de florecimiento! Estas serán puertas y ventanas abiertas, con frecuencia abriéndose como un efecto dominó, mientras Dios supera las visiones y las expectativas más radicales.

Un tiempo de puertas abiertas
La semana pasada mientras estaba en un hotel en Israel, dos días antes de mi regreso, mi amiga se despertó temprano en la mañana y fue hacia el baño. Pude oírla regresando a su cama. Luego oí que se abría la puerta del cuarto del hotel. Pensando que ella había decidido ir a caminar temprano, me desperté y decidí ir al baño. ¡Mientras salía de la cama pude ver que la puerta de nuestro cuarto estaba abierta! Me sentí perturbada y le hablé a mi amiga acerca de esto. Ella me dijo que no estaba abierta cuando se había levantado para ir al baño unos minutos antes. Mientras caminaba hacia el baño, el Señor me dijo: “Esta es una puerta abierta para ti, Patsi. Estoy abriendo muchas puertas justo ahora. Prepárate para caminar a través de ellas sin distraerte”.

¡Una señal! Ese mismo día caminamos hacia la puerta de Jaffa, cerca del Muro de los lamentos en Jerusalén, para enviar algunas postales. Mientras recorríamos algunas tiendas y negocios, pude ver un pañuelo hermoso con un pavo real. Estaba cosido a mano sobre una tela color púrpura y lo compré.

¡El 2017 será el año del pavo real!
El 2017 será el despliegue de la manifestación de la generosidad, el amor, la compasión y el cumplimiento de las promesas de Dios. Esto ocurrirá mientras nos movemos más y más en la dimensión sobrenatural, viendo lo que el Padre está haciendo y diciendo (Juan 5:19), así como lo hizo Jesús. Luego experimentaremos la plenitud de lo que Él nos prometió. 

Patricia Southway

(www.elijahlist.com)

3 comentarios:

Sigi Garcia dijo...

Amén, lo recibo.

Perla Massiel Santana dijo...

Poderosa profecía, muchas bendiciones hermana, que Dios siga trayendo revelación, entendimiento y palabra de ciencia a tu espíritu.

Perla Massiel Santana dijo...

Poderosa profecía, muchas bendiciones hermana, que Dios siga trayendo revelación, entendimiento y palabra de ciencia a tu espíritu.