jueves, 27 de agosto de 2015

“¡El cambio está en el aire!”

 Por Lana Vawser

 

clip_image002Cantares 2:11-13 dice: ¡Mira, el invierno se ha ido, y con él han cesado y se han ido las lluvias! Ya brotan flores en los campos; ¡el tiempo de la canción ha llegado! Ya se escucha por toda nuestra tierra el arrullo de las tórtolas. La higuera ofrece ya sus primeros frutos, y las viñas en ciernes esparcen su fragancia. ¡Levántate, amada mía; ven conmigo, mujer hermosa!.

 

Traducción de la pasión

Recientemente estas palabras estuvieron incubando en mi corazón: “El cambio está en el aire”. Esto desarrolló en mí un sentido de expectativa. En una mañana reciente, estas palabras llenaron tanto mi corazón y mi mente que las sentí como la “primavera”. Lo nuevo nos está rodeando. Mientras meditaba y pensaba acerca de cuánto sentía como la “primavera” en mi espíritu, pude oír al Señor que decía: “Nuevas cosas están comenzando a manifestarse, son cambios que serán trampolines hacia nuevas puertas”.

 

Hubo una sensación que me rodeaba, como que la estación había cambiado. La encrucijada para muchos está ocurriendo. La esclavitud, las luchas y las dificultades para tratar de “mantener su cabeza fuera del agua” en el día a día, y la pesadez y la debilidad del conflicto, en este momento comenzó a transformarse en un nuevo nivel.

 

clip_image004Una puerta con el cartel de “cambios”

Pude ver al Señor llevando a su pueblo a través de una puerta llamada “cambios”, y mientras se movían a través de estas puertas, estos cambios producían tremendas aperturas y provisión que en realidad los establecían en un trampolín para creer y pelear por mucho más que antes. Esto no era desde un lugar de “dolor y tribulación”, sino desde un lugar de expectativa excitante por ver ocurriendo mayores imposibilidades y milagros. Estos cambios que el Señor está provocando en su pueblo no solo traerán tremendas aperturas, manifestación de promesas, provisión radical, visiones del futuro y esperanza como nunca antes (Jeremías 29:11); implantarán en el pueblo de Dios una semilla mucho mayor por lo imposible.

 

Se están produciendo cambios sobre el pueblo de Dios que serán unos de los mayores cambios que hayan visto. Hubo demasiada poda para preparar al pueblo de Dios para moverse hacia estos cambios. Pero la poda era demasiado necesaria porque nos posicionó para su aumento, su promoción y su apertura. Fuimos perfectamente establecidos ahora para movernos hacia dimensiones mayores de fe, para creer por cosas mayores y ver su manifestación.

 

La vida cambiará rápidamente para muchos de ustedes, se sentirán como si fueran a dormir por la noche con un estado de cosas y se despertaran a la mañana siguiente sintiendo que todo cambió y están viviendo en sus sueños. Sentí que el Señor decía que muchos en su pueblo, mientras los guiaba, mientras se mantenían fieles y obedientes, continuamente profundizaban en su corazón y seguían su voz hermosa; ¡literalmente verán que sus sueños se hacen realidad de la noche a la mañana!

 

¡Él ya ha visto todo!

Hubo una presión tan intensa, una intensidad tan grande en este tiempo, pero como no bajaron los brazos, están parados en el umbral de los cambios. ¡Cambios gloriosos! ¡El cambio está en el aire! Lo que el Señor les dice y mucho más, los espera al otro lado de su perseverancia y su fe. Cada vez que dijeron sí, cada vez que se negaron a bajar los brazos, cada oración que hicieron, cada vez que pusieron un pie delante del otro, cada vez que se deleitaron en Él,  alabándolo y adorándolo; ¡Él lo ha visto todo! Él ha visto todo lo que sembraron y no les dio vuelta la cara, guardando cada semilla en su corazón para hacerlas germinar y ahora producirá más abundancia de la que pudieron soñar.

 

clip_image006¡Efesios 3:20 es el estandarte sobre sus vidas!: Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros. Estos cambios no solo serán mayores y más maravillosos de lo que imaginamos, no solo volverán a manifestar el amor, la fidelidad y la provisión de nuestro maravilloso Papá Dios como dador abundante; nos alineará con nuestro destino.

 

Algunos de estos cambios sobre ustedes los impulsará hacia el siguiente paso de su destino. Caminar a través de esta puerta llamada “cambios” con Él en el espíritu, cambiará todas las cosas. Prepárese para un cambio radical, glorioso, celestial y transformador en su vida que lo llevará hacia una dimensión de encuentros gloriosos con nuestro Padre Bueno.

 

Lana Vawser

(www.elijahlist.com)

No hay comentarios: