martes, 2 de mayo de 2017

“Deshágase del espíritu de Pitón en el fuego”


Por Christy Johnston

¿Alguna vez sintió como si se distrajera con facilidad de su propósito y su visión? ¿Se sintió desgastado y abatido en los últimos meses? ¿Comenzó el año con fuerzas, pero en algún punto del camino sintió como si lo golpeara un viento de frente, tanto desde sus circunstancias o solo porque se sintió débil y exhausto, sin explicación?

Esto describe con detalle nuestra propia experiencia durante los últimos meses. Creo que el Espíritu Santo me guio a la historia en Hechos 16:16-40 para darme las herramientas correctas para oponerme a lo que vino en contra de nosotros y quiero compartirlas con ustedes. Creo que muchos en el Cuerpo de Cristo estuvieron enfrentando la resistencia del espíritu de Pitón. Hechos 16:16 dice: “Una vez, cuando íbamos al lugar de oración, nos salió al encuentro una joven esclava que tenía un espíritu de adivinación. Con sus poderes ganaba mucho dinero para sus amos”. 

“La oración literalmente deshace los ataques contra nuestra vida y arroja a la serpiente hacia los fuegos de Dios”.

Este verso y los que siguen nos hablan sobre los efectos del espíritu de Pitón. Quiero darle un breve resumen acerca del espíritu de Pitón. El énfasis de esta palabra no es Pitón, sino las herramientas y estrategias sobrenaturales que surgen de estos versos que Dios nos entregó para vencer y ser libres de esta opresión demoníaca.

Acerca de Pitón
Pablo y Silas iban a la casa de oración, pero fueron desviados de su camino por esta esclava. El espíritu de Pitón busca distraernos y esclavizarnos. Su objetivo es distraer a los que van a la oración, aquellos que siguen el camino hacia sus llamados. Quiere mantenernos fuera del lugar secreto por medio de distracciones y perturbaciones. Arrojará circunstancias y diversiones sobre nuestro camino para que nos enfoquemos en el ruido y nos apartemos del camino que nos lleva al Padre en oración. Pitón opera por medio de falsas profecías y engaños. El verso 18 dice: “Así continuó durante muchos días. Por fin Pablo se molestó tanto que se volvió y reprendió al espíritu: ¡En el nombre de Jesucristo, te ordeno que salgas de ella! Y en aquel mismo momento el espíritu la dejó”.

A primera vista, esta afirmación parece un poco confusa porque parece verdadera, pero seamos claros: el enemigo distorsionará la Palabra de Dios para sus propósitos, burlándose y provocando, como lo que ocurrió aquí. Las ambiciones de Pitón buscan disminuirnos por medio de las burlas. Nos escarnecerá personalmente, se burlará del llamado de Dios para nuestra vida y cuestionará si son posibles los sueños en nuestro corazón. Gritará sobre nosotros implacablemente hasta que, como ocurrió con Pablo, nos sintamos debilitados y muy frustrados. Nos acusará en público y nos rodeará con gente mentirosa y juzgadora.

Pitón también buscará exponernos, desnudarnos y golpearnos hasta que seamos despojados (ver Hechos 16:22). Su intención es robarnos y desviarnos de nuestro destino, enredando sus mentiras alrededor de nuestro corazón hasta que finalmente quedamos esclavizados por sus cadenas. ¡Pero no necesitamos temer! Mayor es Aquel que vive en nosotros que el que vive en este mundo (ver 1 Juan 4:4). 

Claves para vencer al espíritu de Pitón
1. Declare su autoridad
Muchos de nosotros cuando enfrentamos la oposición, tenemos la tendencia de escapar de la confrontación, en lugar de enfrentar el temor que tenemos por delante. No debemos hablar negativamente de las circunstancias que nos rodean. No podemos distraernos por el ruido del momento, porque solo nos debilitará. En lugar de ello, debemos enfocarnos en quiénes somos en Cristo y declarar nuestra victoria en su Nombre. Pablo nos muestra cómo confrontar este ataque con firmeza (ver Hechos 16:18) y finalmente apartarnos de la distracción, ordenándole que se vaya en el Nombre de Jesucristo.

Apocalipsis 12:11 dice: “Ellos lo han vencido por medio de la sangre del Cordero y por el mensaje del cual dieron testimonio; no valoraron tanto su vida como para evitar la muerte”. Una de las mayores armas que tenemos es la palabra de nuestro testimonio. Al declarar el Nombre de Jesús, su sangre nos hace (como hijos e hijas del Altísimo) inherentemente victoriosos sobre el enemigo en todo tiempo, pero necesitamos declarar nuestra autoridad.

2. ¡Eleve su canto de victoria!
Si usted se sintió abatido y los lazos de la desesperación estrangularon la vida de sus sueños y esperanzas, es el tiempo para cantar. Más allá de las circunstancias que vinieron en su contra, su canción de adoración al Padre es un arma de guerra de los Cielos para hacer estallar la atmósfera de pesadez.

En Hechos 16:24, vemos a Pablo y Silas en prisión después de su batalla contra Pitón, con sus pies y sus manos atadas. Una versión de las Escrituras dicen que estaban “impertérritos”. Comenzaron a cantar y sus canciones de adoración cautivaron a todos los presos de la cárcel. Hechos 16:26 dice: “De repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos. Al instante se abrieron todas las puertas y a los presos se les soltaron las cadenas”.

“El espíritu de Pitón busca distraernos y esclavizarnos. Su objetivo es distraer a todos los que siguen su camino de oración, los que están en el camino hacia su llamado”.

Nuestro canto de victoria antes de la apertura viene para sacudir literalmente los fundamentos del terreno y el cielo, quebrando todas las cadenas que nos impidieron avanzar y cada puerta que nos mantuvo encerrados. Salmo 108:2 dice: “¡Despierten, arpa y lira! ¡Haré despertar al nuevo día!”. Nuestra canción hará que la luz penetre en medio de la noche.

3. Sacúdasela de encima
Creo que el terremoto fue una señal sobrenatural cuando se sacudieron al espíritu de Pitón. En Hechos 28:3, Pablo se encuentra con otra serpiente, pero esta vez era un animal. Cuando estaban reunidos alrededor del fuego, una serpiente venenosa lo mordió en su mano. Hechos 28:5 dice: “Pero Pablo sacudió la mano y la serpiente cayó en el fuego, y él no sufrió ningún daño”. Entre los pocos predadores naturales que tiene una pitón están las águilas. Tienen diferentes maneras de atacar a las serpientes, especialmente cuando quieren alcanzar a las águilas en sus nidos. Las sacudirán vehementemente o las arrojarán desde una gran altura. No demuestran ninguna misericordia hacia las serpientes y nosotros tampoco deberíamos manifestarla.

La pregunta es, ¿cómo nos sacudimos a las serpientes? ¿Recuerda a Pablo y Silas yendo a orar antes de encontrarse con esta oposición? En Hechos 4:31 vemos un relato asombroso de las manifestaciones de lo que pueden lograr nuestras oraciones: “Después de haber orado, tembló el lugar en que estaban reunidos; todos fueron llenos del Espíritu Santo, y proclamaban la palabra de Dios sin temor alguno”. La oración literalmente sacude los ataques de nuestra vida y arroja a las serpientes en los fuegos de Dios.

Finalmente, no podemos olvidar el milagro increíble de las aperturas que Dios nos prometió luego de esta oposición. Todos los prisioneros que estaban con Pablo y Silas ese día fueron libres. El carcelero y toda su familia le entregaron sus vidas a Jesús. Su apertura no es solo para usted, sino para otros. Aquellos que lo rodean y estuvieron perdidos en cautividad, también deben ser libres por su apertura.

Poderosos, es el tiempo para hablarle a nuestro problema, llevarle nuestras afecciones al Padre y ordenarle a Pitón que se vaya en el Nombre de Jesús. Mientras oramos y levantamos nuestras canciones de adoración, veremos una apertura en medio de la noche y nos sacudiremos todo lo que se estuvo oponiendo.

Nate y Christy Johnston
(www.elijahlist.com)


No hay comentarios: