sábado, 28 de mayo de 2016

“Pioneros: ¡Manténganse cavando sus pozos y no se detengan!”

Por Nate Johnston


Durante estos últimos días pude percibir una agitación en el corazón de Dios por alentar a los pioneros en las naciones. Pude oírlo decir: “¡Manténganse cavando sus pozos! ¡No se detengan! ¡No se detengan!”. Cuando un miembro de la Iglesia en Kansas me envió una palabra sobre “cavar en terreno difícil”, me sentí excitado mientras el Señor confirmaba este tema para levantar a los que llamó a caminar por los planos ocultos del corazón del Señor.

Al día siguiente, el Señor me guio a buscar un artículo en las noticias sobre un hombre de una provincia afectada por una sequía en India, a cuya esposa de una casta inferior le fue prohibido sacar agua del pozo principal de la villa. Pasó 40 días cavando a través de la roca y el terreno duro, hasta que en el día 40 alcanzó una corriente subterránea, con agua más pura que la del pozo principal de la villa. Este nuevo pozo se transformó en el suministro de agua para todas las castas, incluyendo la que excluyó a su esposa.

¿Sabía que lo que Dios está haciendo en usted es exactamente eso?
Muchos de ustedes se sienten como el hombre que está cavando y cavando a través del terreno duro sin un final a la vista, ridiculizados por su disposición a hacer lo que Dios dijo por encima de la voz popular de la multitud. No fue coincidencia que este hombre estuviera cavando durante 40 días. Como el tiempo que Noé y el arca esperaron que la lluvia se detuviera o como una madre que espera 40 semanas para que Nazca su bebé. Quizá usted también se perdió en la espera. Permítame asegurarle que el chorrito que usted ve hoy, un día será un río para las multitudes, incluso para aquellos que no lo comprendieron. ¡Manténgase cavando!

Transportadores de la lluvia de avivamiento
Pocos días después del evento de AzusaNow en Los Ángeles, viajamos para ver a unos amigos en Redding. Me llevaron al acueducto que se extiende desde el norte para cruzar la mayoría del Estado, transportando agua desde las zonas montañosas hacia las áreas que reciben una menor cantidad de lluvias.

Durante la adoración en una de las noches en Bethel, pude volver a ver el acueducto en una visión y el Señor me mostró que está enviando pioneros a la tierra que estuvieron esperando, quienes almacenaron la lluvia de avivamiento y tienen la asignación de exportar el Reino hacia los lugares que están bajo una sequía.

Usted es ese pionero que estuvo esperando. Dios está moviendo sus pies, estableciendo una asignación y una localización geográfica en su corazón. Usted será como un grifo de la gloria del Señor, dispensando el agua fresca de la palabra del Señor que producirá apertura sobre ciudades y regiones que estuvieron sometidas bajo fortalezas.

Flechas rectas de justicia
La semana pasada tuve un sueño donde vi una flecha que era afilada hasta el punto que quedaba muy afilada. Luego pude ver la flecha ubicada dentro de una máquina y el arco estaba siendo enderezado. Pude notar que en uno de los lados de la flecha decía: Isaías 42. Luego pude ver muchas de estas flechas encendidas en fuego y se lanzaban a las naciones. Cuando alcanzaban el terreno, el fuego se desparramaba y consumía todo a su paso.

“Éste es mi siervo, a quien sostengo, mi escogido, en quien me deleito; sobre él he puesto mi Espíritu, y llevará justicia a las naciones. No clamará, ni gritará, ni alzará su voz por las calles. No acabará de romper la caña quebrada, ni apagará la mecha que apenas arde. Con fidelidad hará justicia; no vacilará ni se desanimará hasta implantar la justicia en la tierra. Las costas lejanas esperan su enseñanza” (Isaías 42:1-4).

Cuando me desperté, el Señor comenzó a hablarme sobre lo que está haciendo en los corazones de los pioneros que están posicionados para ser administradores de la justicia en la tierra. Estos pioneros son las flechas del Señor para restaurar la salud del Cuerpo de Cristo y volver a “alinearlos” con su corazón. Estos pioneros estuvieron en un proceso único de ser afilados y enderezados durante los últimos años, pero especialmente este año Dios estuvo apresurando el proceso de preparación para encenderlo en la localización asignada que Él lo llamó a concretar.

Pioneros creativos
Cuando pasaba un tiempo de oración a principios de año, el Señor me dijo: “No me cantes una canción inteligente, cántame una canción honesta”. Quedé deshecho por esta afirmación. El Señor comenzó a mostrarme que está dando a luz la autenticidad en la creatividad en el Cuerpo de Cristo que sería como una revolución para las artes y esto arrastraría a las masas del mundo hacia Jesús.

Esta explosión de nuevas expresiones y temas desde el corazón de Dios, sería un punto de inflexión para lo que Dios estuvo haciendo a nivel cultural para llevar a la gente creativa en la Iglesia fuera de su rutina de falta de pasión e igualmente, la unción creativa en el mundo para los que están desviados.

Existen canciones que se están impartiendo ahora mismo que serán el tema principal del derramar en el que estamos entrando. Hay libros que llevarán a los lectores por un viaje de transformación radical, escenarios que expresarán la actividad del Cielo y serán invitaciones para encuentros, danzas intercesoras para quebrar la desesperanza y el engaño.

Es tiempo para seguir perseverando en el Cielo por lo que el Señor está soltando en esta hora. Seremos cazadores con redes para las cartas de amor que este mundo está reclamando.

Pioneros, aliéntense: ¡Ustedes están en posición para recibir sus promesas!

Nate Johnston
(www.elijahlist.com)


3 comentarios:

Alfonso Ramon Romero Ocampo dijo...

Sin duda cada palabra profética tiene una revelación y una potencia que inspira y prepara nuestro espíritu para saber o recordar en que parte del camino estamos y con paciencia caminamos y guardamos el momento de Dios a través de nuestras vidas, aunque muchos lo leen y no comentan, estas palabras inspiradas fortalecen a tantos. Dios los siga bendiciendo.

Alfonso Ramon Romero Ocampo dijo...

Sin duda cada palabra profética tiene una revelación y una potencia que inspira y prepara nuestro espíritu para saber o recordar en que parte del camino estamos y con paciencia caminamos y guardamos el momento de Dios a través de nuestras vidas, aunque muchos lo leen y no comentan, estas palabras inspiradas fortalecen a tantos. Dios los siga bendiciendo.

Bladimiro Wojtowicz dijo...

Gracias Alfonso por tus palabras, nos inspiran y nos alientan a seguir con este trabajo.
Un gran abrazo